Shirley Sandí.17 septiembre

A la feria de empleo de la Policía Penitenciaria que se realizó este martes llegaron cientos de personas que hasta durmieron en el piso del Cecudi de Hatillo 2, con tal de conseguir un buen campo.

Y eso que no había plazas disponibles, pues la feria era para crear un registro de elegibles.

Desde tiendas de campaña hasta cobijas y almohadas, de todo llevó la gente para aguantar el frío de la noche.
Desde tiendas de campaña hasta cobijas y almohadas, de todo llevó la gente para aguantar el frío de la noche.

Uno de los que pasó la noche ahí fue Carlos Enríquez, vecino de Paquera, quien llegó al lugar desde el lunes a la 1 p.m.

“Me vine antes por lo de la fila y logré el campo 87, es un buen lugar. Me traje un paño grande y dos jackets que los usé para dormir, dichosamente me tocó la parte con techo. Mucha gente durmió acá, como 800 personas, y muchos más siguieron llegando durante la madrugada.

"Es la primera vez que vivo esta experiencia, la pasamos bien, uno hace amistad con la gente, casi nadie duerme, todos pasan en un puro vacilón”, comentó este padre de familia de 34 años, quien llegó en busca de una mejor oportunidad laboral.

Alejandro Mora y Jeniffer Chinchilla llegaron desde Avosta armados para pasar la noche.
Alejandro Mora y Jeniffer Chinchilla llegaron desde Avosta armados para pasar la noche.

Más adelante en la fila nos encontramos con Alejandro Mora y Jeniffer Chinchilla, quienes llegaron desde Acosta.

Ambos están desempleados, ella tiene 15 días sin trabajo y él cinco meses.

"El mercado laboral está terrible para las mujeres, no hay trabajo por ningún lado. Nos vinimos un día antes porque nos dijeron que los cupos eran limitados y logramos agarrar el 110 y el 111. No dormimos, hizo mucho frío y la gente hace mucha bulla. Trajimos una cobija y suéteres y aquí compramos comida", comentó Chinchilla, quien aseguró que si tienen que volver a hacerlo, pues lo hacen, ya que la necesidad apremia.

5 ferias realizó en total la Policía Penitenciara en distintas partes del país

Ellos eran de los primeros en una enorme fila de aspirantes que le daba toda la vuelta al Cecudi y salía hasta 150 metros más abajo, casi llegando al centro comercial de Hatillo 6.

400 campos

Esta fue la última de cinco ferias que realizó la Policía Penitenciaria para engordar el registro de elegibles.

En realidad la dormida y el frío valieron la pena, porque entre 8 a.m. y 4 p.m. (que fueron los horarios de la ferias) se atendieron en promedio unas 400 personas. A cada feria llegaron entre mil y dos mil personas.

Así lució la noche del lunes y madrugada del martes el Cecudi de Hatillo 2, repleto de gente.
Así lució la noche del lunes y madrugada del martes el Cecudi de Hatillo 2, repleto de gente.

Las anteriores se realizaron en Pérez Zeledón, Liberia, Ciudad Quesada y Limón.

Los requisitos mínimos eran tener tercer año de colegio, presentar hoja de delincuencia y tener como estatura mínima 1,65 metros los hombres y 1,55 las mujeres), también se tomaba en cuenta el peso, pero en cada caso depende de la estatura.

“Sumando todas las ferias han asistido más de 6.500 personas que han querido ofertar y formar parte de la Policía Penitenciaria, esto nos genera mucho optimismo con los perfiles que podamos obtener para construir la base de oferentes, que según la normativa eventualmente logren ser nombrados.

"Y nos confirma que la población ve al cuerpo policial como una opción seria de empleo para desarrollar carrera” afirmó el subdirector de la Policía Penitenciaria, Nils Ching Vargas.

Agregó que los perfiles que se han hecho presentes en las diversas fechas son, en su mayoría, personas que cuentan con experiencia o laboran en seguridad privada, amas de casa con deseos de una oportunidad laboral y personas estudiantes de las carreras Criminología, Psicología, Derecho y Administración.

A partir de la próxima semana, el personal de recursos humanos del Ministerio de Justicia realizará una revisión final de las ofertas recopiladas y se conformará un registro de elegibles para completar los espacios generados por renuncias, jubilaciones y despidos. El mes anterior se abrieron 18 plazas por estos motivos.

Actualmente, la Policía Penitenciaria está conformada por más de 3.800 funcionarios, es el segundo cuerpo policial más grande del país.

La filas eran larguísimas, casi llegaban al centro comercial de Hatillo 6. Foto Shirley Sandí
La filas eran larguísimas, casi llegaban al centro comercial de Hatillo 6. Foto Shirley Sandí