Por: Silvia Núñez.   1 julio
La presentadora dice estar muy orgullosa de su madre por la valentía con la que ha enfrentado la enfermedad. Facebook

La expresentadora de televisión Glenda Peraza se ha dedicado en los últimos meses a complacer los deseos de su madre, quien se encuentra enfermita debido a un cáncer.

Uno de esos gustos de doña Ana Isabel Peraza era hacerse un tatuaje y su hija la complació.

Para hacer el momento más memorable Glenda y su hija, Kianny Berry, también se hicieron unos muy parecidos en los brazos, en honor a su ser querido.

Glenda contó en su cuenta de Instagram que su “Orquídea”, como le dice de cariño a su mamá, decidió hacerse un infinito con tres corazones que serían sus hijos, Orlando (el mayor), Jehivis (el menor) y ella (la del medio).

Este es el tatuaje que se hicieron juntas. Instagram

Glenda y Kianny pintaron en su piel un infinito con la palabra familia, en inglés.

“Cuando alguien se tatúa este símbolo, quiere recordarse cada día al verlo, el sentimiento por el que se hizo ese tatuaje para siempre. Simboliza la eternidad, el empoderamiento y el amor eterno, que el principio y el fin están unidos en uno solo”, explicó Peraza.

En un video que Glenda grabó mientras la tatuaban, doña Ana mencionó que se sentía “superbién” y que quería marcar su piel porque está “aprovechando al máximo lo que le queda de vida”.

Ver más!
Su salud ha decaído

En agosto de 2019 la expresentadora de Divas pero divinas había contado que el cáncer cerebral que tiene su mamá no tiene cura y que lo único que quería era dedicarle calidad de vida. De hecho, esta fue una de las razones por las que renunció al espacio en abril pasado.

“Mi madre dice que ella es una orquídea porque siempre son bellas aún cuando están muriendo”, Glenda Peraza.
La salud de doña Ana Isabel ha decaído mucho lo que tiene muy dolida a su hija y familia. Instagram

La modelo contó este martes en sus redes sociales que la salud de su mamá ha venido en decayendo, al grado que ya no puede caminar. Pese a la dura situación, Glenda decidió escribir un mensaje lleno de fe y esperanza para todos sus seguidores.

“Esto lo escribo con un nudo en lo más profundo de mi ser, porque vivir esto no es fácil, que te lo cuenten es otra historia. Mi deseo de ser mejor en este mundo es cada día más grande porque a eso vinimos, a dar lo mejor desde su vitrina, que todas son necesarias. Son muchas crisis las que estamos viviendo, no solo es la crisis del COVID-19, son muchas más. Por eso, y porque somos polvo, amemos más, perdonemos más, abracemos más, respetemos más, saca ese odio que a veces reflejas a los demás porque es lo único que tienes para dar”, escribió.

En el 2018 su madre fue sometida a una complicada cirugía para extraerle el tumor, sin embargo, meses después recibieron la dura noticia de que el cáncer había vuelto.

Es a raíz del ejemplo de vida y la valentía de que ha mostrado su madre que la exmodelo tomó como suya la frase “un día a la vez”.

Glenda no ha dejado de recibir mensajes de apoyo de sus más de 287 mil seguidores en Instagram.