Bryan Castillo.17 marzo
Lucía Pineda (de rayas rojas y blancas) está recluida desde el 21 de diciembre del 2018. Foto: Ana Laura Sequeira.
Lucía Pineda (de rayas rojas y blancas) está recluida desde el 21 de diciembre del 2018. Foto: Ana Laura Sequeira.

Quienes conocen a la periodista Lucía Pineda temen lo peor de cara al juicio en su contra, que se inicia este lunes 18 de marzo en Managua.

La comunicadora, que tiene nacionalidad costarricense y nicaragüense, está encarcelada desde el 21 de diciembre del 2018. Las autoridades orteguistas la acusan de terrorismo e incitación al odio en contra del gobierno.

Alfredo Salinas, presidente de la Asociación de Periodistas de Nicaragua Pedro Joaquín Chamorro, dijo a La Teja que la Fiscalía ha inventado pruebas, delitos y ha llamado a declarar a personas que han dado falso testimonio en contra de Pineda.

Según nos dijo Salinas, están preparados para recibir la sentencia este mismo lunes.

“De las actuales autoridades creemos todo (en relación a que encuentren a Lucía Pineda culpable de delitos que no cometió). Nosotros como organización de periodistas hemos manifestado de manera permanente nuestro rechazo y condenamos el encarcelamiento de la colega Lucia Pineda Ubau. Exigimos su liberación”, declaró.

“Todo el juicio es un invento del gobierno, que rechazamos y estaremos atentos ante las maniobras judiciales que realizarán en la audiencia”, añadió Salinas.

Pese a mostrarle todo el apoyo a Lucía, Salinas dejó claro que no han hecho ninguna manifestación pública por temor a correr la misma suerte que Pineda.

“Lo que le está pasando a Lucía es un atentado contra todo los periodistas de Nicaragua". Ana Laura Sequeira.

“Hay que tomar en cuenta que las autoridades de policía no permiten siquiera que una sola persona salga a la calle con la bandera del país porque es llevado preso, eso nos limita a manifestarnos”, añadió.

Cuenta que la situación de Pineda así como la de su jefe, Miguel Mora, dueño del canal 100% Noticias donde la periodista era la jefa de información, es precaria, al punto que sus familiares saben poco de ellos.

Lucía fue llevada inicialmente a la cárcel El Chipote, conocida mundialmente por los actos de tortura que ahí se cometen. El lunes 28 de enero fue trasladada a la prisión La Esperanza, donde permanece. Ambos centros penitenciarios están en Managua.

Mora se encuentra recluido desde el 21 de diciembre en El Chipote.

“Lo que nos dicen sus familiares aquí en Nicaragua es que desconocen el estado de salud de ambos, que no los dejan visitarlos, no les dejan pasar las medicinas y a Miguel Mora no le permiten la luz del sol y no le dejan que le lleven una biblia”, agregó Salinas.

Comunicadores de la Asociación de Periodistas de Nicaragua Pedro Joaquín Chamorro le están dando apoyo a Lucía. Foto: Asociación de Periodistas de Nicaragua Pedro Joaquín Chamorro.
Comunicadores de la Asociación de Periodistas de Nicaragua Pedro Joaquín Chamorro le están dando apoyo a Lucía. Foto: Asociación de Periodistas de Nicaragua Pedro Joaquín Chamorro.
Familiares y amigos atados de manos

Alejandro Ubau, tío de Lucía, y Ana Laura Sequeira, excompañera de trabajo, cuentan que están atados de manos, pues no se puede confiar en la justicia nicaragüense.

Es sabido que Daniel Ortega controla el Poder Judicial.

“Tenemos claro que es en Casa Presidencial (Ortega y su esposa Rosario Murillo) que se manejan estos temas. Es ahí donde dicen si una persona se queda o sale de la cárcel. En la familia hemos sido claros que se puede dar cualquier escenario (en el caso de Lucía), por eso no nos tomaría por sorpresa una sentencia en su contra”, explicó el pariente.

Sobre el estado de salud de la periodista, Ubau dijo que está bien pero derechos como las visitas o sus horas de sol han sido violentadas.

“Ella es realista y sabe esto que estamos diciendo pero está clara en sus ideales, su fe es inquebrantable y siempre pide al pueblo de Nicaragua y de Costa Rica que oren por la situación que se vive en el país”, agregó Ubau.

Por su parte, Ana Laura Sequeira, aseguró que es preocupante la realidad de Pineda y la de su jefe, Miguel Mora, pues nadie confía en la justicia nicaragüense.

Video por libertad
A mediados de enero, Daniel Ortega, dictador niragüense, le pidió a Lucía un video en el cual ella le ofreciera disculpas a él a cambio de dejarla en libertad. La comunicadora rechazó la oferta.

“Se supone que esa audiencia (de este lunes 18) debe ser pública pero no es así, ahí solo van a estar los medios afines a Daniel Ortega. Habrá muca expectativa porque Lucía y Miguel son muy queridos por el pueblo, lo que pasa es que en este caso no se podrá ver a Lucía porque el gobierno la quiere esconder”, agregó.

Sequeira también dijo que no sería nada raro que este mismo lunes condenen a la comunicadora.

Otras personas que fueron encarceladas por los mismo delitos por los que se le acusa a Pineda fueron sentenciados a 70 y 80 años de cárcel.

En los últimos días se informó que Lucía tiene alergia en la piel por dormir en el suelo y que ha bajado de peso.

Lucía está en la cárcel La Esperanza en Managua. Foto captura de video.
Lucía está en la cárcel La Esperanza en Managua. Foto captura de video.