Tomado de www.marca.com.14 agosto, 2018

El Liverpool no se anduvo por las ramas y denunció a su jugador estrella, el egipcio Mohamed Salah, a la policía del condado de Merseyside por usar el celular mientras manejaba, tal y como lo revelan las imágenes captadas por un aficionado el pasado domingo y publicadas en las redes sociales.

El club de Anfield tuvo conocimiento de los hechos debido, precisamente, a la difusión del vídeo en las redes, según varios medios ingleses.

Las imágenes fueron grabadas por un joven que intentó pedir un autógrafo a Salah mientras éste usaba su celular en una presa.

Un portavoz del Liverpool confirmó el envío del vídeo a las autoridades policiales.

"El club, después de hablar con el jugador, ha dado parte a la Policía de las imágenes y las circunstancias que rodearon su grabación. Además, hemos hablado con Salah al respecto, pero el asunto se tratará internamente. Ni el club ni el jugador harán más comentarios sobre el asunto”, manifestó el portavoz.

En el club inglés no hay chineos para nadie y el egipcio se dio cuenta. / AFP PHOTO / GABRIEL BOUYS /
En el club inglés no hay chineos para nadie y el egipcio se dio cuenta. / AFP PHOTO / GABRIEL BOUYS /

La policía de Merseyside emitió otro comunicado oficial en su cuenta de Twitter. “Hemos tenido conocimiento de un vídeo en el que, supuestamente, se muestra a un futbolista usando el teléfono móvil mientras conduce. Esto se ha trasladado al departamento correspondiente. Gracias por informarnos”, publicó la policía.

Según la legislación británica, ese tipo de infracción está sancionada con pérdida de puntos en la licencia de conducir y una multa de hasta unos 1.100 euros, poco más de ¢731 mil.

La infracción por parte del egipcio se produjo justo un día después del partido entre Liverpool y West Ham, correspondiente a la primera jornada de la liga inglesa, en el que Mohamed Salah anotó uno de los goles de la victoria de los “red” por 4-0.