AFP .30 abril, 2019

Con ventaja de 1-0 en la mejenga de ida, Monterrey buscará este miércoles (9 p. m., hora tica) ganar la Liga de Campeones de la Concacaf-2019 ante los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El primer juego de la final estuvo bravísimo, en la vuelta prometen emociones. (Photo by Julio Cesar AGUILAR / AFP)
El primer juego de la final estuvo bravísimo, en la vuelta prometen emociones. (Photo by Julio Cesar AGUILAR / AFP)

El martes de la semana anterior, los Rayados se llevaron la victoria como visitantes en el estadio Universitario con un solitario gol del defensa argentino Nicolás Sánchez en el primer tiempo.

“Aún quedan 90 minutos” dijo el uruguayo Diego Alonso, director técnico del Monterrey, quien acaricia la posibilidad de ser campeón de la Confederación por segunda vez; la anterior sucedió en la temporada 2016-2017 cuando le ganó el título precisamente a los Tigres, mientras dirigía al Pachuca.

“En el primer partido los chicos buscaron llegar a la excelencia e hicieron un gran trabajo. El partido de vuelta estará abierto”, indicó Alonso con reservas.

El Monterrey, que va por su cuarta coronación en la Liga de Campeones de la Concacaf, tendrá la oportunidad y el desafío de cerrar esta final como local en el estadio Bancomer donde, paradójicamente, ha perdido dos finales, ambas de la liga mexicana: la del Clausura-2016 contra Pachuca y la del Apertura-2017 frente a Tigres.

Reconocido en México por haber dirigido durante casi 28 años de manera ininterrumpida y de haber ganado 14 títulos, seis de ellos de Liga, el brasileño Ricardo Ferretti también ha perdido nueve finales, siete de ellas al frente de los Tigres.

Nicolas Sanchez tiene a Monterrey con una mano en el título. (Photo by Julio Cesar AGUILAR / AFP)
Nicolas Sanchez tiene a Monterrey con una mano en el título. (Photo by Julio Cesar AGUILAR / AFP)

De las finales que el Tuca Ferretti no pudo ganar al mando de los felinos, tres son en el plano internacional: dos en la Liga de Campeones de la Concacaf (contra América en 2015-2016 y frente al Pachuca en 2016-2017 y una en la Copa Libertadores (ante River Plate en 2015).

Ferretti confía en lograr la remontada este miércoles y consagrar a sus Tigres como campeones de la Confederación, título que clasifica al Mundial de Clubes de la FIFA.

"Ellos tienen una ventaja de un gol y nosotros tenemos que buscar emparejar. Si logramos anotar el 1-0, la presión hacia ellos aumentaría mucho", espera Ferretti.

El partido se jugará en el estadio Bancomer, que tiene capacidad para 51.000 espectadores.