Franklin Arroyo.5 abril, 2019

A los oficiales de Tránsito que deseen usar barba, lo cual tienen prohibido, se les abrió un portillo gracias a la pelea que dio el oficial Juan José Vásquez Lizano.

Y aunque Vásquez recibió el respaldo de los magistrados, la Policía de Tránsito se mantiene quisquillosa en que la medida afecte a los demás tráficos.

Lo cierto hasta hoy es que una sentencia de este miércoles de la Sala Constitucional falló a favor del oficial Juan José Vásquez Lizano un recurso de amparo interpuesto por él.

A Vásquez Lizano le habían llamado la atención por escrito por llegar al brete con barba estilo candado, situación que está estipulada como falta leve en el artículo 122 del Reglamento de Organización y Servicio de la Policía de Tránsito.

Así lucía Juan José Vásquez Lizano el día que le abrieron el proceso administrativo. Foto: Cortesía.
Así lucía Juan José Vásquez Lizano el día que le abrieron el proceso administrativo. Foto: Cortesía.

Juan José recurrió a la Sala IV porque para él esa normativa no tiene lógica, atenta contra el derecho de imagen, a la dignidad y la identidad del trabajador.

“En realidad, esperaba que esa fuera la apreciación de la Sala, porque afecta mi derecho a la imagen. La barba no incide de ninguna manera en que uno sea bueno o malo como policía o como persona”, comentó el plantado tráfico, de 35 años, que labora en la Unidad Corredor 6 de la Región Atlántica.

Vásquez contó que el 10 de enero del 2019, día previo a que se le abriera el proceso administrativo, estaba en el último día de una incapacidad y consultó a un sindicalista que si podía ir con barba y éste le manifestó que sí, que varios compañeros en San José ya lo hacían y que no lo consideraba un error.

Entonces, Juan José se presentó el 11 de enero con una barba recortada, estilo candado y fue recibido por el Jefe de la Región Atlántica, Julio Arguedas Sánchez (se pensionó) quien le dijo que no podía patrullar así y que cogiera el radio.

“Me dijo que haría las pesquisas respectivas y mandó al compañero que tenía el radio a patrullar. Ese día no me dijo nada, me dejó todo el día en eso”, comentó.

Entonces, Juan José se rasuró y se presentó al día siguiente sin barba. “Lo hice para evitar represalias pero ese mismo día llegó un compañero con todo el brazo tatuado, expuesto. Eso fue lo que más me encendió a mi. ¿Cómo es posible que sea agravante la barba que es natural en mí y el otro lleno de tinta se acepta? Es discriminación”, dijo. Por eso, puso el salacuartazo el 23 de enero.

Ya crece

El fallo se supo hasta este miércoles 3 de abril y este jueves, el oficial Juan José Vásquez ya se empezó a dejar la barba y fue a trabajar así y los jefes no le dijeron ni pío.

En sus consideraciones, los jueces Fernando Castillo, Paul Rueda, Nancy Hernández, Luis Fernando Salazar, Marta Eugenia Esquivel y Mauricio Chacón determinaron que la medida es desproporcionada.

“Este Tribunal considera que la medida reglamentaria –prohibición absoluta del uso de una barba- es excesivo, en el tanto deja desprotegidos los derechos a la identidad y desarrollo de la personalidad, sea que las personas puedan decidir sobre su apariencia”, dice parte de la sentencia.

El fallo de la Sala salvó al oficial de la sanción por escrito que le impuso la Región Atlántica de la Policía de Tránsito y ordena al Estado a pagar el costo del juicio.

“Se anula el oficio número DVT.DGTP-OPT-RA que dispuso la apertura de un procedimiento administrativo por la mera tenencia de una barba en perjuicio del recurrente y consecuentemente, la sanción impuesta en la resolución del 16 de enero de 2019”.

Alto un toque

Pese a lo que dispuso la Sala Cuarta, la Policía de Tránsito informó que seguirá aplicando el reglamento porque deben apegarse a él.

Según la Jefe de Asesoría Legal de Tránsito, Tatiana Rojas, hasta que el reglamento no se modifique, no pueden dejar de aplicarlo.

Esta foto de archivo demuestra que algunos andan con barba y sus jefes no los han molestado. Fotografía: Alonso Tenorio
Esta foto de archivo demuestra que algunos andan con barba y sus jefes no los han molestado. Fotografía: Alonso Tenorio

“Realmente si lee a fondo la resolución, la Sala lo que resuelve en el por tanto es declarar parcialmente con lugar el recurso y anula el oficio administrativo por parte del Jefe de la Región del Atlántico”.

Añadió que los recursos de amparo son individuales y que la única forma en que un reglamento se anule es mediante una acción de inconstitucionalidad o vía decreto.

- ¿Sigue siendo prohibido andar barba para los oficiales?

Sí. Los oficiales saben que deben apegarse a los reglamentos, no estamos ante una acción de inconstitucionalidad.

"El patrono previo a imponer una sanción por aspectos relacionados a la apariencia física, debe analizar la motivación y justificar la prohibición”, Marta Esquivel, magistrada instructora.
Caso a caso
Según Alonso Mata, vocero de la Sala Cuarta, aquel oficial de tránsito que se sienta afectado por el reglamento o que le prohiban usar barba podrá recurrir a la Sala Constitucional y presentar como fundamento de derecho el fallo que respaldó a Juan José Vázquez; el tribunal resolverá conforme a derecho en cada caso particular.