Franklin Arroyo.2 julio

Doña Luz Marina Molinares ya está montada en el bus hacia Limón que la llevara a reunirse con sus seres queridos, en especial con su hija mayor, Elizabeth Carballo.

Doña Luz Marina a punto de abordar el bus que la llevará a Limón. Foto: Gerardo Zamora.
Doña Luz Marina a punto de abordar el bus que la llevará a Limón. Foto: Gerardo Zamora.

La mujer abordó el bus de las 2 de la tarde en la estación de Caribeños, en barrio Tournón y llegará a Limón entre 5 y 6 de la tarde.

Doña Luz Marina estuvo privada de libertad desde el 7 de junio hasta el 1 de julio, cuando salió libre porque un señor pagó los ¢200.000 que debía por cuatro pensiones acumuladas.

La señora sufre cáncer, presión alta, depresión, diabetes y otras enfermedades. Debe tomar 23 pastillas por día y esa condición le impide trabajar.