Franklin Arroyo.4 octubre

Los ovnis como los que salen en la famosa fotografía de la laguna Cote, cerca del volcán Arenal, le han aparecido más veces a don Sergio Loaiza, uno de los tripulantes que viajaban en el avión donde iba la cámara que sacó aquella imagen de 1971.

Según Loaiza, son varios tipos de naves los que circulan en la Tierra, pero el modelo que aparece en la foto de Cote es de los más usados por los extraterrestres.

Esa foto es una de las más famosas del mundo porque fue realizada por un ente gubernamental, el Instituto Geográfico Nacional, que era una dirección adjunta del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y que estaba haciendo un trabajo solicitado por el ICE, además la imagen ha sido sometida a múltiples análisis para comprobar su veracidad.

Don Sergio Loaiza muestra la foto que se hizo famosa. Foto: Franklin Arroyo
Don Sergio Loaiza muestra la foto que se hizo famosa. Foto: Franklin Arroyo

Don Sergio visitó el lago en dos oportunidades más acompañado por grupos que expresamente le solicitaron que los llevara al lugar y volvió a los amigos de otro planeta.

“Recuerdo que una vez, un grupo de profesionales de San Ramón me contactó y me pidió que los acompañara al lago y les explicara como había sido lo de la foto. se tomaron algunas fotos y volvió a salir un ovni similar al de la laguna de Cote”, dijo Loaiza.

Esta es la famosa foto, tomada a tres mil metros de altura, con una cámara de alta precisión. Foto: Cortesía de Sergio Loaiza.
Esta es la famosa foto, tomada a tres mil metros de altura, con una cámara de alta precisión. Foto: Cortesía de Sergio Loaiza.

Don Sergio volvió al lugar una tercera vez con otros ufólogos, personas que investigan ovnis.

“Les di una charla en San José y me pidieron que los acompañara y fuimos. Ellos me dieron el transporte”.

Por supuesto, esa visita se realizó otro día y resulta que tomaron fotos y de nuevo, volvió a salir un ovni de características similares.

“Por razones que desconozco, hay países a los que no les interesa dar a conocer el fenómeno ovni, pero el día que salga la verdad, nos daremos cuenta del engaño en que hemos vivido”, Sergio Loaiza.

Incluso, en una visita en enero de este año, que realizó por recreación, don Sergio volvió a tomar una foto del lago y volvió a aparecer un ovni de ese mismo tipo.

“Hay muchas clases de ovnis, tantos como carros hay en la tierra, pero ese modelo de la laguna de Cote seguro salió muy bueno porque es muy común”, dijo.

Loaiza también cuenta que existe una referencia en el extranjero de una fotografía con características similares a las que ha tomado en el lago Cote.

“Mi instructor en navegación aérea, Erwin Guensler, un alemán, tomó una en 1970, en un entrenamiento en Sudáfrica. En esa, se ve la nave posando sobre tierra”.

Esta es la foto que tomó cuando visitó el lago con un grupo de profesionales de San Ramón, donde volvió a salir un ovni similar. Foto: Cortesía de Sergio Loaiza.
Esta es la foto que tomó cuando visitó el lago con un grupo de profesionales de San Ramón, donde volvió a salir un ovni similar. Foto: Cortesía de Sergio Loaiza.
Mucha experiencia

Don Sergio trabajaba como cartógrafo en el Instituto Geográfico Nacional cuando se tomó la foto en 1971.

La cámara con la que se hizo es de gran precisión, pesa aproximadamente un quintal (40 kilos) es RMKA 15/23 de marca Zeiss Ikon y de fabricación alemana.

Don Sergio contó que desde niño ha escuchado historias sobre ovnis y él mismo ha visto muchos sucesos. Por ejemplo, en 1966, sus padres vivían en San Carlos y una de las grandes diversiones era ir a alguno de los cines, nombró el Rex y el Sauma y que cuando salieron tuvieron una experiencia extraterrestre.

“Eran las diez de la noche o más tarde y en la cuesta a Florencia vieron el cono del Arenal despejado y encima lo que ellos describieron como una palangana doble. Y papá dijo, ‘vamos a casa y lo vemos más cerca con los binóculos’. Pero antes de llegar, fue tal la impresión de papá que tiró el carro a la orilla de la calle y en eso se le apagó el motor. La nave estuvo diez minutos encima de ellos, se fue y volvió a arrancar el motor”, contó don Sergio.

Explicó que esa historia la vivieron su mamá, su papá, la hermana y un vecino que los acompañó y que solía trabajar en la finca de la familia.

Don Sergio asegura que tiene muchas historias más como la anterior.

“Por razones que desconozco, hay países a los que no les interesa dar a conocer el fenómeno ovni, pero el día que salga la verdad, nos daremos cuenta del engaño en que hemos vivido”.