Eduardo Vega.28 marzo

Chepita, la burrita más querida de las procesiones de Semana Santa en San José, goza de buena salud, ya es abuela y en tiempos de pandemia aprovechó para tener dos crías y está esperando otra.

Don Alexánder González, el “papá” de la peludita, atendió muy amablemente a La Teja y nos contó que su burrita preferida, desde que el covid-19 llegó al país, se ha mantenido muy sana, descansando y comiendo puras tejas.

Este esta es Chepita con don Alexander y una las crías que la burrita tuvo en esta pandemia. Cortesía.
Este esta es Chepita con don Alexander y una las crías que la burrita tuvo en esta pandemia. Cortesía.

“A ella se le trata como a una reina, es que no podemos olvidar que tiene 25 años, por eso lo importante es que esté tranquila. Ella es la titular de las procesiones y le puedo asegurar que si este 2021 hubiesen vuelto, ella habría cumplido su tarea porque se encuentra muy bien de salud”, explica don Alexánder.

¿Por qué Chepita es tan querida? porque tiene más de 10 años de ser protagonistas en los desfiles de Semana Santa, sobre todo el Domingo de Ramos, porque sobre su lomo va la imagen de Jesús con la cual se recrea la entrada triunfal de Jesucristo a Jerusalén.

“Desde hace varios años a Chepita no se le ponen cargas muy grandes encima para que esté siempre lista para el Domingo de Ramos y así seguiremos cuidándola. Ella sabe que su gran día del año es ese Domingo Santo”, añade su dueño.

Hasta los baños previos al Domingo de Ramos son noticia en la vida de Chepita. Cortesía.
Hasta los baños previos al Domingo de Ramos son noticia en la vida de Chepita. Cortesía.
Muy noble

Don Alexander dice que él es muy devoto y que le ha hecho muchísima falta ver a su burrita desfilando.

“Me ha tocado ver procesiones de otros años que están pasando en la televisión y ahí la veo y me vuelvo a alegrar. Es que a mí se me pone la piel de gallina cuando la veo sirviendo”, reconoce.

Este noble animalito ha tenido como 15 crías, la mayoría machos. Jamás ha perdido un parto de lo sana que ha sido su vida.

Don Alex se deja las hembras, es por eso que tiene cinco chepitas más, y no es paja con el nombre, pues a cada hembra que parió le puso Chepita 1, Chepita 2 y así.

Con gran alegría nos contó que el año pasado Chepita 1 tuvo su primera cría, eso significa que la mamá de las Chepitas se convirtió en abuelita por primera vez en su burra vida.

Si en el 2022 el mundo y el país ha superado el covid-19 y las procesiones vuelven, Chepita está lista para salir de titular, eso sí, por primera vez como abuelita.

Foto pa'l feis, porque ella sabe hasta posar cuando llegan las cámaras. Cortesía.
Foto pa'l feis, porque ella sabe hasta posar cuando llegan las cámaras. Cortesía.

Es una burrita con cédula 4 porque nació en Belén, de Heredia, sin embargo, la mayor parte del tiempo pasa en una finca en La Cañada, de Alajuela.

“A pesar de que me la invitaban a otras procesiones, ella solo sirve en la de San José. A ella le encanta estar en esa procesión, pero también hay un cariño de la gente y hasta de los organizadores que la prefieren porque es superobediente, muy dulce de carácter y se sabe de memoria el camino, ella sabe hasta donde tiene que llegar a dejar la imagen de Jesús, incluso, sube las gradas sin ningún problema y no le asusta que haya mucha gente viéndola en el camino”.

Muy querida

La orejoncita se volvió tan querida y conocida que en algún momento cuando iba pasando por las procesiones algunas personas la tocaban y se persignaban.

Don Bagner Méndez, encargado de relaciones internacionales de la Muni de San José, nos había comentado que ellos realmente creen que una procesión josefina sin Chepita no sería lo mismo, por eso le tienen contrato de por vida y con exclusividad.

Chepita jamás tuvo problemas en subir las gradas de la Catedral Metropolitana de San José con la imagen de Jesús encima. Archivo.
Chepita jamás tuvo problemas en subir las gradas de la Catedral Metropolitana de San José con la imagen de Jesús encima. Archivo.

Es tanta la fama que consiguió el animalito, al estilo de las estrellas de Hollywood, que en el año 2019 hicieron hasta una conferencia de prensa para presentar el proceso en el que la alistaban.

Aquel evento se llevó acabo en El Portón Ecuestre AEC, en Cariari de Belén, para que así la gente pudiera disfrutar de la catrineada que le pegaron. Es que antes de cada procesión la pasan al salón de belleza… primero muerta que sencilla.

Ni un cinco

Cualquiera creería que don Alexander hace todo el huevo con su estrella, sin embargo, él no cobra ni un cinco porque para él es un orgullo verla ahí actuando.

“No solo al ver disfrutar a la gente, yo también disfruto demasiado cuando la veo sirviendo sin cometer un solo error. Este animal tan noble realmente se merece tanto cariño de la gente”, asegura don Alexander.

El dueño asegura que si este año hubiese habido procesión, su burrita igual hubiera ido cargando pancita, como lo hizo en el año 2018.