Le echamos el hombro

Luis Enrique dejó enchilados a ticos y madridistas que querían verlo caer

Técnico español calló a quienes le tiraron mucho previo al partido ante Costa Rica

Escuchar este artículo

La ilusión de muchos costarricenses por ganarle a España en el debut de Qatar 2022 no era solo por arrancar bien el Mundial, sino por la antipatía que sentían por el técnico de los ibéricos, Luis Enrique Martínez.

Al final de nada vale si no sabía dónde quedaba Costa Rica o a cuántos mundiales ha ido, porque en la cancha le dio una tunda histórica e hizo lo que le dio la gana con la Tricolor, respondió adonde le tocaba, ya lo que dijeran quedaba de lado.

Su verbo punzante, sincero y hasta un poco arrogante, si se quiere, le cae mal a muchos, un amplio sector de la afición del Real Madrid en España, Costa Rica y otras partes del mundo no se lo bajan por su pasado en el Barcelona.

El entrenador, de 52 años, tal vez no sea el mejor entrenador de la faz de la tierra, o de la historia, como se autonombró hace unas semanas, pero al menos sí es lo suficientemente bueno para meternos nos tunda inolvidable.

“Vamos a competir el siguiente partido con la misma o más intensidad. Es evidente que el elogio debilita, pero este grupo no va a especular ni a relajarse, no lo lleva en su ADN y porque habrá cambios en la alineación. Es un grupo de gente preparada para hacer cosas diferentes”, avisó el técnico sobre la segunda jornada frente a una Alemania que se juega la vida tras perder 2-1 ante Japón este miércoles.

El técnico español calificó de “sobresaliente” la actuación de sus jugadores.

“No recuerdo que nos generaran una ocasión de gol. Me gustó el dominio del partido desde el minuto 1, buscando que los mediocampistas Busquets, Pedri y Gavi tocaran el mayor número de veces el balón y con la superioridad encontrar los espacios. El partido ha ido como pretendíamos y la calidad de los atacantes ha generado ocasiones de gol continuamente”.

Los jugadores de la Roja están en modo mundial, concentrados al máximo, tanto así que después del partido, a pesar de hacer historia, ni siquiera dieron declaraciones a la prensa en la zona mixta.

Al entrenador le preguntó un periodista si quedó satisfecho y si es un partido como se lo imaginó y sorprendió con su respuesta. “No... Yo siempre pienso que voy a ganar 10-0″.

Tanto fue lo vivido por España que hasta el rey Felipe VI bajó al vestuario de la Roja a felicitarlos por lo conseguido.

“Queda mucho campeonato, pero seguid haciéndolo igual. Nunca había vivido un partido así, con un resultado así, sobre todo de la selección. El resultado es importante, pero ver jugar a la selección ha sido una auténtica gozada. He disfrutado. No soy un experto, pero no he visto fallo alguno, el jefe dirá”, destacó el monarca.

Luis Enrique tal vez no sepa muchas cosas de Costa Rica, pero sin duda el fútbol costarricense no se olvidará de él.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.