Karen Fernández.29 julio, 2020

A don Juanito Mora Porras lo vencieron las intrigas de quienes lo acusaron de traición y lo fusilaron el 30 de setiembre de 1860 después de haber librado a Centroamérica de los filibusteros que jefeaba William Walker.

Al café histórico Don Juanito, en el centro de San José, lo venció otro enemigo poderoso: el covid-19.

El histórico café Don Juanito cerró sus puertas a raíz de la pandemia. Foto: Melissa Fernández
El histórico café Don Juanito cerró sus puertas a raíz de la pandemia. Foto: Melissa Fernández

Con solo tres años y cuatro meses abierto, el local daba la batalla contra los efectos de la pandemia. Soportó un golpe, y dos, y más, pero le llegó la hora.

Luis Pochet, gerente del local, nos dijo que esperan regresar en el futuro, aunque analizarán muy bien dónde.

“Es cuestión de esperar, llegará al momento para volver a la batalla, como lo hizo don Juanito”, comentó.

“Hay varios factores que llevaron al cierre y por supuesto la pandemia fue el que puso el punto final. Pero San José ha venido quedando un poco desolado desde hace meses, además es un lugar bastante inseguro hasta para nuestros empleados”, dijo Pochet.

El gerente lamentó la decisión de cerrar porque desde el nacimiento del café Don Juanito pensaron en ofrecer algo diferente.

Le dieron forma a un local al que la gente podía llegar y conocer algo de nuestra historia mientras disfrutada un buen yodito chorreado o comía algo bien típico en hoja de plátano.

Además vendían productos de los que había hace mucho en las pulperías.

Las paredes del café estaban llenas de la historia de nuestro país en la campaña liderada por Juanito Mora contra William Walker. Foto: Melissa Fernández
Las paredes del café estaban llenas de la historia de nuestro país en la campaña liderada por Juanito Mora contra William Walker. Foto: Melissa Fernández

“Sus paredes estaban llenas de historia y recuerdos de la gesta heroica de 1856. Todo lo montamos gracias a la asesoría del historiador Raúl Arias”, informó el gerente.

“Era un lugar para visitar y los cierres ordenados por el Ministerio de Salud y la recomendación de funcionar bajo la modalidad de servicio exprés no permitía sostener su naturaleza”, agregó Pochet.

Por las medidas sanitarias ordenadas este mes, ya el café tenía un mes cerrado, pero seguía en la lucha tenaz con la venta de comida para llevar, pero ese fue otro problema, pues no había dónde parquear y se volvió insostenible continuar.

La semana pasada se tomó la decisión de cerrar y a los clientes les dieron la triste noticia este lunes.

Irá al museo

Pese a la tristeza que llena a sus propietarios por el cierre, les queda la satisfacción de contribuir a que más personas conozcan el valor de lo que don Juan Rafael Mora y tantas personas valientes hicieron hace 164 años.

Por eso se pusieron en contacto con la directora del Museo Histórico Cultural Juan Santamaría, en Alajuela, para donar lo que con esfuerzo y dedicación habían adquirido y que se exhibía en el café.

Había maniquíes con réplicas de los uniformes filibusteros, de un capitán y de un soldado nacional de la época; también diseños e investigaciones para que los visitantes aprendieran.

Los uniformes con telas traidas directamente de Inglaterra y que son réplicas de los uniformes de la época serán parte de los donativos del café al Museo Juan Santamaría. Foto: Cortesía
Los uniformes con telas traidas directamente de Inglaterra y que son réplicas de los uniformes de la época serán parte de los donativos del café al Museo Juan Santamaría. Foto: Cortesía

También va para el museo la maqueta que recoge el momento en el cual don Juan Rafael Mora, en medio del parque Central de San José, se dirige a los ticos para decirles “ha llegado el momento que os anuncié”.

O sea, había que salir hacia Nicaragua para enfrentar a los filibusteros.

Uno de los diseños consentidos de Pochet era la pared de los 4.000 héroes, un espacio con los nombres de todos los combatientes de aquella gesta tan grande.

“Es una decisión muy dolorosa (cerrar) porque hicimos esto con demasiado cariño, cuidado y mucho amor y tener que aceptar que la vida se lleva el cariño que uno le pone a las cosas, es duro”, explicó don Luis.

Con el cierre quedaron sin trabajo tres personas.

María Elena Masís, directora del Museo Juan Santamaría, nos dijo qué le parece la idea de la donación: “Vemos con muy buenos ojos la posibilidad de recibir la donación de ese material educativo tan importante y estamos a la espera de ver el tema en junta directiva el 10 de agosto, cómo lo exige el trámite de cualquier donativo”.

Legado histórico

La idea de sus propietarios del café fue siempre que más ticos vieran los hechos ocurridos en 1856 como lo hizo don Juanito.

“Fue un tiempo muy hermoso de Costa Rica. La idea del proyecto era no hacerlo crítico, no pensar que nosotros éramos chonetes tontos, sino que Costa Rica tuvo armas, luchó y venció, demostrando que no somos siervos menguados, sino un pueblo fuerte.

“De no haber sido por esta batalla, el filibusterismo habría logrado su idea de mantener los estados esclavistas de Estados Unidos. Era la intensión con la que venía William Walker, interesado en conquistar Nicaragua y Costa Rica”, recordó Pochet.

Ojalá en un futuro cercano veamos renacer al Don Juanito que rescata la gesta de Juan Rafael Mora.

Este martes, el presidente Carlos Alvarado firmó la ley que declara el café como el símbolo patrio número 15 de Costa Rica.