Nacional

Dos mil ciclistas se unieron en cleteada contra el cáncer en San José

Grupos de Chepe, Alajuela, Heredia y Cartago se apuntaron al llamado

Antes de la pandemia, era común ver la agenda del mes de octubre cargada de actividades para llamar la atención sobre la importancia de prevenir el cáncer, especialmente el de mama.

Pero las restricciones sanitarias han frenado la posibilidad de hacer estos eventos masivos.

Sin embargo, gracias a los cambios que se han dado en estas medidas y un permiso especial de la Municipalidad de San José (que inspeccionó el recorrido), este domingo en la mañana, las calles del centro de Chepe y sus alrededores se llenaron de ciclistas aficionados que dijeron presente para recordar la importancia de luchar contra el cáncer.

Según los cálculos preliminares de asistencia, se apuntaron más de 2.000 personas, de distintos grupos del país, principalmente de San José, Alajuela, Heredia y Cartago.

Steeven Villarreal y su esposa Angie Chinchilla, vecinos de Moravia, asistieron a la cita que arrancó a las 8 de la mañana y que tuvo el siguiente recorrido: salió de la estatua de León Cortés en La Sabana, dio una vuelta por los alrededores del pulmón capitalino, subió por paseo Colón hacia avenida Segunda y bajó por la ciclovía hasta la plaza de la Democracia a eso de las 11 de la mañana.

Este matrimonio se apuntó porque conoce muy bien lo que es la lucha contra el cáncer. Angie enfrentó y venció hace ocho años un cáncer en el útero y Steeven ha vivido, además, la pelea que da su padre, Fernando Villarreal, contra uno en el colon.

“Gracias a Dios lo descubrí a tiempo y después de la operación quedé limpia, por lo que no hizo falta aplicarme quimioterapia ni radioterapia y no ha vuelto”, explicó Angie, de 38 años.

Cuando se lo detectaron, ella tenía 30 años y un hijo de tres años, por eso tuvo mucho miedo de fallecer y dejarlo solo, porque admite que la muerte no deja de cruzarse por la mente cuando se recibe un diagnóstico de cáncer.

A partir de ese momento, empezó a tomarle más importancia a esta enfermedad y cada vez que puede les recuerda a sus amigos y familiares que no se descuiden, que se hagan los chequeos periódicamente.

“A veces somos muy descuidados con nuestra salud y por eso siempre les vivo recordando a mis conocidos que no lo hagan”, dijo.

De hecho, ella fue a hacerse el papanicolau y le salió una manchita, los médicos le dijeron que no era nada, pero que mejor volviera a en seis meses para terminar de descartar. Angie, para no pedir permiso en su trabajo, se esperó nueve meses y para entonces ya tenía un cáncer invasivo y fue una noticia impactante, según reconoció, afortunadamente aún estaba a tiempo y lo venció.

En el caso del papá de Steeven, está luchando nuevamente contra el cáncer de colon, ya que le reapareció una pelotita, pero en su caso sí está recibiendo tratamiento de quimio y radioterapia para volver a vencerlo.

Por su hermana

Otra que llegó en familia fue Paola Mora Sánchez, quien participó junto con su hijo Russel Ruiz, su esposo Ernesto Ruiz, su hermano Brandon Mora y la esposa de este, Celeste Herrera, todos vecinos de Los Guido, en San Miguel de Desamparados.

Paola y Brandon vivieron la lucha que dio su hermana Mónica Ramírez Sánchez contra un cáncer de colon hace tres años.

“Ella tuvo un fuerte dolor por apendicitis y cuando la revisaron detectaron el cáncer”, recordó Paola.

Además, la suegra de Paola, Juana Quesada, luchó contra un cáncer de estómago hace seis años, pero lamentablemente perdió la batalla, por lo que sabe lo devastadora que puede ser la enfermedad.

“Siempre me ha gustado hacer deporte y correr, pero empecé a participar más en las actividades sobre este tema cuando ellas salieron diagnosticadas”, agregó Mora.

Gran reto

German Gómez, uno de los organizadores de la cleteada y miembro del grupo Cleteros MTB de Costa Rica, recalcó que poder organizar un evento como estos en tiempos de pandemia fue bastante complicado.

“A diferencia de lo que son las carreras de atletismo, cuando se pone la bicicleta llanta con llanta, se garantizan los dos metros de distancia, lo que ayuda a cumplir el protocolo. Fue una unión de colectivos como Cleteros MTB de Costa Rica, RG Events de Cartago, Goico Cleteros y las chicas de las Valkirias”, contó Gómez.

Esta fue la primera cleteada que organizaron para motivar la prevención del cáncer, pero esperan que se convierta en una tradición.

Todo mundo llegó en su burbuja familiar y en las áreas comunes los organizadores insistían y velaban por el respeto de los demás protocolos sanitarios.

Villarreal se mostró satisfecho con la organización, pero le habría gustado que se cerraran las calles ante la gran cantidad de participantes, para mayor protección, pero sabe que es la primer actividad que se organiza en mucho tiempo y se podrá corregir en el futuro.

Karen Fernández

Karen Fernández

Periodista con una licenciatura en Producción de Medios. Forma parte del equipo de Nuestro Tema y tengo experiencia en la cobertura de noticias de espectáculos, religiosos, salud, deportes y nacionales. Trabajo en Grupo Nacion desde el 2011.