Internacionales

Muere a los 95 años la “bebé” de los frasquitos de Gerber

Maestra Ann Turner falleció a los 95 años, en su casa de Florida

La bebé de los frasquitos de Gerber, Ann Turner Cook, falleció la madrugada del viernes a los 95 años.

La triste noticia fue confirmada por sus familiares, quienes comunicaron que Turner estaba en su casa en Saint Petersburg, Florida, Estados Unidos.

Turner nació el 20 de noviembre de 1926 en Bridgeport, Connecticut, y creció en Westport, una comunidad del mismo estado que se caracterizaba por ser una especie de “colonia artista”, pues ahí vivían reconocidos dibujantes e ilustradores.

El papá de Turner era un conocido dibujante e ilustró tiras cómicas. Sin embargo, quien llevó al papel la carita de Turner fue Dorothy Hope Smith, una vecina también ilustradora.

Smith era ilustradora comercial y, en 1928, se enteró de que una empresa de alimentos de Michigan introdujo una línea de alimentos para bebés y estaba en búsqueda del retrato de un bebé para su publicidad.

Para ese entonces, Turner ya tenía dos años, pero su vecina, Smith, guardaba un boceto que dibujó cuando la bebé tenía apenas cuatro o cinco meses. Al enviarlo, le indicó a la empresa que era un boceto y que, si era seleccionado, lo podía perfeccionar.

Compitiendo contra finas pinturas de óleo, el boceto de la bebé con los ojos húmedos, la mirada directa al espectador y los labios fruncidos como si estuviera sorprendida, cautivó a los jueces, quienes insistieron a Smith que no modificara el dibujo.

Así, en 1930 la marca registró la imagen de la bebé y Turner se trasformó en una de las bebés más famosas de la historia. Por décadas, su identidad permaneció en anonimato, lo que causó que algunos quisieran sacar provecho de la situación.

De hecho, Gerber prefirió por años ni siquiera revelar el género de la bebé, pero en la década de los 40, una familia demandó a la empresa alegando que su hijo era el bebé de la mundialmente reconocida etiqueta. Al testificar en el tribunal, Smith finalmente reveló la identidad de la modelo y la familia perdió la demanda.

Desde niña Turner sabía que era la bebé de la etiqueta, pero prefirió no comentar nada con quienes la rodeaban. Luego de mudarse con su familia a Florida, obtuvo una licenciatura en inglés, seguida de una maestría. Se casó y tuvo cuatro hijos.

Trabajó como profesora y a finales de la década de los 70, en la conmemoración del 50 aniversario del dibujo, reconoció públicamente que es la bebé de la etiqueta.

Después de retirarse, escribió una serie de novelas y concedió diversas entrevistas, incluso, apareció en programas de televisión para que las personas la conocieran mejor.

Al contrario de lo que se podría creer, Turner no recibió regalías por el uso de su imagen durante varias décadas, pero en 1951 llegó a un acuerdo con Gerber por $5000, dinero que utilizó para hacer el pago inicial de su primera casa.

Gerber realiza cada año el concurso anual de fotografías de bebes, donde el ganador se transforma en la nueva cara de la marca y recibe un premio de $25.000.

Redacción LT

Redacción La Teja

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.