Karol Espinoza.12 febrero
Julio César Núñez, aficionado mexicano.

¡Amor a primera vista e impregnado en la piel! 💙 Julio César Núñez es un aficionado mexicano que se encuentra de visita en nuestro país. Asegura que desde la primera vez que vino se enamoró del Cartaginés, y lo demostró tatuándose el escudo 🖋🔵

Posted by Club Sport Cartaginés on Friday, February 9, 2018

Julio César Nuñez es de Ciudad de México y por esas cosas raras de la vida, es un seguidor a muerte del Cartaginés, al punto que lleva un tatuaje del club brumoso en su brazo derecho.

A él no le importan las bromas, ni el pésimo momento del club, último de la tabla del Clausura 2018, con apenas tres puntos de 27 disputados, producto de tres empates y seis derrotas.

Su historia de amor hacia Cartaguito empezó hace dos años, cuando vino aquí a conocer a una mujer; sin embargo, terminó decepcionado porque lo engañaron.

"Estando en México conocí a una tica por medio del Messenger. Yo ya conocía Costa Rica y ella me mandaba fotos, nos estábamos conociendo, me decía que viniera y cuando llegué al aeropuerto resulta que no era la persona que se suponía, ella enviaba fotos de otra mujer y me puse a llorar", dijo el azteca de 42 años.

Núñez asegura que de lo mal que se sentía, se montó en un taxi del aeropuerto y le pidió al chofer que lo llevara donde quisiera que no fuera Guanacaste o Herradura y cuando se dio cuenta estaba en la Vieja Metrópoli.

"Me encanta el país, llegué de vacaciones hace 8 días y voy a estar aquí hasta el 6 de marzo", Julio César Núñez, aficionado mexicano del Cartaginés.

Bastó que este vendedor de calzado masculino en México pusiera un pie en la Vieja Metrópoli para que se enamorara de la provincia brumosa, de su gente y lógicamente del equipo centenario.

Núñez quiere ver a su Cartaguito jugando y para eso espera asistir el domingo al juego ante Carmelita. Keyna Calderón.
Núñez quiere ver a su Cartaguito jugando y para eso espera asistir el domingo al juego ante Carmelita. Keyna Calderón.

"Del aeropuerto, el taxista me trajo a Cartago, me dijo que me iba a llevar a un lugar lindo. Conocí la discoteca Sunset, , me tomé unos tequilas, bailaba y lloraba, la gente me preguntaba que por qué lloraba y no me importaba que la gente me viera.

"Ahora tengo muchas amistades y al final me fijé en el equipo; en México le voy al Cruz Azul", explicó el azteca.

En ese viaje, donde le rompieron el corazón, Núñez se antojó de ver fútbol y como era domingo empezó a preguntar, algunos le decían que Cartaginés no servía, que debía seguir a Herediano, Alajuelense o Saprissa.

Sin embargo, el azteca no hizo caso y dio con el estadio "Fello" Meza, por lo que se tomó unas fotos afuera y desde ahí nació el amor.

Nunca ha visto jugar en vivo a los brumosos, solo por Internet, será hasta el fin de semana ante Carmelita que se dará ese gustazo, lo agüevado para el azteca es que a como anda el equipo podría llevarse el primer leñazo como blanquiazul.

Sí es así, no importa, porque Núñez es seguidor del Cruz Azul, equipo que lleva 20 años llevando palo en México y popularizó el término "cruzazulear", que hasta fue incluido al diccionario Larousse con la siguiente definición: "estar cerca, muy cerca de un título y no conseguirlo, perder con torpeza". ¡Con razón se hizo brumoso!

"Me siento contento de seguir al Cartaginés, soy aficionado al fútbol y al boxeo", Julio César Núñez, aficionado mexicano del Cartaginés.

Además, el hecho de que desconocidos de Cartago le echaran una mano y le dieran apoyo después de la decepción amorosa, incrementaron su cariño por el club.

"Actualmente estoy en la casa de una amiga en Birrisito de Cartago, la quiero como una hermana", indicó el comerciante, al que no le molesta el clima frío que a veces hace en la provincia blanquiazul.

A Núñez se le pegó la fidelidad que caracteriza a los cartagos, por lo que ve los juegos del equipo por Internet y sobre el escudo tatuado en su brazo derecho, contó que se lo hizo hace dos años en México, duraron cinco días en eso porque se lo hizo a poquitos y pagó más de ¢115 mil.

El azteca nos mostró el tatuaje en honor al club brumoso. Keyna Calderón
El azteca nos mostró el tatuaje en honor al club brumoso. Keyna Calderón

"Quise hacerlo por agradecimiento al club, al fútbol; son mis amores", indicó el fiebre, quien no se enoja por las burlas, al contrario, está seguro que algún día Cartaginés será campeón.

"La fe es la fe, ya quisiera más de un equipo estar en Primera División como Cartaginés", dijo como buen nuevo brumoso.

Del actual pésimo rendimiento blanquiazul, donde Cartaguito no ha ganado un solo partido en este torneo y son últimos de la tabla, con tres puntos, Núñez dijo que es un hecho que andan mal, que hacen falta más patrocinadores y que los jugadores suden más la camiseta.

Quiere conocer a los futbolistas
A Núñez no le importa que Cartaginés sea último de la tabla y no haya ganado un partido. Fotografia: John Durán
A Núñez no le importa que Cartaginés sea último de la tabla y no haya ganado un partido. Fotografia: John Durán

Aunque pueda parecer extraño que un extranjero quiera tanto a un club como el brumoso, el cual no es campeón desde hace 77 años, para Julio sería un sueño hecho realidad conocer a los futbolistas y tomarse fotos con ellos.

"También que me regalen una camiseta autografiada para enmarcarla y ponerla en mi casa con otras que tengo del Cruz Azul", añadió el mexicano.

De momento, ya dio un paso y la semana pasada fue al Fello Meza, donde el departamento de prensa le hizo un pequeño video contando su historia y lo compartió en el Facebook oficial del club.