Farándula

Esposa de Paté opina de supuesta reacción racista del entrenador

La bella concursante de Señora Costa Rica conversó con La Teja durante la presentación oficial de las candidatas

Janessa Salas disfruta al máximo la posibilidad de concursar en Señora Costa Rica, pero ser la esposa de una figura como Wálter “Paté” Centeno la coloca a veces en el ojo del huracán.

La bella concursante conversó con La Teja durante la presentación oficial de las candidatas y opinó sobre la polémica que pringó a su marido luego de que el jugador Jossimar Pemberton denunciara que el entrenador morado le dijo “negro, sos remalo” al medio tiempo de la mejenga entre Limón y Saprissa el jueves anterior.

Por ese hecho Centeno tendrá una audiencia ante el comité disciplinario de la Federación de Fútbol este viernes y en caso de demostrarse que cometió racismo se expone a una sanción de hasta ocho partidos.

–¿Cómo está viviendo la experiencia de Señora Costa Rica?

Es mi primera vez en esto y la verdad es que la adrenalina que sentía al escuchar los gritos de todos los familiares es impresionante, es algo que se iba elevando cada minuto, es una experiencia que nunca voy a olvidar.

Al estar casada con un hombre tan competitivo, tan disciplinado, tan ganador porque la verdad es que, aunque no siempre quede de primero, eso es lo que es, yo he aprendido a hacer lo mismo. Compito con ellas pero en realidad es conmigo para sentirme cada vez más segura de lo que soy y de lo que puedo lograr.

–¿Qué la movió a meterse al concurso?

Quiero aportar muchísimo a la causa y son sacrificios de tiempo, de dietas y de deporte, pero siento que hay que hacerlo para poder ayudarlos.

–¿Siente presión extra porque su esposo es tan conocido?

No siento presión, compito conmigo misma independientemente de cómo está el resto de las catorce mujeres, yo tengo que ver mi mejor versión. Me siento más segura, espontánea, ya ahora entiendo a mi esposo cuando levanta las copas y grita y a todas esas personas que han ganado algún premio en su vida. Hoy siento, sin haber ganado nada, esa adrenalina que hay.

–Él no pudo asistir a la presentación por estar en El Salvador (Saprissa jugó el miércoles allá), ¿cree que vaya a estar para la gran final el 8 de octubre?

No hemos revisado fechas, espero que esté. Si por alguna razón hay algún partido y tiene que viajar, esperamos que pueda llegar aunque sea al último minuto. Pero la idea es que me pueda acompañar, igual sé que dónde esté, él me va a apoyar porque el apoyo viene desde la casa no solo la presencia física.

–¿Le dio algún consejo para la presentación?

–Él me dijo: ‘vaya y se agranda, usted sabe a lo que va’. Es un consejo bonito, no es de arrogancia ni de prepotencia sino de vaya y cómase el mundo. Tengo que darme cuenta si me ha pasado algunos de esos dones de ganar que él siempre tiene.

–¿Qué opina de la denuncia que le hicieron de supuesto racismo?

La frase que se dice que dijo yo no le veo nada de racismo. Mi esposo tiene un montón de amigos y amigas negras. Yo siempre le he dicho a él que si no tenemos otro hijo quiero adoptar a un niño de color porque me fascinan, creo que lo que están haciendo es pura bulla. Wálter no tenía las intenciones de verse como alguien racista.

Si él hubiera dicho ‘eres remalo porque eres negro’, ahí sí hay racismo, pero lo que dijo fue como sentirse en confianza y listo.