Farándula

Maricruz Leiva se sintió abandonada por Dios pero su amiga Mariamalia Jacobo la hizo recuperar la fe

La periodista confesó que sintió en su corazón que se iba a morir y que sus oraciones no eran escuchadas

La expresentadora de “7 Estrellas” Mariamalia Jacobo se convirtió en un verdadero ángel en la vida de la periodista Maricruz Leiva, quien estuvo internada en el hospital San Juan de Dios casi a punto de morir debido a una mala praxis que sufrió en una cirugía estética en agosto del año pasado.

Por primera vez, Leiva abrió su corazón para confesar que estando internada en la Unidad de Cuidados Intensivos perdió toda la fe en Dios y acepta que llegó a creer que se iba a morir.

Pero según contó, fue su excompañera del programa de Teletica quien la ayudó a recuperar sus creencias luego de una llamada que tuvieron cuando salió de una de las primeras operaciones que le hicieron para quitarle la piel carbonizada.

Hoy, tres meses después de haber salido del hospital, Leiva recordó que lo más duro de todo este proceso que está viviendo, tras tener una fallida liposucción en su abdomen y espalda, es el haberse sentido abandonada por Dios, pues ella sentía que sus oraciones no eran escuchadas.

“Yo sabía que me iba a morir, yo lo sentía. No hay corazón que engañe a su dueño y me lo anunciaba. Sentía que Dios me decía ‘te vas a morir’, yo rezaba y la respuesta era que ya me iba a morir. Sentía literalmente a la muerte aquí a la par mía cuando estaba en Cuidados Intensivos, que ella estaba ahí esperándome. Veía morir gente todas las noches y no sabe lo duro que fue eso”, relató a La Teja.

Abandonada por Dios

Según nos contó Maricruz, el haber estado completamente aislada, el sufrir dolores intensos todos los días, ver cómo quedó dañado su cuerpo y el no poder tener a su familia cerca durante varias semanas, hizo que muchas veces llorara desconsolada en su cuarto del hospital y le reclamara a Dios por abandonarla.

Sin embargo, una llamada que le hizo una tarde la periodista Mariamalia Jacobo hizo que todo en ella cambiara y volviera a recuperar la esperanza. Para ella, Dios la usó para salvarla.

“Mariamalia siempre ha sido como una mentora mía en la parte espiritual, ella y otras personas. Cuando salí de Cuidados Intensivos ella me llamó para orar conmigo y yo me puse a llorar, le dije que yo sabía que me iba a morir y que Dios me había abandonado, que Él no me contestaba las oraciones y que lo que tenía era una confirmación de muerte.

"Recuerdo que ella me dijo: ‘Dios no te abandona porque eso dice su palabra y si Él no te habla es porque te habla a través de su palabra, así que agárrate de las promesas que vienen en el Biblia, tenés que recuperar la fe’”, relató Leiva.

Después de ese momento, Maricruz asegura que empezó a leer la Biblia todos los días en el hospital y a gritarle a Dios. “Decía ‘voy a recuperar mi fe’, yo decidí creer y poco a poco fui creyendo en que Dios me iba a salvar, en que Dios me iba hacer el milagro en mí”.

La presentadora asegura que eso es lo que la ha mantenido fuerte hasta el día de hoy y lo que la hizo perdonar de corazón a la doctora Fallas, a quien acusó formalmente ante el Colegio de Médicos y Cirujanos la semana pasada.

Palabras de aliento

Para Mariamalia Jacobo, Maricruz es una amiga muy especial y por eso estuvo muy pendiente desde el momento en que se enteró que se iba a hacer la cirugía estética.

Según recuerda, cuando se dio cuenta que su estado de salud era muy delicado y que los injertos de piel no estaban pegando, sintió en su corazón que debía llamarla para levantarle un poco el ánimo. Fue en ese momento cuando Leiva le confiesa que había perdido la fe de sanarse.

“En esa conversación básicamente yo le demostré con la Biblia cómo es que Dios nos puede escuchar y cómo Dios nos habla a través de su palabra. Hicimos una oración en la que ella tomó la decisión de aceptar a Jesús en su corazón y entregarle su vida y de pedirle de todo corazón, ahora sí sabiendo que la estaba escuchando, que la sanará”, contó.

Jacobo mencionó que ella lo único que hizo fue hablarle de pasajes de la Biblia y animarla a creer que existe un Dios de milagros y que jamás se esperó que esa llamada que le hizo le cambiara la vida.

La esposa del cantante Arnoldo Castillo contó que ella hasta lloró de felicidad cuando Maricruz le dijo que ya la habían dado de alta y que que poco a poco le han ido cicatrizando las heridas.

Silvia Núñez

Silvia Núñez

Periodista de Espectáculos y Sucesos. Bachiller en periodismo de la Universidad Central desde el 2004. Labora en el Grupo Nación desde el 2013.