Karen Fernández.20 febrero

La diputada liberacionista Aida Montiel es de armas tomar y cuando algo se le mete entre ceja y ceja no afloja, como lo demostró con el proyecto de ley que permitió la creación de la Agencia Espacial Costarricense (AEC) y con la cual se busca brindarle oportunidades a los jóvenes ticos.

Aida Montiel, primera a la izquierda fue pieza importante en la creación de la agencia espacial costarricense. Foto: Cortesía
Aida Montiel, primera a la izquierda fue pieza importante en la creación de la agencia espacial costarricense. Foto: Cortesía

“Muchos muchachos talentosos ticos se estaban perdiendo una oportunidades de oro en la NASA o para hacer sus pasantías en otros continentes debido a la falta de una infraestructura que sirviera de enlace entre nuestro país y el resto del mundo, gracias a los convenios”, contó doña Aida.

La labor no fue sencilla, admitió la legisladora liberiana de 75 años, pero ella no se dio por vencida y decidió insistir primero en la comisión de Ciencia y Tecnología de la Asamblea Legislativa, con los restantes 56 diputados, con otros ministerios, con Relaciones Exteriores y Aviación Civil, entre muchos otros frentes.

¿Qué motivó a esta abogada guanacasteca impulsar la AEC? Gracias a su costumbre de atender a la gente, Montiel recibió a los científicos del Instituto Tecnológico de Costa Rica, entre ellos Adolfo Chaves, el padre de la agencia, que le explicó superbién la importancia de contar con la agencia, por lo que ella se puso la camiseta y no se la quitó hasta lograr su aprobación este jueves 18 de febrero.

Lucrativo negocio

Además de las oportunidades de aprendizaje, la creación de la AEC puede generar a mediano plazo miles de millones de ganancias y darle un impulso económico al país. Incluso se calcula que en cinco años la agencia sea totalmente autónoma.

“Muchos países tiene interés en poner una antena en Costa Rica que le suministre información necesaria a los satélites que andan dando vueltas en el espacio y que por la falta de una agencia no se podía”, agregó Montiel.

Ella comentó que en el campo espacial se mueven alrededor $800 mil millones al año y que con solo un 0,1% que le llegue al país se generarían unos $800 millones (unos ¢491 mil millones).

Doña Aida contó que tanto la agencia espacial de Corea como la europea están como locas por invertir en Tiquicia y hacer intercambios de estudiantes, porque conocen la capacidad y talento que hay en nuestro país.

“Esto puede traer entre 15 a 20 empresas que tendrían que ver con el espacio, por eso involucramos a la Agencia de Promoción de Inversiones de Costa Rica (CINDE). Yo diría que no tiene límite, ni siquiera sabemos a dónde vamos a llegar”, agregó Montiel.

Astros alineados

El hecho de que se aprobara en segundo debate la creación de la AEC, el mismo día que la misión “Perseverance” de la NASA llegó a Marte (participaron cuatro ticos), fue como se se hubieran alineados los planetas para lograrlo.

Para la diputada fue muy interesante que se aprobara el mismo día.

“Me siento muy feliz de haber puesto un granito de arena para que el futuro de Costa Rica sea cada día mejor y sobre todo para que los jóvenes tengan oportunidades científicas”, contó Montiel.

Estos dibujos de estudiantes de la escuela Francia de Santa Ana, motivaron a la legisladora. Foto: Cortesía Aida Montiel
Estos dibujos de estudiantes de la escuela Francia de Santa Ana, motivaron a la legisladora. Foto: Cortesía Aida Montiel

Montiel reconoció que la conmovió enterarse que los alumnos de la escuela Francia de Santa Ana, le mandaron los dibujos en los que trataban de representar cómo se imaginaban que sería la AEC, una acción que para ella es un premio a la labor cumplida y que demuestra que los sueños sí pueden despegar.