Farándula

Periodista Mila Cuesta: “El yoga es la parte fundamental de mi vida”

Productora audiovisual combina su trabajo en Central de Radios con esa disciplina

Escuchar este artículo

La periodista Mila Cuesta nació en Quito, Ecuador, pero desde el 2006 vive en Costa Rica, por lo que asegura que se siente más tica que el gallo pinto.

Esta comunicadora y productora audiovisual lleva más de siete años laborando en el campo de la producción de televisión, pasando por empresas como Repretel y Central de Radios.

La Teja conversó con la periodista para que nos contara un poquito sobre su vida personal, su trabajo en Central de Radios y sobre su otra profesión y pasión: el yoga.

De hecho, ella es instructora profesional con certificación internacional del Yoga Alliance.

- ¿Qué labor realiza en Central de Radios?

Estoy laborando en la parte de producción de Canal 2. Yo estoy trabajando medio tiempo, tengo otro compañero. Antes de que llegara mi nuevo compañero, de lo que me estaba encargando era de realizar las noticias (Noticias Monumental), otros programas de Monumental y Pelando el ojo.

Ahorita solo estoy en la mañana con el programa de Amelia Rueda, Nuestra Voz, que pasa por Canal 11 y Monumental.

Del funcionamiento de Canal 2 en sí, realizo varias labores, soy Zoila como dicen (risas).

- ¿Qué significa el yoga para Mila Cuesta?

El yoga es la parte fundamental de mi vida. Yo saqué la certificación para ser instructora de yoga en el 2015 con el Yoga Alliance, organización que certifica a nivel internacional. Es una certificación para ser profe de yoga.

Yo hago yoga desde el 2009 y cuando saqué la certificación empecé a dar muchísimas clases y esto que era mi hobby, se convirtió en mi fuente de ingresos.

En un momento fue el principal ingreso e incluso pensé en dejar mis labores en la radio y dedicarme completamente al yoga.

- ¿Cuál yoga es recomendado para el ministro de Salud, Daniel Salas?

De fijo sería un “flow yoga”. Si yo le doy una clase al ministro, sería una clase donde él suelte el ‘fua’ (risas), que él salga relajado. Debe estar tan estresado que sería una clase donde él lo suelte todo. Una clase full de relajación y de estiramiento, con meditación corta.

Al personaje de Misael Ramírez, ¿qué tipo de yoga le recomendaría?

Primero que todo, él va a decir que eso son yigüirradas, entonces no creo que se apunte (risas). Lo pondría hacer flow con muchos chaturangas, que son flexiones o push ups, mucho abdomen para que baje esa panza y mucha secuencia de guerreros, que son las posturas donde activamos muchísimo las piernas, como desplantes o salidas de corredor.

- ¿Te vacilan mucho con el yoga en el programa Pelando el ojo?

Yo soy muy flexible por los arcos que realizo. Una vez les dije a ellos que yo me podía poner las nalgas en la cabeza, entonces me vacilaron y me dijeron: ‘¿Quién se ha puesto las nalgas en la cabeza?’. Yo de bruta levanto la mano verdad y creo que fue Natalia la que me dijo: ‘¿Las de quién?’... Y yo: ‘¡Ay Dios mío! ¡Eso no!’. En Pelando el ojo yo voy hablar de yoga y me han vacilado.

- ¿Lectura favorita?

“El guardián entre el centeno” de J. D. Salinger. Fue el libro que leyó el asesino de John Lennon antes de matarlo.

- ¿Es cierto que tiene experiencia en pastelería?

También hago pastelería. No terminé la carrera, pero también hago repostería para vender (Risas). Me gusta mucho la pastelería, soy golosa la verdad.

Estudié año y medio, pero no terminé la carrera por la necesidad de trabajar, me gusta mucho preparar mousse de chocolate y tartas.

AmorCocinaViajes
La comunicadora tiene 1 año y 5 meses de relación con el periodista y productor Daniel Sanabria.Mila se vuelve loca con la comida chatarra y ama las hamburguesas.La periodista sueña con conocer Manzanillo en Limón y bahía Ballena.
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.