Nacional

Sobreviviente de cáncer: “Tengo pendientes los exámenes para ver si nuevos tumores son benignos o no”

Mujer de 56 años enfrenta nuevo viacrucis en su salud

Ivannia Solano Meza tiene 56 años y el 28 de octubre del 2016 fue diagnosticada con cáncer de mama, batalla que logró vencer meses después; sin embargo, este jueves enfrentará un nuevo reto, cuando le hagan unos exámenes para determinar si los tumores que le detectaron en el pulmón y el hígado son benignos o no.

Esta vecina de Concepción de Tres Ríos espera confiada en que las noticias que recibiría el próximo 28 de octubre, cinco años después de ese primer diagnóstico, sean positivas. Tiene cita ese día.

Doña Ivannia nos aclaró que en su caso no se trató de un descuido, sino más bien ella le hizo el comentario al médico que la vio en el Ebais cuando se detectó una bolita en la axila izquierda.

“Yo iba al médico y siempre me decía, ‘usted tiene la piel bien, no la tiene de naranja, su aureola está muy bien y ese ganglio que tiene ahí es una pelotita de grasa porque usted es muy gordita’... y diay, yo me vine tranquila para la casa”, contó la guerrera.

“Luego volví a cita con otra doctora y me mandó una referencia urgente de una mamografía y ultrasonido en el hospital Max Peralta, pero me llamaron hasta un año y medio después a dármela, cuando ya estaba hasta operada.

Conforme pasaban los meses la pelota seguía creciendo y estaba dura. Un día, mientras conversaba con unas vecinas que son como su familia, les comentó que la tenía en la axila y se la mostró.

A las pocas horas de eso, la hija de su vecina la llamó para pedirle su número de cédula, pues le estaba tramitando una cita en una clínica privada para gente de escasos recursos.

“Me atendió una enfermera tan buena que me dio los exámenes y me recomendó ir a Fundeso donde el médico me sugirió que me viera en el hospital México y me confirmó que tenía cáncer. Al oír esa palabra pensé en la muerte y solo la escuchaba retumbar como un eco en mi mente y no paraba de llorar”, recordó.

Gran apoyo

Una voluntaria del grupo Unidas contra el cáncer llegó en ese momento a tranquilizarla y desde entonces, no la han soltado.

“Cuando me dijeron que tenía cáncer pensé que el mundo se me había derrumbado. Inicié con la quimioterapia el 5 de diciembre y no permití que la cama me venciera”, explicó sin poder evitar que sus recuerdos la quebrataran hasta las lágrimas.

Como es normal, en esos momentos de prueba, conoció a quienes eran realmente sus amigas y familiares.

Lamentablemente, las 12 sesiones de quimioterapia que recibió, tuvieron una repercusión en sus manos, que eran su machete de trabajo. Eso la deprimió porque se dedicaba a la decoración de salones infantiles, pintaba caritas y otras manualidades.

“Al ver que mis manos ya no funcionaban me deprimí mucho de ver que ya no podía hacer lo que hacía antes. Era tan frustrante decirle que no podía a las clientas que me llamaban. Los sicólogos que me pusieron me ayudaron un poco a levantar el ánimo”, contó Solano.

También le hicieron una mastectomía (amputación) radical del seno izquierdo porque el cáncer estaba muy avanzado. Además su diabetes, presión alta e hipotiroidismo complicaban su pronóstico.

Nueva lucha

Cuando pensaba que ya le iban a dar de alta, se le presentó una nueva lucha, en un TAC de control, le detectaron que tiene dos tumores en el pulmón izquierdo, uno en el hígado y varios más en el cabeza.

En el caso de los de la cabeza, ya le dijeron que son benignos, pero inoperables, lo que le produce unos fuertes dolores de cabeza.

“Tengo que vivir con ellos por el resto de mi vida. Cuando tengo esos dolores de cabeza, me explicaron los médicos, que son como infartos que me están dando en la cabeza, por lo que debo mantener una vida tranquila, sin muchas cóleras estaré bien. Y en el futuro podría llegar a sufrir demencia”, contó la valiente mejor.

Por los otros tumores le mandaron los exámenes para estar seguros de la magnitud.

Doña Ivannia, ahora puede aconsejar a otras mujeres que inician la lucha contra el cáncer, aunque es clara al decirles que cada una reacciona distinto, dependiendo de los tratamientos que le manden.

“Les digo que van a oír muchas cosas, algunas buenas y otras malas, pero que cojan siempre lo positivo”, comentó.

El oncólogo Dennis Landaverde comentó que un 20% de los casos que detectan vienen en una condición avanzada o con metástasis al pulmón o el hígado.

“Cuando la enfermedad es metastática, ya no es curable. Se puede tratar para garantizar una mejor calidad de vida al paciente”, explicó el especialista.

Corre por mí

Este 24 de octubre será la tradicional carrera Corre por mí. Se puede inscribir en www.correpormi.com donde elegirá si quiere participar en presencial o virtual, corriendo o caminando y la distancia a recorrer. Será en el parque Viva y el horario dependerá del heat que le corresponda para guardar los protocolos sanitarios.

Karen Fernández

Karen Fernández

Periodista con una licenciatura en Producción de Medios. Forma parte del equipo de Nuestro Tema y tengo experiencia en la cobertura de noticias de espectáculos, religiosos, salud, deportes y nacionales. Trabajo en Grupo Nacion desde el 2011.