Infobae.9 diciembre, 2018

El medio electrónico inglés Daily Star señaló que el mediocampista del Arsenal Mesut Özil tiene una adicción al videojuego "Fortnite" que le ha impedido que se pueda recuperar de una lesión en la espalda que sufrió desde el pasado 5 de octubre durante un partido de UEFA Europa League ante el Qarabag.

Varios miembros del Arsenal FC han manifestado lo mismo: Ozil pasa demasiado tiempo jugando a Fortnite. Foto: RPP Noticias
Varios miembros del Arsenal FC han manifestado lo mismo: Ozil pasa demasiado tiempo jugando a Fortnite. Foto: RPP Noticias

El medio británico indicó que en el portal Wasted on Fortnite se reporta que el futbolista alemán registra 5.221 sesiones jugadas con su nombre de usuario. Este sitio web se encarga de informar sobre la cantidad de tiempo y el número de sesiones que juega cada usuario de este videojuego.

“Está trabajando en solitario, no sé si podré contar con él para los próximos partidos”, declaró el entrenador español del cuadro “Gunner”, Unai Emery, en días pasados.

El conjunto londinense jugó este sábado contra Huddersfield Town por la jornada 16 de la Premier League a quien venció 1-0 con gol del uruguayo Lucas Torreira y el futbolista alemán ni siquiera fue convocado para jugar.

El diario alemán Bild consultó a un médico especialista en tratar problemas de espalda y reconoció que pasar muchas horas sentado jugando videojuegos pueda ser la causa de que Özil no se pueda recuperar de la lesión.

Desde que el excampeón del mundo en 2013 aterrizó en Londres para jugar para la escuadra inglesa, muchos fanáticos, expertos en fútbol y leyendas del equipo han criticado el bajo nivel de juego que el futbolista ha mostrado y han llegado a pedir su salida porque no ha mostrado la calidad que se le vio con el Real Madrid.

Incluso, hace unos días el portal británico The Sun sacó a la luz un video en el cual varios jugadores del Arsenal, entre ellos Mesut Özil, se les ve consumiendo la supuesta droga "hippy Crack" e ingiriendo bebidas alcohólicas durante una fiesta en un club nocturno de la capital inglesa.

El consumo de este gas les provocó a algunos integrantes del plantel el desmayo. En el video hasta se al jugador de origen turco con los ojos en blanco mientras cae semiconsciente en un sillón.

Todo un pegue

Este juego ha sido un éxito durante todo el 2018 y ha enfiebrado a muchos, el más famoso, Antoine Griezman.

La famosa L en la frente del jugador del Atlético de Madrid y la selección francesa es en relación al videojuego.

Griezmann llevó el Fortnite a la final del Mundial de Rusia 2018. Foto: El Desmarque eSports
Griezmann llevó el Fortnite a la final del Mundial de Rusia 2018. Foto: El Desmarque eSports

El jugador del Atlético de Madrid le da fuerte a Fortnite junto a su hermano, como reveló tras realizar uno de los inconfundibles bailes del juego en el Santiago Bernabéu y otros muchos estadios cuando anota. El colchonero se colocó la mano en la frente para formar una L con los dedos, un gesto que, esperamos, pasaría desapercibido para el grueso de seguidores del Real Madrid.

Otro futbolero adicto al Fortnite. En las filas del Real Madrid, Dani Carvajal, que también se declara fan del juego y se permite además presumir de haber logrado una elogiable proeza: ganar una partida.

El madrileño inmortalizó su Victory Royale (victoria magistral no es tan sonoro) con una foto publicada en su cuenta de Twitter.

En la Bundesliga alemana el Bayer Leverkusen tiene a dos de sus jugadores (que sepamos) enganchados a los castillos de madera y los bazookas teledirigidas del juego.

El alemán Timo Werner también la pasa en un puro juego en alemania. Foto: The18
El alemán Timo Werner también la pasa en un puro juego en alemania. Foto: The18

El internacional alemán Julian Brandt y su compañero prefieren pelear por la Victory Royale en pareja, a juzgar por la compenetración que mostraron al ejecutar una de las celebraciones del juego en el césped del Volskwagen Arena.

El también alemán Timo Werner, una de las promesas del fútbol europeo también se delató como jugador aficionado a Fortnite con un baile algo más escueto pero igual de reconocible. Le acompañó su compañero de equipo Konrad Laimer, así que a este también lo podemos echar al carro de futbolistas fortniteros.