Rocío Sandí, Redacción.Hace 5 días

José María Figueres Olsen aún no ha inscrito su precandidatura presidencial, pero ya empezó a mover las piezas para intentar conseguir la victoria.

Para el politólogo Gustavo Araya, Figueres se jaló una jugada de lujo este martes cuando anunció que Antonio Álvarez Desanti renunciaría a sus aspiraciones a la candidatura por el Partido Liberación Nacional (PLN) para darle su apoyo.

Según Araya, el curtido político y expresidente de la República logró desviar la atención y las críticas que existen en su contra a raíz de su pasado, para “trasladarlos” a su nuevo aliado, a quien le han llovido. Además, se quitó de encima a uno de los precandidatos más fuertes en el PLN.

Figueres y Álvarez hicieron a un lado las diferencias y ahora caminan juntos. Foto: Rafael Murillo.
Figueres y Álvarez hicieron a un lado las diferencias y ahora caminan juntos. Foto: Rafael Murillo.

Araya dice que con estas acciones José María busca mostrar que puede unir el partido y que por más fuertes que sean las críticas merece una oportunidad.

“A nivel político ya nadie está hablando de su precandidatura ni de los cuestionamientos que le hacían, ya eso pasó a un segundo plano, él logró desviar la atención, ahora todos están hablando y criticando la decisión de Álvarez Desanti”, agregó el experto.

Sin memoria

La adhesión de Desanti dejó a muchos con la boca abierta, porque hace cuatro años Figueres y Antonio Álvarez se mandaron filazos de los bravos, cuando midieron fuerzas como precandidatos liberacionistas.

Uno de los encontronazos más recordado entre ambos fue en el debate que se llevó a cabo en Repretel el 28 de marzo del 2017, días antes de la convención liberacionista (2 de abril). Ese día los dos se sacaron los trapos sucios y se atacaron sin tregua.

“Todavía no entiendo cuál es el Toño al que tengo que creerle, Toño dice que se fue (del PLN) en el 2004 por corrupción. En el 2004 Toño dice: ‘en vez de que Arias tomara el partido y lo limitara, el cucarachero tomó el Arismo y eso fue el fin’, eso es lo que usted dice, en el 2004.

“Usted no me criticó ni una sola vez y en esta otra entrevista que le da Toño sobre las causas de la derrota no menciona la causa de la corrupción ni una sola vez, lo hace ahora por oportunismo político, porque usted es un oportunista Toño, lo ha sido toda la vida y lo seguirá siendo”, le soltó el expresidente José María Figueres sin anestesia a Álvarez Desanti en aquella ocasión.

El expresidente ganó mucho con la adhesión de Álvarez. Foto: Luis Navarro.
El expresidente ganó mucho con la adhesión de Álvarez. Foto: Luis Navarro.

Pero la cosa no se quedó ahí, ya que Figueres venía armado hasta los dientes y soltó toda su artillería.

“Usted Toño acomoda las cosas como más le conviene y eso no le luce, por eso usted es el sempiterno candidato”, también señaló.

Pero los guamazos no echaron pa’ tras a Desanti, quien tomó aire y respondió con todo.

“Esa desfachatez que usted tiene José María, es tan grande, que cuando nos dice que solo por Alcatel es por lo que lo criticamos, como si el tamaño de un acto de esos cuestionado de corrupción no fuera lo suficiente para tener descalificada su capacidad para gobernar a Costa Rica.

“No tiene usted la estatura moral para estar como candidato del Partido Liberación Nacional y si resulta candidato, cosa que no va a pasar, nos va a llevar a la más terrible derrota que puede sufrir Liberación Nacional”, añadió Antonio.

Con semejantes filazos se pierde una amistad, pero cuatro años después deciden unir fuerzas y dejar todo en el pasado. ¿Qué habrá pasado?

Araya no se sorprende, pues los cambios de opinión de Desanti ya son conocidos.

“Esto no es nuevo, ya una vez, en el 2004, Álvarez Desanti se había ido del Partido Liberación Nacional porque dijo que había corrupción y pese a todo volvió al partido y hasta fue apoyado por los Arias después de todo lo que había dicho del partido.

“Por este tipo de hechos pareciera que lo que don Antonio dice hoy podría ya no ser así mañana y eso de fijo Figueres ya lo tiene presupuestado, así que él debe tener en cuenta que el apoyo de Álvarez Desanti no es absoluto”, expresó el politólogo.

Esta no es la primera vez que el exdiputado se contradice con sus acciones. Foto: José Cordero.
Esta no es la primera vez que el exdiputado se contradice con sus acciones. Foto: José Cordero.
Pérdida de credibilidad

Los demás aspirantes liberacionistas dicen que este tipo de alianzas lo que provocan es que la gente pierda la confianza en la política y en los candidatos.

“Hace poco tiempo se acusaban mutuamente de fraude electoral y hasta de corrupción y, ahora, pretenden que se ignore todo. Un día dividen a la gente y al día siguiente le dicen que no pasaba nada”, dijo el diputado Carlos Ricardo Benavides, quien cuenta con el apoyo de los Arias en este proceso interno del PLN.

Benavides también cree que, detrás del pacto Álvarez-Figueres, existen arreglos a puerta cerrada.

Rolando Araya, quien hace unas semanas empezó a medir el ambiente para tirarse como precandidato, coincide con Benavides y asegura que no le queda la menor duda de que detrás del anuncio de Figueres, hay una negociación para una curul o un puesto importante.

Por su parte el diputado y exalcalde de Alajuela, Roberto Thompson, dijo la adhesión de Álvarez es una contradicción, debido a las manifestaciones de un pasado reciente, lo cual evidencia la falta de una “apuesta conjunta”.

José María Figueres anunció su intensión de luchar por la presidencia el Miércoles Santo. El inscribirá su precandidatura el próximo 15 de abril.