Franklin Arroyo.1 abril

Si su papá o abuelito es duro de pelar y es más terco que una mula cuando le explica por qué no tiene que salir de la casa debido a la pandemia, lo mejor es que respire hondo y proceda con cautela.

Hábleles con respeto y diga la verdad. Ilustrativa Carlos González/Agencia OjoporOjo.
Hábleles con respeto y diga la verdad. Ilustrativa Carlos González/Agencia OjoporOjo.

Además recuerde que usted no puede obligarlo a se quede en la casa, aunque ganas no le sobran.

Esa realidad esta situación pasa con mucha frecuencia en algunas familias costarricenses, por lo que en La Teja le vamos a dar unos bolados para que pueda manejar esa situación de forma adecuada y sin broncas.

“Es probable que ese comportamiento de rebeldía está más presente en los hombres pues esa persona se ha autogobernado en su vida”, Isela Corrales, Ageco.

Lo primero que tiene que saber es que no tiene que confrontar a los viejitos y que debe moderar el tono de voz cuando les pide hacer ciertas cosas. Además debe hacerle ver que la decisión final es de él.

"Esos hijos preocupados deben armarse de paciencia. Pueden decirle algo así: “Considero que por un tema de precaución lo ideal es que se quede. Usted sabrá si sale porque sabe tomar decisiones y es inteligente. A mí me da miedo que pueda contagiarse y traer el virus a la familia. Debe decirlo con amor y respeto”, explicó la sicóloga María Esther Flores.

También les pueden indicar que la policía está vigilante de esos casos y que no le gustaría que se lo carguen.

“Lo peor es la confrontación. Se trata de convencerlos, de persuadirlos de forma sutil”, añadió Flores.

Por su parte, Isela Corrales, directora de los programas gerontológicos de Asociación Gerontológica Costarricense (Ageco) dijo que el peor error durante el manejo de una situación como esta es tratar o comparar a los adultos con niños.

“Son personas con una historia, con experiencia y eso les permite tomar decisiones. Algunos dicen que se vuelven rebeldes y quieren reafirmar su autonomía en situaciones así. Entonces deben llevar el asunto con respeto y transmitirles toda la información oficial, con empatía”, dijo Corrales.

Más sugerencias

Ambas expertas recomendaron que a los adultos mayores que se quedan en la casa y hacen caso a las indicaciones de Salud deben ser tomados en cuenta en las actividades que vayan a realizar.

“Si hay una comidita, se le pregunta: ¿quiere comer tal cosa? También si van a hacer un juego de mesa preguntarle: ¿quiere jugar con nosotros? Se debe respetar lo que diga”, dijo María Esther.

Los adultos a veces no quieren participar en actividades, porque prefieren dormir o escuchar la radio.

“Los ofende si los invitan a hacer cosas que ellos no conocen", añadió Flores.

Así que apunte estos bolados y póngalos en práctica para llevar las cosas más tranquilas en casa.