Farándula

Productora de Nace una estrella: “Nosotros no creamos un protagonista (Zorán) y una antagonista (Priscilla)”

La productora Vivian Peraza cuenta que nunca antes, en sus 10 años de trabajar en los programas del 7, había sufrido tanto como en este

La muerte de uno de los participantes (Alejo Núñez) por haber contraído covid-19 en el programa, la denuncia a otro por una supuesta violación, la exclusión de Natalia Carvajal días antes de iniciar el proyecto por una prueba PCR falsa para salir del país y un montón de críticas por la experiencia de algunos de los concursantes, fueron tan solo unas cuantas broncas que tuvo que enfrentar la producción de Nace una estrella.

El programa terminó el sábado con la victoria de Sarita Barboza, en la categoría niños, y de Zorán, en la de adultos, pero más allá de eso, con la satisfacción de un grupo de personas por haber sacado la tarea a pesar de la presión diaria.

Vivian Peraza, productora del espacio, cuenta que nunca antes, en sus 10 años de trabajar en los diferentes programas del 7, había sufrido tanto como en esta ocasión.

- ¿Cuál es la sensación después de haber terminado una temporada tan atípica como esta?

Son miles de sensaciones cuando uno termina un proyecto, pero este en particular nos hizo sentir absolutamente de todo. Sentimos satisfacción y felicidad por lo que se logró, pero también tuvimos muchas tristezas por el montón de situaciones complejas con los chicos. Al final ellos se convierten en parte de la familia de uno y nos afecta por lo que pasan, porque convivimos durante cuatro meses de lunes a lunes.

Compartimos con ellos alegrías y tristezas, los vimos tener un cambio drástico en sus carreras. El sábado, hablando con los jueces, decíamos que sentimos como si fuéramos los papás viendo graduarse a los hijos y quedamos muy orgullosos del trabajo que hicieron y del que hicimos con ellos, porque nos recordaron lo lindo del ser humano, porque los proyectos (Dancing with the stars y Tu cara me suena) venían enfocados con gente que está en el medio y lo sabe manejar, pero ellos no y tuvimos que enseñarles desde cero.

- ¿Cómo se enseña esa parte?

Se hace un trabajo emocional y hasta psicológico. Da mucha satisfacción saber que sacamos cantantes que son mejores profesionales.

- En un momento se les juntó todo, ¿cómo hicieron para sobrellevar eso?

Tenemos un grupo de personas a cargo del proyecto que la verdad es muy carga, yo vacilo y les digo que cada día me levantaba muy temprano pensando con qué sorpresa me iba a encontrar y cómo solucionarla, porque así fue, todos los días había algo nuevo y cada vez más duro.

Nos ayudó que todas las decisiones se toman en grupo, no son solo una persona. El respeto, la admiración y la experiencia que hay, logran sacar las cosas. No es por ser ‘chupamedias’, pero doña Paula (Picado, directora de Teletica Formatos) es una crack, junta la sabiduría suya con la de su mamá y su hermano y nos permite conseguir los resultados.

- ¿Se acostumbraron a que los vean como los malos de la película?

Creo que nadie se acostumbra a eso cuando se trabaja con el corazón, pero sí a sobreponerse, a entender que la crítica va a llegar y que la destructiva no tiene que tomarse en cuenta. Si la gente supiera que es más allá que prender la tele los domingos, es el trabajo de mucha gente. Vea, por ejemplo, a Yendry, la novia de Alejo, quien ha encontrado en nosotros un refugio y eso nos motivaba a seguir.

Sabemos que hay un show que nosotros hacemos y otro que es el que la gente quiere hacerse, nosotros no creamos un protagonista que fue Zorán y una antagonista que era Priscilla, eso lo hizo la gente en redes sociales, ellos se llevaban bien, cualquiera que ganara nos iba a hacer felices, uno quisiera poder agradarle a todo mundo, pero eso es imposible.

-¿Les duele que piensen sobre favoritismos, argollas y hasta otros intereses?

A veces duele porque somos humanos y hacemos las cosas con el corazón. Nos tocó cuando pasó lo de Alejo, porque sabíamos que se dieron todos los cuidados ante el covid, que es una enfermedad que no estaba solo en nuestro canal, sino en todo el país, y se enfocaban nada más en nosotros y en que cerraran el programa solo porque es entretenimiento. La gente no entiende que es nuestro trabajo, igual que la persona que está en un call center o que atiende en un banco, nuestras familias comen de lo que hacemos.

Uno no solo carga con esas cosas, sino también con todo lo de los chicos, que se sienten mal, frustrados, cansados y uno tiene que estar ahí para apoyarlos. A todos los vi llorar, tuve que motivarlos y recordarles la razón por la que estaban en el programa y aunque la gente diga que ya conocíamos a alguno, yo nunca había tenido una conversación con ninguno, no tenía relación con ninguno y que la gente no viera eso y hablara fue difícil.

- ¿Qué hicieron para que no les afectara más?

Lo mismo que le digo a los participantes, no ver mucho las redes sociales, porque sí dañan bastante. A veces es incómodo porque si ven los programas, nosotros no creamos morbo, ni situaciones polémicas, porque no es la visión de la empresa y nos enfocamos en lo positivos, pero igual siempre nos tiran, aunque creo que son más los que entienden lo que queremos hacer y nos siguen durante las dos galas de cada año.

-¿Viene Tu cara me suena?

Es algo que se podría estar anunciando en las próximas semanas, por ahora queremos descansar de lo que fue Nace una estrella.