Karen Fernández.15 enero
Los oficiales de seguridad de Novacentro están atentos de los carros que dejan abandonados para colocarles una etiqueta en el parabrisas. Foto: Karen Fernández
Los oficiales de seguridad de Novacentro están atentos de los carros que dejan abandonados para colocarles una etiqueta en el parabrisas. Foto: Karen Fernández

Milena Carmona fue hace dos meses a comprar al Mas x Menos del centro comercial Novacentro, en Moravia, y luego pasó al Banco Nacional.

En las dos cosas tardó cerca de una hora y cuando salió se llevó una desagradable sorpresa.

En el parabrisas de su carro había pegada un papel engomado que la administración del centro comercial ha decidido colocar en los carros que, según ellos, fueron “abandonados” en el parqueo y le quitan espacio a su clientela.

La medida ha levantado roncha pues no está muy clara la forma para determinar cuándo un carro fue abandonado o no.

Algunos comentarios en redes sociales indican que el tiempo máximo de uso del parqueo es de 30 minutos y que la persona debe comprobar que hizo alguna compra en el centro comercial.

Quisimos conocer la posición de Novacentro, pero al acercarnos a la administración para consultar un joven identificado solo como Cristopher indicó que la persona a cargo no podía atendernos, pero que además no se referirían al tema de las calcomanías.

En un comunicado que Novacentro puso en su perfil de Facebook el 3 de enero informa que el tiempo de uso del parqueo no es limitado. Eso sí, dice que es exclusivo para sus clientes mientras compran en los locales u obtienen los servicios que brindan.

Doña Milena afirma que cuando ella vio la calcomanía pegada en el parabrisas de su carro buscó a alguno de los oficiales para reclamar, pero nunca los encontró.

Esta es la calcomanía de la discordia que tiene molestos a los usuarios. Foto: Cortesía
Esta es la calcomanía de la discordia que tiene molestos a los usuarios. Foto: Cortesía

El colerón fue mayor porque la dichosa calcomanía no es fácil de quitar y, para colmo, la pegan del lado del conductor. A doña Milena le tocó manejar desde Novacentro hasta Las Nubes de Coronado (unos 13 kms) con muy poca visibilidad y acompañada por sus hijas y su madre adulta mayor.

La calcomanía es de un tamaño aproximado a 28 centímetros de alto y 21 de ancho (como una hoja de papel bond).

Esta situación generó riesgo de accidentes y además la expuso a una multa mayor a ¢23.415 por manejar así.

El pegamento de la calcomanía resultó tan fuerte que hace falta sacar el rato para arrancarla. A doña Milena le tocó ir hasta a un lavacar a pagar un lavado especial, de ¢20.000, para despegarla por completo.

¿Qué hacer si le pasa?

Consultamos a Eric Ulate, presidente de Consumidores de Costa Rica, para ver qué procede en una situación como esta.

“Una persona que se sienta perjudicada por esa medida puede plantear un proceso penal por daños y perjuicios si se le ocasionó un daño al vehículo al ponerle la calcomanía. En un caso de estos no interviene la Oficina del Consumidor del Ministerio de Economía”, explicó.

Pero como todo proceso penal, nos aclara que no es tan sencillo y además es muy costoso, por lo cual el afectado debe valorar si cree que vale la pena invertir el tiempo y dinero para echarse dicho pleito.

"No se podría asegurar un resultado positivo para el usuario del servicio, la empresa podría decir que como lo está anunciando de previo, al usar el parqueo el cliente acepta tácitamente las condiciones”, Eric Ulate, Consumidores de Costa Rica.
Este rótulo de advertencia se encuentra en varios puntos del parqueo del centro comercial. Foto: Karen Fernández
Este rótulo de advertencia se encuentra en varios puntos del parqueo del centro comercial. Foto: Karen Fernández

Cada parte deberá presentar sus pruebas, en el caso del afectado los testigos, si los tiene, y las facturas que demuestren los gastos en los que incurrió para reparar los daños causados. La administración del centro comercial deberá demostrar con cámaras u otros apoyos que la persona no estuvo haciendo uso de las instalaciones y que el carro estaba bien cuando salió del lugar, por ejemplo.

Por su parte el abogado y socio fundador de Legal Center Pablo Solano nos indicó que si quien está haciendo la compra dejó estacionado el carro y anduvo por el centro comercial, la administración del centro comercial debe respetar eso.

¿Qué puede hacer el consumidor? Puede poner una queja sobre la administración de Novacentro, pero debe demostrar que estuvo ahí y que se compró algo.

En opinión de Solano, el usuario podría hacer sus compras y tener hasta 20 minutos de gracia para salir del centro comercial a hacer alguna vuelta cerquita. Dice además que los administradores de Novacentro podrían llamar al Tránsito, pero en esa Policía aclara que no intervienen en propiedades privadas a menos que se trate de un choque.