Nacional

Marzo traería racionamiento de agua para 77 mil personas de la capital

AyA promete que los cortes del líquido no sobrepasarán las diez horas al día

La época seca trae noticias buenas y otras pésimas.

Los calores socan, aumentarán y en marzo unas 77 mil personas de la capital empezarían a sentir los efectos del temido racionamiento de agua.

Así lo informó este lunes, en conferencia de prensa, Tomás Martínez, presidente de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y quien confirmó que aunque ya hay cortes en algunas comunidades el 1 de marzo será el inicio “oficial” de los racionamientos.

Martínez calcula que de los 1,3 miilones de clientes que tiene la institución, cerca de 70 mil sentirán el golpe de los cortes diarios de hasta ocho horas; a unos 7 mil les irá peor, ellos podrían estar a secas hasta 10 horas por día.

La gente de afectación alta es la que vive en Desamparados, Alajuelita, Zapote, Patarrá, Hatillo, Mata Redonda, y la de muy alta es la que vive en San Jerónimo de Moravia y Salitral de Santa Ana.

Y el panorama triste sigue, de las 146 asadas que están fuera de la Gran Área Metropolitana, unas 30 tendrán problemas de escasez, principalmente en Guanacaste.

Martínez dijo que aún no se sabe hasta cuándo se extenderán los racionamientos porque eso dependerá de la entrada de la poca lluviosa en cada zona del país.

Lluvia llegarán antes

Werner Stolz, jefe de pronósticos del Instituto Meteorológico Nacional, abre la llave de la esperanza.

Dice que lo más probable es que este año la época lluviosa se adelante una semana. La transición siempre empieza en abril, pero en el IMN creen que en el Pacífico sur los primeros aguaceros caerán en la última semana se marzo.

Luego las lluvias irán abarcando el resto del país y el agua llegará por último a Guanacaste; se estima que por ahí del 15 de mayo ya todo el país esté en época lluviosa y habrá buena agua porque estaremos bajo la influencia del fenómeno de La Niña.

Renato Alvarado, ministro de Agricultura y Ganadería, también estuvo en la conferencia y dijo que los productores están deseando que lleguen las lluvias porque la falta de agua los afecta directamente, por eso en los últimos años han trabajo en construir reservorios del valioso líquido.

Comentó que hay una supervisión constante en las fincas agrícolas y ganaderas ya que, aunque nadie quiere sequía, el exceso de agua tampoco hace bien. A los campesinos les recomiendan tener buenos drenajes en las fincas.

Alexander Solís, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias, habló del otro extremo: la mucha agua.

Solís dijo que en cuánto a los problemas de escasez de agua, la CNE le ha metido el hombro a muchos centros educativos para dotarlos de tanques de almacenamiento.

En esta época de pandemia es clave tener con qué lavarse las manos a menudo.

Ahorrar agua

El presidente ejecutivo del AyA hizo un llamado a ahorrar agüita.

Informó que, en promedio, los clientes gastan unos 400 litros por día y que si todos hicieran el esfuerzo de bajar esa cifra a los 275 litros diarios, a nadie le faltaría el agua ni serían necesarios los racionamientos.

Martínez pidió moderación a la hora de recoger agua. Hay que juntar la que de veras se va a utilizar en las horas que dure el racionamiento y rendirla todo lo que se pueda.

Rocío Sandí

Periodista de la Universidad Internacional de las Américas, con experiencia en Sucesos y Judiciales. Antes trabajó en La Nación y ADN Radio.