Shirley Sandí.18 noviembre

Ya es posible comer en el país una deliciosa olla de carne, casados, tortillas de queso, chorreadas, tamales, hamburguesas, pizza y hasta pollo frito libres de gluten.

El restaurante La Granja es un negocio de comida típica costarricense libre de gluten que ofrece variedad de platillos típicos pero también comida rápida como pollo frito y hamburguesas. En la foto, Elizabeth Espinoza sirve un casado. Fotos: Mayela López
El restaurante La Granja es un negocio de comida típica costarricense libre de gluten que ofrece variedad de platillos típicos pero también comida rápida como pollo frito y hamburguesas. En la foto, Elizabeth Espinoza sirve un casado. Fotos: Mayela López

Para los celiacos o intolerantes esta es una gran noticia pues podrán ir al restaurante La Granja, ubicado en Pavas, sobre la calle principal, sin temor a salir con molestias estomacales.

Dicho restaurante está a solo un paso de ser el primero en el país en certificarse 100% libre de gluten, en un proceso en el que ha sido acompañado por la Asociación Pro Personas Celiacas.

El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como el trigo, la cebada o la avena y que muchas personas son incapaces de digerir por completo, por lo que luego la pasan muy mal, les dan diarreas, inflamación de estómago y un montón de dolencias más.

Debido a que cada vez hay un mejor diagnóstico de esta enfermedad, también han surgido muchas opciones de comidas para evitar que la gente celiaca la pase mal.

Rodrigo Apéstegui, propietario del restaurante, explicó que decidió convertir su negocio en 100% libre de gluten hace seis años y para ello lo sometió a una transformación con la cual logrará mantener el mismo sabor y presentación de los platillos criollos. Ahora, después de tanto brete quiere dar el paso a la certificación.

“Esta certificación es un proceso estricto y riguroso. La mayoría de nuestros clientes no son celiacos o intolerantes al gluten, pero queríamos cocinar lo mismo teniendo el cuidado de utilizar ingredientes libres de gluten, con los mismos precios” indicó Apéstegui.

¿Se recomienda?

Y es que comer sin gluten se está convirtiendo también en una moda, incluso, en algunas páginas en Internet hay dietas o tendencias que lo promueven.

Apéstegui aseguró que sus clientes no celiacos le han comentado que se sienten mejor, con más energía, si comen de esta manera.

Todo lo que se vende en La Granja está libre de gluten. Fotos: Mayela López
Todo lo que se vende en La Granja está libre de gluten. Fotos: Mayela López

La Teja consultó a la nutricionista Cristina Bazo para que nos diera su opinión sobre esta tendencia.

“No hay problema que una persona que no tenga problemas con el gluten siga una alimentación sin gluten, no es contraproducente para la salud, pero es innecesario.

“La gente ha asociado al gluten como algo malo y no es así, a menos de que tenga una alergia o intolerancia al gluten.

“A la hora de hacer un queque, pan o galletas sin gluten, se usa más grasa o más azúcar para mejorar el sabor o textura, por lo que las personas podrían estar consumiendo productos más altos en grasa o con más calorías. Por eso, lo primordial es consultar con un profesional para saber si usted necesita o no ese tipo de alimentación”, indicó Bazo.