Franklin Arroyo.19 octubre

Un adulto mayor se accidentó en la carretera a Liberia y fue ayudado por el expresidente del Herediano, David Patey.

Esto ocurrió el 12 de octubre, cuando el exdirigente florense prestó ayuda con su pick up para que el vehículo de Mel Rossiechuc fuera sacado de la cuneta donde quedó el carro. Patey prestó la carreta de su vehículo para jalar el carrito.

Además, Patey trasladó al señor, quien es canadiense, hasta Cartagena, donde lo recogieron unos allegados, (iba para Tamarindo) y dejó el carro de Mel en su propia casa para llevarlo al otro día a hacer una cotización para repararlo.

David y Sofía Patey ayudaron a Mel Rossiechuc (de azul) el sábado 12 de octubre. Foto: Cortesía.
David y Sofía Patey ayudaron a Mel Rossiechuc (de azul) el sábado 12 de octubre. Foto: Cortesía.

Al final, el arreglo era tan caro que no valía la pena y don Mel decidió vender el carro para repuestos.

En el lugar también había una buseta llena de turistas extranjeros que estaba ayudando a don Mel en el momento en que llegó don David, junto a su hija de doce años, Sofía.

Pero detrás de la ayuda al señor, de 72 años, hay una historia detrás, que don David quiso compartir.

Resulta que hace como año y medio don David iba en el carro con su hija y se toparon a seis ciclistas en plena carretera, sin poder avanzar porque una de las cletas estaba estallada.

Eran dos mamás y cuatro niños que no sabían como salir del apuro.

Don David no lo pensó dos veces, tomó el compresor e infló la llanta. Ese día Sofía le dijo, a su papá ‘que lindo se siente ayudar a la gente’.

Desde entonces decidieron montar un proyecto para echarle una manita a las personas que se quedan varadas o tienen dificultades en la carretera, sean en carro, moto o bici.

El servicio que presta David es gratuito y a veces, simplemente, hacen compañía a una persona que está sola reparando el carro o le ha tocado ir a comprar gasolina para retomar el camino.

Así quedó el carro de Mel Rossiechuc. Foto: Cortesía.
Así quedó el carro de Mel Rossiechuc. Foto: Cortesía.

“No somos mecánicos, pero el carro está equipado para sacar de apuros a muchos que tienen problemas en plena carretera”, dijo.

Linda lección

Patey asegura que el percance con los ciclistas fue la excusa perfecta para enseñarle a su hija una virtud que sus padres le inculcaron a él desde que era un niño.

“Mis padres me regalaron la empatía, la capacidad de ponerme en los zapatos de los demás y eso me ha dado cosas en la vida. Además, son sicólogos y cuando peleaba con mis hermanos la forma de resolverlo no era quién tuvo la culpa o quién no, nos decían, ahora como se siente después de haberle hecho eso a su hermano”, dijo el empresario.

Por eso, cada salida de David con su hija, los sábados y los domingos generalmente en la tarde, puede representar un aprendizaje, una lección de vida para Sofía. A veces van más miembros de la familia. Don David tiene cinco hijos.

“Creo que estoy logrando enseñarle la empatía, ver situaciones reales y por supuesto que hay peligro y miedo. Por ejemplo, un carro varado con tres hombres solos, yo no paro. Le digo que probablemente ellos van a poder resolver el problema que tienen, pero muchas veces son mujeres solas, con niños o familias varadas”.

La mano izquierda

David sabe que contar esa situación le puede generar críticas por aquel famoso refrán, ‘no dejes que tu mano izquierda sepa lo que hizo tu mano derecha’.

Eso quiere decir que las buenas acciones no se deben contar, que es mejor hacerlas y quedarse calladito, pues el de arriba lo ve todo y se da cuenta.

“A veces da pena contar cosas así, pero usted me llamó y yo le cuento. Yo trato de hacerle a otros lo que uno espera que hagan por uno en una situación similar".

Este es el pick up que anda salvando la tanda en la carretera a Liberia. Foto: Cortesía
Este es el pick up que anda salvando la tanda en la carretera a Liberia. Foto: Cortesía

“Habrá algún bombeta que vea la nota y ve lo malo, pero no todos piensan así. Yo pienso que es un buen ejemplo, mucho de los comentarios que se han generado han sido positivos, también hay negativos, pero pocos”.

"Papá quería ayudarlo, pero David no quiso agarrar nada de dinero, dijo más bien que lo ofendía, que él ayudaba cuando podía”, Bryan Ruiz, amigo de don Mel.

La Teja se enteró de la noticia porque Oliver Acosta subió un post en su perfil de Facebook y se hizo viral.

“Lo bonito de esta historia es que el señor Patey desde hace un año recorre la Panamericana ayudando los domingos a gente con problemas en sus vehículos y enseñando a su hija a ser buena samaritana”, expresó Oliver.

Mientras tanto, Bryan Ruiz (se llama igual que el jugador) amigo de don Mel agradeció a David por la ayuda brindada, pues considera a Mel un padre.