Andrés Mora.28 octubre, 2018

Muchos morados se pregunta qué se hizo Jordan Smith porque hace siete meses no se sabe nada del lateral derecho de Saprissa.

El jugador de 27 años tiene una extraña lesión de cartílago de la que se solamente se ha hablado un par de veces (una vez el doctor morado y otra Vladimir Quesada).

Saprissa ha extrañado al lateral cuando tiene bajas por otros lesionados o expulsados. Fotografía José Cordero
Saprissa ha extrañado al lateral cuando tiene bajas por otros lesionados o expulsados. Fotografía José Cordero

El doc del Monstruo, Esteban Campos, habló en específico de Smith el pasado 31 de julio, hace casi tres meses, cuando comentó que el futbolista empezó a desarrollar una enfermedad de cartílago en su rodilla derecha, por la cual le hicieron una artroscopia que no parece haber solucionado el problema.

“Es una lesión que tiene un cuidado especial, los riesgos que se corren son altos, si nosotros no garantizamos que ese cartílago se desinflame totalmente las consecuencias pueden existir y podría complicar la evolución del jugador”, explicó Campos y desde entonces es lo único que se sabe del caso.

El último partido de Smith fue el 18 de marzo en el estadio Ricardo Saprissa, cuando el Monstruo empató 1-1 contra el Herediano, por el torneo de clausura 2018.

“Muy posiblemente por el impacto sostenido sobre su rodilla empezó a inflamarse y a tener derrames articulares a repetición”, Esteban Campos, doctor del Saprissa.

El doctor Willy Gálvez le dio una luz de esperanza a Jordan en su recuperación, pues aunque no conoce en detalle el caso, sí tiene claro que ante panoramas poco alentadores futbolistas ticos han salido adelante. Eso sí, habla claro también de lo complicado que es lesionarse en esta área.

“Paulo Wanchope, Gilberto Martínez, por ejemplo, tuvieron lesiones de cartílago y pasaron por muchas clínicas mundiales porque no es sencillo, también Álvaro Saborío; se hace difícil, sobre todo para futbolistas, salir adelante, hay que tener mucha paciencia, es necesario tener mucha calma, porque una lesión de cartílago puede ser el fin de la carrera”, comentó Gálvez.

“Existen muchas técnicas para reparar, no sé cuales han aplicado en el caso de Jordan, por lo general se termina en un injerto”. doctor Willy Gálvez.

“En los países desarrollados se utilizan técnicas que son muy caras, pero en esta parte del mundo no se ven”, agregó el antiguo doctor de la Sele.

El problema es que el cartílago es una parte del cuerpo que no se regenera.

“Hablemos de la anatomía básica que forma una rodilla, tiene tres huesos, fémur, tibia y rótula, esos son los huesos, ahora tenemos por dentro, que Dios inventó dos estructuras muy importantes para que la rodilla actúe, una que es como un empaque y se llaman meniscos interno y externo, pero también inventó una sustancia que envuelve los extremos de los huesos y tanto fémur como tibia están envueltos y eso se llama cartílago”, explicó don Willy.

Siempre va pero poco se deja ver Jordan Smith cuando hay juegos en la Cueva. Foto: Rafael Pacheco
Siempre va pero poco se deja ver Jordan Smith cuando hay juegos en la Cueva. Foto: Rafael Pacheco

“Es como la gelatina pero más fuertecita, si ve un trozo de gelatina es así, pero de menos de un centímetro, se desarrolla desde que somos concebidos hasta que dejamos de crecer, pero si se rompe o lesiona el cartílago, no regenera, equivocadamente algunos dicen que hay sustancias regeneradoras y eso es mentira, solo Dios que baje de su cruz puede regenerarlo”, indicó.

Según Gálvez, en Costa Rica solo hay tres maneras de solucionar estas lesiones, una es compactar el cartílago y cubrir el defecto.

La segunda es hacer microperforaciones para que sangre y produzca un tipo de grano que cubra el hueco del cartílago y quite el dolor.

La tercera es el injerto de cartílago que es sacar de una parte de no apoyo cartílago sano y sembrárselo, si no es mayor de un centímetro no debería tener problema.

“Dependiendo de la fuerza y longitud de la rodilla puede ser que al cartílago le cueste cicatrizar, la lesión de cartílago limpia y pura, normalmente sucede en el jugador que tiene como antecedente una lesión de menisco porque está hecho para cuidar”, indicó Gálvez.

El doctor del Sapri comentó que Jordan tenía algunos derrames, Gálvez explica que tendrían que haberlo revisado de nuevo e intentar otro procedimiento, y que en estos casos siempre termina en injertos.

Además de futbolistas que reciben golpes muy duros, las personas corvetas o con los pies torcidos son propensos a sufrir de esto.

La Teja intentó hablar con el Jordan, pero no se nos autorizó conversar con el futbolista.

La única vez que Quesada habló del caso de Jordan Smith fue antes del primer clásico del torneo, el cual se jugó el 2 de setiembre, pero no profundizó en nada sobre la lesión, solamente dijo que al igual que todos los lesionados quiere jugar un partido como estos y que lo había visto identificado apoyando a sus compañeros.