Shirley Sandí.22 mayo
Michael Rodriguez (de espalda) y Anthony Venegas son dos presuntas víctimas de abuso del excura Mauricio Víquez. Ahora presentaron una demanda civil junto con un tercer denunciante. / Fotografía: John Durán
Michael Rodriguez (de espalda) y Anthony Venegas son dos presuntas víctimas de abuso del excura Mauricio Víquez. Ahora presentaron una demanda civil junto con un tercer denunciante. / Fotografía: John Durán

Tres presuntas víctimas de abuso sexual por parte del exsacerdote Mauricio Víquez, plantearon una demanda civil en contra de la Iglesia católica por un total de ¢300 millones.

Se trata de Michael Rodríguez, Anthony Venegas y Carlos Muñoz, quienes plantearon el pasado viernes tres juicios ordinarios en el Tribunal Colegiado Civil del Primer Circuito Judicial de San José.

Los procesos se plantearon contra la Conferencia Episcopal y Temporalidades de la Iglesia católica de San José (bienes de la Iglesia).

“La Iglesia ha consentido, ha sido cómplice del padre Víquez, ha permitido los abusos sostenidos. Hay un caso en Chile muy parecido que se fueron a la vía civil independientemente del tiempo de prescripción de la acción y les pagaron, hay precedentes”, indicó Rodolfo Alvarado, abogado que lleva los casos.

La iglesia chilena fue condenada en marzo pasado a pagar 450.000 dólares de indemnización a tres víctimas de abusos sexuales perpetrados por el exsacerdote Fernando Karadima.

Alvarado explicó que cada juicio se presenta por separado porque se trata de hechos y momentos distintos y se están solicitando ¢100 millones por cada víctima.

“La Iglesia no puede desligarse de esto, Monseñor José Rafael Quirós conoce de esto desde el 2003, existen audios con su voz donde reconoce que esto (los abusos) se llevaban a cabo y no hizo nada”, Rodolfo Alvarado, abogado.
La historia se repite

Y es que muchos de los hechos ocurridos en Chile se repiten en Costa Rica.

Varias de las iniciativas de ley que se están aprobando y promoviendo en el país surgen de Chile, país donde se vivió un escándalo de abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes.

La Cámara de Diputados de Chile aprobó un proyecto de ley similar al que se presentó este martes en Costa Rica, el cual obligaría a los sacerdotes a romper el secreto de confesión en los casos de abusos sexuales.

Solo resta la ratificación del Senado de Chile para su entrada en vigencia.

Ciudadanos se han manifestado en contra de la impunidad. . Foto: Marcela Bertozzi/Agencia Ojo por Ojo
Ciudadanos se han manifestado en contra de la impunidad. . Foto: Marcela Bertozzi/Agencia Ojo por Ojo

En Chile también presentaron un proyecto de ley para ampliar la prescripción de delitos sexuales contra menores, el cual acá se presentó y se aprobó en tiempo récord.

“Ha sido un efecto dominó, muchas víctimas de Chile fueron de gran ayuda para que nosotros tuviéramos el valor de denunciar, y lo que nosotros hicimos le dio el valor para denunciar a otras personas. El mensaje aquí es claro, hubo voluntad política para encontrar consenso cuando son temas que contribuyen con la niñez”, aseguró Michael Rodríguez, una de las supuestas víctimas de abuso por parte de Víquez.

158 casos de abusos dentro de la Iglesia investiga la justicia chilena

En Costa Rica los escándalos por presuntos delitos sexuales contra adolescentes involucraron a los sacerdotes Mauricio Víquez, Manuel Guevara y Hernán Castillo. Además, hubo allanamientos a la curia metropolitana y la sede de la Conferencia Episcopal.

También trascendieron denuncias canónicas por supuesto encubrimiento contra el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, y su antecesor Hugo Barrantes.