Nacional

Estudio de tatuajes regala alegría y arte a las sobrevivientes de cáncer de mama

Tapir Tattoo Studio hará todo el año tatuajes de pezones a las mujeres que tienen reconstrucción de senos, sin ningún costo

Viviana León es una sobreviviente de cáncer de mama, ella se enfrentó a la enfermedad en el 2015 mientras estaba embarazada de su segundo hijo y logró vencer y sacar adelante a su bebito.

En el proceso perdió sus dos senos. La valiente dice que aunque se sentía extraño sentir su pecho plano, sabía que debía estar agradecida con Dios y la vida por la nueva oportunidad que le estaban dando.

En el 2017, una doctora le ofreció la oportunidad de hacerse una reconstrucción, lo pensó y lo aceptó. Luego de un doloroso proceso le pusieron dos implantes mamarios que le devolvieron la confianza en ella misma, sin embargo, aún faltaba algo.

“Mis nuevos senos no tenían pezones, el cirujano no los hizo porque era un proceso mucho más doloroso y extenso. Recuerdo que una vez me contactaron de una fundación para ofrecerme los tatuajes de pezones y ni lo pensé dos veces, dije que sí.

“Cuando terminaron de hacer los dos tatuajes me levanté, me vi en un espejo y me puse a llorar de la alegría y el agradecimiento, no podía creer que mis pechos se vieran otra vez reales, fue como cerrar un ciclo. Todo eso ayuda mucho a la sanación sicológica después de vivir un proceso tan difícil y doloroso como lo es enfrentar el cáncer”, contó.

Buscan dibujar sonrisas

Experiencias como la de Viviana son las que motivaron al equipo de Tapir Tattoo Studio a crear la iniciativa “Tatuaje Solidario”, que consiste en regalar a las sobrevivientes de cáncer de seno, que tienen sus pechos reconstruidos, los tatuajes de pezones para que puedan ver sus pechos como eran antes de pasar por la dolorosa enfermedad.

Este programa nació el año pasado y funcionó más que todo en octubre, que es el mes de concientización sobre este tipo de cáncer, pero este año el estudio de tatuajes regará su arte para buscar sonrisas durante todo el año.

“En la mayoría de los casos que nos han llegado, las luchadoras sobrevivientes no se sometieron a una reconstrucción de pezón, por lo que el tatuador usa color y sombras para hacer que se vea como un pezón y una areola natural. Es importante que las personas sepan, en especial las que no tienen ningún tipo de tatuaje en su cuerpo, que el tatuaje no tiene relieve pero se verá tridimensional y que a una distancia de dos metros se aprecian completamente naturales y reales”, explicaron en Tapir Tattoo Studio.

“Hemos visto muchos tipos de reacciones cuando hacemos estos tatuajes, las mujeres lloran, ríen, muestran ansias por ver el trabajo terminado, pero la más común es quedarse mudas frente al espejo e irradiar una felicidad que contamina de manera positiva a todos los presentes. Todas estas sensaciones, pensamientos y sentimientos son compartidas por el equipo, es normal que todos lloremos junto con las sobrevivientes”, agregaron.

¿Qué hay que hacer?

Es importante que las candidatas para hacerse estos tatuajes tengan claro los requisitos y pasos que deben seguir.

El primero y el más importante es que, luego de la reconstrucción, el oncólogo le dé a la paciente el visto bueno para que pueda ser candidata de una reconstrucción visual por medio de un tatuaje de aureola y/o pezón.

Hay que recordar que los procesos de cicatrización varían mucho dependiendo de cada persona, por lo cual no existe un tiempo estimado de recuperación preciso.

Cuando la persona llega al estudio tiene que firmar un contrato en donde reconoce que no es posible para los funcionarios de Tapir Tattoo Studio determinar si el proceso de cicatrización de la operación se encuentra completamente sano, por ello es importante el visto bueno del especialista médico.

Luego se realiza una primera reunión de valoración en la que hay un primer acercamiento con el equipo, en ella se evacua cualquier duda y se comienza a crear un vínculo. También se valora si se tiene que realizar una reconstrucción visual de areola y/o pezón o si es de ambas mamas. En esta reunión se agenda el día del tatuaje.

Por último, en la cita para la realización del tatuaje, previamente se habla sobre cómo desea que se vea el pezón y la areola, dónde quiere que esté y qué color se vería más natural para el tono de piel. Luego, mezclarán la tinta de tatuaje hasta que consigan un color que les guste a todos. Si solo se ha reconstruido una mama, el tatuador intentará igualar su pezón natural tanto como sea posible.

Si se sometió a una reconstrucción de pezón, se tatuará el pezón reconstruido y un área circular alrededor para recrear la areola, sino, el tatuador utilizará color y sombras para hacer que se vea como un pezón natural.

Es común que mientras se realiza el tatuaje se establezca un vínculo entre la sobreviviente y la persona que tatúa, por lo que casi siempre salen a la luz experiencias vividas por las pacientes, la mayoría coincide que el momento del primer diagnóstico es la etapa mas desmoralizante.

Según cuentan en el estudio, el tatuador siempre se toma el tiempo de escuchar a las mujeres, ya que para ellas es importante compartir el proceso que vivieron al cerrar ese ciclo tan doloroso.

Tapir Tattoo Studio

—  está localizado en San Rafael de Heredia. Las interesadas en hacerse tatuajes de pezones pueden escribir al WhatsApp 8598-8635.
Rocío Sandí

Rocío Sandí

Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana; Periodista de la Universidad Internacional de las Américas, con experiencia en Sucesos, Judiciales y Nacionales. Antes trabajó en La Nación y ADN Radio.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.