Sergio Alvarado.14 mayo
Vladi jaló del Saprissa con una victoria que ahora destaca en la recta final del torneo. Fotografía: John Durán
Vladi jaló del Saprissa con una victoria que ahora destaca en la recta final del torneo. Fotografía: John Durán

Las ironías del fútbol arrojaron para este cierre del torneo de Clausura 2019 un muy dato curioso, ya que el único técnico que logró un triunfo en el estadio Carlos Ugalde fue el exentrenador morado Vladimir Quesada, quien verá la final de este miércoles por televisión.

En la fecha seis del campeonato, el Saprissa de “Vla” ganó 2-0 en el patio norteño con goles de Johan Venegas y Jairo Arrieta, victoria que no le sirvió de mucho para mantener su trabajo porque al día siguiente de ese partido lo fumigaron del banquillo tibaseño.

¿Qué pasó con Quesada después de aquella victoria? La Teja le consultó al Saprissa sobre su paradero y nos dijeron que lo reubicaron, pero no nos quisieron decir en qué puesto, tan solo se limitaron a decir que aún sigue en la institución.

Luego de aquel tropezón ante el Monstruo, San Carlos logró hacer de su casa una fortaleza y nunca más volvió a perder, lo más que cedió fue un empate a dos ante Grecia en la fecha 16, el cual ya era dirigido por el dúo de Allan Alemán y Roberto Castro.

De esta manera, Walter “Paté” Centeno, el sucesor de Vladimir luchará por igualar lo que hizo su colega y que significaría meter a la "S" en la gran final del Clausura y evitar que los Toros del Norte celebren su primer título de campeón nacional.

Johan Venegas vacunó a los Toros del Norte en su casa, logro que espera repetir este miércoles Fotografía: John Durán
Johan Venegas vacunó a los Toros del Norte en su casa, logro que espera repetir este miércoles Fotografía: John Durán

Paté ya le ganó una vez a Luis Marín en este torneo, pero fue cuando era técnico de Grecia y como local en el estadio Allen Riggioni. Sucedió en la fecha 5 y los griegos triunfaron 2-1. Después, las otras dos mejengas en que se enfrentaron ambos técnicos terminaron con empates 1-1, ambos en la Cueva.

5 mil personas asistirían mañana al Carlos Ugalde
Otros cien pesos

A pesar que ya ganaron en casa norteña, los jugadores morados reconocen que las circunstancias en este momento son muy diferentes a las de su anterior visita y afirman que más allá de los entrenadores, son los jugadores los que tienen la papa en la mano.

“Es importante saber que logramos sacar una victoria ahí en la fase regular, pero eso es cosa del pasado. Sabemos que San Carlos en su estadio es un equipo muy emotivo y trataremos de ir a controlar el partido y sacar otro triunfo”, indicó el atacante Johan Venegas.

En aquel partido de la primera ronda, el Cachetón vacunó apenas a los diez minutos de partido, por lo que golpear rápido esta vez les podría acomodar la serie de manera muy conveniente, aunque tampoco se van a desesperar en caso de no anotar de forma tempranera.

Marín y Paté tendrán un duelo que acabará con el primer título como técnico en primera división para cualquiera. Foto: Rafael Pacheco
Marín y Paté tendrán un duelo que acabará con el primer título como técnico en primera división para cualquiera. Foto: Rafael Pacheco

Para el volante Marvin Angulo se puede explicar el porqué solo el Monstruo pudo ganar en el Carlos Ugalde.

“La diferencia con respecto a otros equipos es que somos Saprissa, vamos a ir a jugar fútbol, no vamos a ir a pelotear ni a especular, sino a llevar el peso del juego. Nosotros sabemos lo que tenemos que hacer.

“A San Carlos vamos a ir a proponer desde el arranque y a tener posesión de balón porque haciendo un gol podríamos cambiar mucho el planteamiento de San Carlos”, destacó el volante.

Uno que no come cuento en esta final es el volante Michael Barrantes.

“No creo que ellos salgan a jugar al empate o al cero a cero o a jugar con el gol que hicieron de visita. Ellos van a salir a buscar el marco y a tratar de anotar. El equipo que sepa manejar los tiempos del partido es el que tendrá más posibilidad de ganar”, comentó Barrantes.

Ganar de nuevo en el norte sería como matar dos pájaros de un tiro para Saprissa, ya que llegarían a una gran final y demostrarían que el estadio Carlos Ugalde es una plaza en la que los morados saben cómo torear puras tejas.