Ileana Vargas.11 octubre

La boxeadora Yokasta Valle ha tenido doble sacrificio esta semana, ya que se ha mantenido firme en los ensayos de “Dancing with the stars”, y le ha entrado con todo a la preparación para la pelea que tendrá este sábado en el BN Arena de Hatillo a las 7 p. m.

La pugilista ha sudado tacacos en los últimos días y semanas debido al rudo régimen que tiene que cumplir para salir puras tejas con las dos actividades.

Valle detalló que desde que aceptó entrar a la competencia de baile de canal 7, le había dejado claro a la producción del programa que tenía agendada una pelea contra la boxeadora venezolana Luisana Bolívar, como parte de la eliminatoria para el título mundial en la categoría minimosca, de 105 libras (47,6 kilos).

Yokasta está en el mundo del boxeo desde hace 9 años. Archivo GN.
Yokasta está en el mundo del boxeo desde hace 9 años. Archivo GN.

La alajuelense detalló que hace tres semanas las cosas se le pusieron cuesta arriba, pero reconoció que lo más complicado empezó este lunes cuando tuvo que cambiar la dieta debido a la pelea.

Todas sus comidas son vigiladas con lupa, porque por un gramo más o menos que marque la báscula el día del pesaje, la pelea podría cancelarse.

“Estoy sufriendo por la comida porque yo como de todo y mucho, pero desde el lunes cambié la dieta como parte de la preparación final para la pelea”, detalló.

Yoka mencionó que la pasa tan duro por la dieta que hasta el humor le cambia.

“Yo siempre ando sonriente, pero estos días Erick (su compañero de baile en “Dancing”) y mis hermanas me preguntaron por qué andaba brava y me dijeron que estaba insoportable (risas), yo solo les digo que es por la dieta”, contó.

Y es que no es nada jamón lo que le toca a Yoka, ya que, por ejemplo, en el desayuno solo puede comer dos huevos y una tostada integral, mientras que en el almuerzo puede comer pollo o pescado hervido con verduras que no sean harinosas.

“Ha estas alturas es más fácil decir lo que puedo comer, que lo que no puedo comer, porque son muy pocas cosas las que en realidad puedo comer. Para la cena, por ejemplo, solo puedo comer una sopita y nada más, después directo a acostarme porque tengo que dormir el mayor tiempo posible”, explicó.

Aunque Yoka tiene que darle la espalda a muchos gusticos, la que más la atormenta y la hace sufrir es sacar la pizza de su dieta.

Cuando faltan tan pocos días para subir al ring lo que necesito es pelar", Yokasta Valle, boxeadora.
"Yoka" contó que tiene para lo que queda este año varias ofertas de peleas en el extranjero como México y Japón. Gabriela Téllez.

“Me gusta mucho la pizza, de hecho el sábado cuando termine la pelea lo primero que quiero comer es una pizza brasileña”, comentó.

A mecate corto

La joven, de 26 años, mantiene una rutina muy exigente que inicia desde la madrugadas con varias horas de entrenamiento.

La atleta durante las últimas tres semanas se despierta a las cinco de la mañana para correr 30 minutos, luego jala al gimnasio donde hace dos horas y medias de ejercicio.

“Cuando termino en el gimnasio voy almorzando de camino para que me dé tiempo llegar de Alajuela a La Sabana donde ensayamos para Dancing. Con Erick ensayo unas tres horas diarias”, detalló.

Este domingo la boxeadora deberá bailar paso doble.

“La coordinación en los pies para el paso doble es fácil, pero Erick y el jurado me pidieron que me afloje un poco más, el problema es que no puedo porque estoy más tensa, ya que cuando faltan tan pocos días para subir al ring lo que necesito es pelar, por lo que después de la pelea, el domingo, sí voy a llegar bien flojita”, comentó.

Yoka indicó que sabe que la pelea estará dura y que probablemente llegará al décimo round. Además, contó que ha estudiado a su rival desde hace meses por medio de videos en YouTube, por lo que sabe que tiene brazos largos y que tendrá que andarle con cuidado.

 Yokasta y Erick bailarán este domingo paso doble. Foto: José Cordero.
Yokasta y Erick bailarán este domingo paso doble. Foto: José Cordero.

“Obviamente voy a estar golpeada este domingo para el programa de Dancing, pero no me queda de otra. Además, yo sé que puedo y lo van a ver”, expresó.

Yoka, quien boxea desde hace nueve años, contó que “Dancing” le ha ayudado mucho en el boxeo.

“El baile y el boxeo se parecen en que hay que pensar muy bien la combinación de movimientos que uno hace, hay que tener buena coordinación en ambos. El baile lo hace a uno más flexible y eso me ayuda a saber cómo recibir los movimientos del rival en una pelea”, indicó.

La deportista contó que está muy emocionada porque sus compañeros de “Dancing” la apoyarán este sábado durante la pelea.

“No voy a hacer el ensayo técnico, el general, porque a esa hora tengo que estar lista para la pelea, pero todos ellos, hasta los de cámaras me dijeron que apenas terminen de trabajar se van a ir para Hatillo a hacerme barra”, expresó emocionada.

Así como los de “Dancing” usted también puede llegar este sábado a apoyar a Yoko, ya que la entrada es gratuita.