Karen Fernández.19 septiembre
Esta josefina de 63 años es toda una guerrera en la lucha contra el cáncer. Foto: Cortesía Fundación Anna Ross
Esta josefina de 63 años es toda una guerrera en la lucha contra el cáncer. Foto: Cortesía Fundación Anna Ross

Doña Marianella Castro tiene 63 años y está enfrentando su tercera lucha contra el cáncer.

Esta guerrera será una de las cientos de personas que asistirá a la caminata y carrera de la Fundación Anna Ross, la cual se realizará el domingo 6 de octubre entre Paseo Colón y La Sabana.

Cuando Castro tenía 38 años le encontraron el primer cáncer, un tumor en cada una de sus mamas.

Luego en el 2001 le sacaron cinco tumores del útero y el año pasado le detectaron otro tumor en el pulmón izquierdo, por el que está en tratamiento actualmente y al parecer ha dado resultado porque no ha crecido.

“La primera vez todo se dio muy rápido. Yo trabajaba como secretaria y me dolía mucho el brazo izquierdo, mi prima Cecilia Sotela estaba atravesando este proceso de cáncer de mama y me pagó una cita para ir al médico al día siguiente. Cuando el doctor me vio tenía sangre y pus en las mamas, me mandó una mamografía de una vez y ese mismo día analizó los resultados y me detectó un tumor de tres centímetros en cada seno”, recordó la sobreviviente.

Al día siguiente la operaron para hacerle un raspado en la mama izquierda y la biopsia, que al final resultó negativa, pero como en su caso tiene fuertes antecedentes familiares (3 tías y 4 primas han enfrentado el cáncer), lo mejor era actuar rápido.

En el caso del 2001, tenía unas hemorragias fortísimas que no la dejaban ni sentarse, por lo que se fue a hacer un papanicolau a la clínica La Carit en una campaña de salud, ahí le dieron cita para dentro de seis meses. Cuando la revisaron, todo ese tiempo después, su útero medía 18 centímetros, cuando lo normal era siete.

“Mi papá y mi hermano me pagaron la cita con el doctor Fuster, quien me internó el día siguiente a las cinco de la mañana y me operó en tres ocasiones, el 2 y 31 de diciembre del 2001 y en la última (abril del 2002) ya me sacaron el útero y los ovarios”, contó doña “Nela”, quien admitió que esa segunda vez se puso muy triste.

Una más

Cuando parecía que la vida le volvía a sonreír y podría retomar su pasión por la escritura, le detectaron, en enero del 2018, el tercer cáncer en el pulmón y ha estado en tratamiento desde entonces, pero como ella es tan carga, lo está tomando con positivismo.

“Tengo que luchar porque tengo tres hijas que amo, siete nietos y un bisnieto y ahora que encontré este grupo de amigas y apoyo en la Fundación Anna Gabriela Ross, para mí los martes son sagrados para asistir”, explicó.

También aprovechó para aconsejarle a todas las mujeres que se hagan los exámenes a tiempo y prevengan la enfermedad con una alimentación sana y ejercicios.

La carrera

Cientos de testimonios como este compartirán en La Sabana luego de la caminata de la Fundación Ana Ross, que este año cuenta con la novedad de hacer un llamado a la protección del ambiente, generando menos “bolis” de hidratación y motivando a rellenar sus botellas en los sifones que se colocarán a lo largo del recorrido y el ecopack, que busca hacer menos medallas porque para la producción de cada una de éstas se requieren 100 litros de agua y no se aporta mayor valor con ellas, explicó Adrián Lizano, miembro de la junta directiva de la fundación.

La caminata y carrera de la fundación ya lleva 16 años de realizarse. Foto Rafael Murillo
La caminata y carrera de la fundación ya lleva 16 años de realizarse. Foto Rafael Murillo

La edición número 16 saldrá a las 8 a. m. de Torre Mercedes en Paseo Colón hacia La Sabana.

La caminata es gratis y la carrera tiene las modalidades retropack, que cuesta ¢7.000 (incluye seguro, camisa, número e hidratación) y fullpack que cuesta ¢12.000 (medalla, chip, seguro, camiseta, número e hidratación), pero ya este último se agotó.

Puede inscribirse en la Fundación (quinto piso del edificio Colón), en la página www.caminataross.com o en los AM/PM.