Andrés Mora.4 marzo
Paté no podrá quedarse cruzado de manos y menos después de esa ofensa a su afición. Fotografía José Cordero
Paté no podrá quedarse cruzado de manos y menos después de esa ofensa a su afición. Fotografía José Cordero

Parece muy pronto como para que Wálter “Paté” Centeno se meta a terreno minado, pero él solito se atrevió a iniciar ese incierto recorrido al tirarle a la afición, la cual le ha puesto el pecho a la balas para respaldarlo como técnico del primer equipo desde que lo nombraron, el pasado 4 de febrero.

La derrota por goleada ante Tigres en Liga de Campeones, los fiebres no se la achacaron a Paté, quizás por el poco tiempo que lleva al mando del cuadro tibaseño, pero las palabras de Centeno después de la victoria (1-0) ante Carmelita este domingo en el estadio Rafael Bolaños, donde en algunos momentos se escucharon silbidos en contra del Monstruo, sí cayeron como una patada en la espinilla para muchos fiebres morados. ¡Y eso que ganaron!

“¿Cómo tomo las silbatinas de los aficionados? Sin miedo, que silben; ellos no juegan. La afición no se puede meter a jugar el partido y aunque los aficionados son importantes, ellos deben entender que hay una idea de juego, que deben tener paciencia. Esa idea nos puede llevar muy lejos”, les mandó a decir Wálter.

Lucha por el liderato
El Monstruo está tercero en la tabla de posiciones, a tan solo un puntos del líder Grecia y con un partido menos (contra Herediano). En la próxima jornada enfrentará a Guadalupe en condición de visitante en el estadio Joaquín “Colleya” Fonseca.

Si bien ese comentario todavía no ha roto la relación afición - técnico, los seguidores morados le lanzan señales de advertencia para que el técnico que tanto quieren no empiece a faltarles el respeto.

“Creo que Paté lo último que debe hacer es echarse a una afición que lo idolatra encima, debe ser más precavido porque si bien la afición no juega como él dice, es la que apoya o no al entrenador de turno. Es cierto que los aficionados debemos tener paciencia porque la idea del técnico no se va a dar de la noche a la mañana, pero tampoco quiere decir que vamos a soportar todo”, comentó el moradazo, Óscar Bonilla.

“Los resultados deben acompañar al equipo, por momentos el sistema pareciera lento, cansino, pero es el sistema que le funcionó en Grecia y por eso se contrató, hasta ahora se ve la idea del técnico en la cancha y creo que debemos apoyarle, pero Paté también debe respetarnos, mientras el idilio dure”, agregó.

Para Esteban Vargas de Nación Morada, estas palabras del entrenador lo dejan sorprendido.

Todo parecía ir muy pura vida, pero el mismo Walter lo empezó a echar a perder. Foto: Rafael Pacheco
Todo parecía ir muy pura vida, pero el mismo Walter lo empezó a echar a perder. Foto: Rafael Pacheco

“Sorprenden, sobre todo por el tarro de miel que le ha tirado la afición a él y viceversa. Tal vez tuvo que haber pensado mejor sus palabras. Es decir, él tiene razón, la afición no juega, pero pudo haberlo dicho diferente. Él pudo haber pedido paciencia y hasta pudo haber dicho algo así como: ‘Hay que acostumbrarse, porque es lo que yo quiero del equipo’. La cuestión es que las palabras usadas no fueron las mejores”, señaló Esteban.

Wálter tendrá que ponerle ahora más de la cuenta para sacar los resultados en el cierre del clausura sin tanto problemas, pues sus comentarios ya dejaron picados a más de uno, quienes en dos toques lo pueden hacer bajado del pedestal, solo por no tener cuidado al expresarse.

“Paté es mi ídolo, pero nunca debió haber dicho eso. Él jamás puede decir que la afición no juega porque se sabe, hasta internacionalmente, que la afición en la Cueva es la que más juega mediante su apoyo y por eso tiene ese peso el estadio”; comentó Hosseman Hernández, quien luce en una de sus piernas un tatuaje con el 8 del “Rey Paté”.

“Yo lo escuché y no podía creerlo, es increíble que un ídolo de la casa como Centeno, uno de los más grandes, dijera semejante estupidez, porque es una estupidez referirse así a la afición”; indicó Hernández.