Por: Rafael Ramos.  14 marzo

"El problema que tengo son mis hijos. Tengo tres mujeres y un varón y dicen que yo soy una mujer insoportable. Sufrí mucho con el papá de mis hijos pero aún así sigo con él, es un hombre machista, pero con los años aprendí a tener mi carácter y ahora lo tengo calladito, él sabe que si no se acomoda lo saco de la casa, solo así puedo estar tranquila. El tema es que mis hijos no saben escoger pareja y hasta el día de hoy ningún yerno o ninguna nuera me han convencido. Por ese tema hemos tenido muchos problemas, a un punto que ni mis hijas me traen a los novios a la casa. Mi hijo ahora tiene una novia y yo no estoy de acuerdo. Él podrá decirme que es profesional, que es buena gente pero a mí ella no me gusta, yo conozco a la abuela de esa muchacha y no es una buena persona, así que qué se puede esperar. Él dice que se va casar, vaya o no yo a la boda. Me duele mucho que mis hijos no valoren todo lo que yo estoy haciendo por ellos".

1. Estimada señora, gracias por escribirme y espero que a partir de mi respuesta usted se permita considerar la posibilidad de buscar terapia. Empecemos porque usted dice que han tenido una muy mala historia en su relación y me parece que esto ha afectado la forma en la que ve las cosas.

2. Entonces, a partir de una mala historia en la que sufrió mucho y luego se convirtió en una persona que a través del carácter, que anuló a su esposo y lo tiene arrinconado, desde esta experiencia, usted considera que nadie puede ser el novio o el esposo correcto para sus hijas o para su hijo. Permítame decirle que su intención es buena, pero me parece que podría no tener la razón, porque hay un proceso de imposición, de intransigencia, que ha construido posiblemente a partir de su mala historia de amor. Usted debería revisar desde donde está tomando las decisiones.

3. Dese cuenta de algo, yo no sé si sus hijos sean agradecidos o no, lo cierto es que como no hay novios perfectos para sus hijos, presumo que usted hace múltiples comentarios como el que me escribió, por tanto, crea problemas y discusiones, entonces, lo normal es que sus hijas y su hijo no quieran que forme parte de sus relaciones. Usted está cometiendo un grave error, está distanciando a sus hijos y es por su posición cerrada y complicada.

4. ¿Qué me hace pensar esto?, resulta que la novia de su hijo, a su criterio, tiene una abuela complicada, entonces, desde ahí a usted le parece que va a tener una nuera complicada. Piense muy bien lo que está diciendo y cómo lo está pensando, ¿qué culpa tiene la muchacha de tener una abuela difícil? y habría que ver si es que la abuela es difícil o no será que es usted la que ve siempre las cosas en negativo. No cometa el error de seguir sobre esta vía, cuidado se queda sin el santo y sin la limosna.

5. Comprendo que tenga un genuino interés de que sus hijos no repitan la historia de vida que a usted le tocó vivir, pero invalidando, juzgando, señalando, criticando, discutiendo o imponiéndose, no va a lograr un efecto positivo. Creo que debería ir a terapia, revisar esto a fondo, porque el distanciamiento de sus hijos es real. Cuando uno tiene un problema con una persona no hay que preocuparse tanto, pero cuando uno tiene problemas con todo el mundo, quizá el problema no sean los demás sino su forma de pensar y actuar, así que revise esto a fondo.