Ileana Vargas.25 marzo

El modelo Jason González ya lleva mes y medio de estar hospitalizado y reconoce que durante todo este tiempo llegó a pensar varias veces que iba a morir.

Jason González lleva mes y medio hospitalizado. Facebook.
Jason González lleva mes y medio hospitalizado. Facebook.

El también bailarín, que se dio a conocer en el desaparecido grupo coreográfico Factor X, habló esta tarde con La Teja y confesó que el pasado 16 de marzo, horas antes de entrar a la sala de operaciones por segunda ocasión, se rindió.

“Yo oraba, hacía los devocionales, pero la verdad no sentía nada. El día que me dicen que me tienen que operar por segunda vez y de emergencia porque tengo una hemorragia interna, me rendí. Pensé que esa vez iba a morir. Pero de algo tan grave que estaba pasando también viví algo muy bonito”, dijo.

Esto porque justo en esos durísimos momentos es cuando Jason asegura que vivió el gran milagro.

“Yo pensé que iba a morir, me rendí. Le dije a Dios: ‘Ya no reclamo más, ya no puedo más, ya no pregunto más que por qué a mí'. Le dije también ’que solo se haga tu voluntad, decide por mí, yo no me quiero morir, quiero ver crecer a mi hijo, pero que se haga tu voluntad’. Fue en ese momento cuando de verdad me entregué por completo a Él, así pude sentir la paz y su presencia", agregó.

El también empresario narró que esa no fue la única vez que sintió que estaba batallando muy de cerca contra la muerte.

“Se me hizo una trombosis que es un coágulo en una arteria de una pierna y se me colapsó un pulmón. Se me complicaron bastantes cosas y puedo contarles que sentí la muerte en tres ocasiones, pero también sentí la presencia de Dios en esos momentos”, detalló.

“No voy a decir que este ha sido el peor momento de mi vida porque más bien ha sido el momento más claro y real, en el que me he dado cuenta quiénes son mi familia, amigos y quién me ama realmente”, Jason González, modelo.
Excelentes señales

González detalló que poco a poco su organismo va dando buenas señales, esto luego de que le detectaron la extraña enfermedad llamada púrpura trombocitopénica que ataca la sangre.

“Las plaquetas y otras cosas ya están en los números que el doctor quería, ya puedo caminar porque antes no podía por el coágulo que tenía en la pierna la tenía muy hinchada. ¡Estoy volando!", dijo entre risas González.

Jason manifestó que el médico le indicó que si todo avanza tan bien como ha pasado los últimos días, es propable que la próxima semana ya le den la salida.

El joven de 40 años por ahora seguirá internado en el área de Cuidados Intensivos del hospital San Vicente de Paúl en Heredia donde lo tienen muy bien vigilado para que pronto pueda volver puros dieces a su casa.