Bella Flor Calderón.7 diciembre
En la escuela Mauro Fernández solo se ven las mamás haciendo las matrículas del próximo año. Foto: Flor Calderón
En la escuela Mauro Fernández solo se ven las mamás haciendo las matrículas del próximo año. Foto: Flor Calderón

La Asociación Nacional de Educadores (ANDE) anunció que regresarían este viernes a las aulas después de 88 días de huelga y el panorama en los centros educativos es lo que se esperaba: pasillos y aulas vacías.

Por ejemplo, en la escuela Mauro Fernández en San José nos recibió el guarda que estaba regulando la entrada de las madres que llegaban a comprar los escudos de las camisas de sus hijos y para hacer la matrícula del 2019.

Doña María Luisa Argüello fue una de ellas, llegó con su hijo Kiefer Méndez, quien va para tercer grado el otro año sin saber cómo multiplicar gracias a la huelga

“La maestra abandonó el grupo desde el mes de setiembre, aunque regrese esta semana no voy a mandar a mi hijo porque ya para qué. Si ya entregaron notas y ya se cerró el curso, imagínese que estos últimos meses le tocaba aprender las multiplicaciones y ahora le tocará esperar hasta el otro año para aprenderlo”, explicó molesta.

Argüello, quien también es miembro de la junta de educación de este centro educativo, explicó que como su hijo, los alumnos de cuatro grupos se quedaron sin lecciones desde el inicio de la huelga y no tendrán fiesta de navidad, porque sin el maestro no tienen capacidad para hacerla.

Olga Palma llegó a matricular a su hija a la escuela Esmeralda Oreamuno de Tibás. Foto: Shirley Sandí
Olga Palma llegó a matricular a su hija a la escuela Esmeralda Oreamuno de Tibás. Foto: Shirley Sandí

En el centro educativo Esmeralda Oreamuno, de Tibás, tampoco vimos a alumnos recibiendo lecciones. Nos topamos a una mamá que llegó a matricular a su hija Vielka en quinto grado.

“A nosotros nos dijeron que las clases ya habían terminado, así que solo vine a matricular a mi hija para el otro año. Ni vimos a la maestra. De mis tres hijas, solo la que estaba en primero recibió lecciones, esa sí es una docente de admirar. No estoy de acuerdo con esa huelga, solo los estudiantes sufrieron y a final de cuentas no se logró nada”, aseguró Olga Palma.

La maestra Vivian Cruz Santamaría es una de las 10 docentes que no dejó de dar clases en la escuela Pedro Murillo Pérez, de Barva de Heredia. Foto: Eduardo Vega
La maestra Vivian Cruz Santamaría es una de las 10 docentes que no dejó de dar clases en la escuela Pedro Murillo Pérez, de Barva de Heredia. Foto: Eduardo Vega

En la escuela Pedro Murillo Pérez, de Barva de Heredia, la situación fue distinta. Su director Wálter Cerdas indicó que el 100% de los maestros regresó este viernes.

La maestra Vivian Cruz Santamaría es una de las 10 docentes de ese centro educativo que no dejó de dar clases un solo día. “No fui a huelga por no dejar abandonados a los estudiantes. Terminé todo el programa y eso me hace sentir orgullosa”, aseguró la docente.

El lunes más educadores se reincorporarán a sus puestos porque la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) anunció su regreso al trabajo para cumplir horario hasta el viernes que se realizarán la mayoría de las graduaciones de escuelas y se terminarán las matrículas para el curso lectivo 2019.