Franklin Arroyo.3 julio

Doña Luz Marina Molinares intentará presentar este miércoles un recurso de exoneración de pago de pensión en los Tribunales de Pococí.

Dicho recurso lo presentan las personas que quieren demostrar que no tienen los recursos suficientes para hacerle frente a la obligación, ni a sus propios gastos personales.

Doña Luz Marina tiene una audiencia de conciliación este miércoles e intentará matar dos pájaros de un tiro, pero el asunto no es tan sencillo.

La sola posibilidad de hacerse presente al juzgado de Pococí representa un esfuerzo económico grande para ella. Doña Luz no debería ir sola y hacerse acompañar de su hija Elizabeth Carballo, implica un poco menos de diez rojitos en pasajes, un montón de platica para esta familia.

Un pasaje de Limón – Guápiles cuesta ¢2.340, y es solo el de ida.

Y eso que no estamos tomando en cuenta que se coman algo de camino como un fresquito y sanguchito.

La señora sufre un montón de enfermedades que, además de tenerla en un estado de salud muy complicado, le impiden ganarse los cinquitos en algún trabajo.

Luz Marina Molinares se pudo ir este martes a Limón. Foto: Gerardo Zamora
Luz Marina Molinares se pudo ir este martes a Limón. Foto: Gerardo Zamora

Belisario Solano, abogado de familia, le aconsejó a la señora presentar ese recurso, mientras que un abogado de San Carlos quiere apadrinar a la mujer con sus servicios profesionales.

“Lo que ella debe hacer es que un abogado, el Inamu, adaptación social, alguien, le ayude a presentar un incidente de exoneración de pago de pensión y que se tramite de forma urgente debido a su estado de salud”, explicó Belisario, quien le ha dado seguimiento al caso por medio de La Teja.

50 rojitos de pensión debe dar doña Luz Marina a un hijo de 15 años

Belisario añadió que el artículo al que puede recurrir es el 173 del Código de Familia, que indica los casos donde no existe la obligación de dar pensión. El inciso A dice: ‘cuando el deudor no puede suministrarlos sin desatender sus necesidades alimentarias o sin faltar a la misma obligación de alimentos para con otras personas’.

Una rebaja

La audiencia de conciliación es donde se le solicita al juez que varíe el monto de la pensión. En este caso sería una rebaja.

En caso de que le nieguen la exoneración, Belisario dice que si vuelve a caer en prisión, puede solicitar a Adaptación Social otras condiciones para ella, como andar una tobillera o la casa por cárcel.

Ella debe pagar 50 rojitos a un hijo que se fue a vivir con un tío (hermano de doña Luz Marina). Ellos son quienes la tiene pegada, pese a que saben el estado de salud de la señora.

Mientras tanto, Ramón Morales, el abogado que quiere colaborar con la señora, este miércoles no la puede acompañar porque tiene un asunto legal que atender.

“Tengo voluntad de ayudar, pero soy de San Carlos y estos días no pude salir por los bloqueos. Pero la solicitud de exoneración la puede realizar en cualquier momento. No tiene que estar autenticada, ella la presenta”, dijo.

 A doña Luz Marina se le apareció un ángel que le pagó su deuda. El señor prefiere el anonimato. Foto: Cortesía.
A doña Luz Marina se le apareció un ángel que le pagó su deuda. El señor prefiere el anonimato. Foto: Cortesía.

Comentó que él iba a estudiar el caso de la señora para ver como la liberaba, pero se enteró que un hombre pagó la deuda el domingo. Por eso fue que Luz Marina salió del Buen Pastor.

Entre los planes del abogado está visitar Guápiles, ver los papeles y fundamentar la defensa.

“Ahora que ya está libre quiero ayudar. Voy a ponerme en contacto con Gerardo (Zamora, quien dio a conocer el caso), que ya presentó recursos de Hábeas Corpus y está más enterado del caso".

Por fin
Doña Luz apenas llegó a Limón le dio un abrazo a su nieto Gabriel. Foto cortesía
Doña Luz apenas llegó a Limón le dio un abrazo a su nieto Gabriel. Foto cortesía

La señora viajó este martes de San José a Limón donde por fin se reencontró con su familia, que no la ve desde el 7 de junio.

Gerado Zamora está confiado en que la gestión que se hará este miércoles la saque del apuro de una vez por todas a la mujer.

“Se va a hacer acompañar de un abogado y presentarán la solicitud de exoneración, la epicrisis y otros documentos. Depende del juez si le quita la pensión. Espero que así sea”, dijo Zamora.

Según el exjuez de la República Gilberth Gómez, el nuevo Código de la Familia que se tramita en la Asamblea Legislativa ya pasó el primer debate, contempla la eliminación del apremio corporal por razones de salud. Es decir, un caso como el de Luz Marina encajaría a la perfección.