Franklin Arroyo.3 abril

Silvia Deyanira Meléndez Baldi recibió una sentida despedida de parte de sus amigos y familiares este viernes en una vela virtual.

La joven tenía 24 años y el sábado 28 de marzo falleció víctima del COVID-19 en Salt Lake, Utah, Estados Unidos.

La muchacha con su madre, doña Silvia aún afectada. Foto: Captura de video
La muchacha con su madre, doña Silvia aún afectada. Foto: Captura de video

La mujer enfermó junto con sus padres y dos hermanos.

Jorge Baldi, tío de la muchacha, quien vive en Texas, Estados Unidos, dijo que fue una experiencia llena de sentimiento, a través de la aplicación Zoom.

Dijo que la señal salió de una especie de funeraria, donde había un féretro y un moderador, que se encargaba de ir presentando a las personas que tenían que hablar. Él le daba sonido a hablante y silenciaba a los demás.

La lista y el orden estaban definidos con anterioridad.

De esa manera, las personas conectadas podían observar el escenario principal y en pantallitas a las demás personas que estaban conectadas.

Don Jorge abrió la actividad.

“Me tocó hacer una invocación solicitando el favor a la familia y a los presentes.

“Después una muchacha habló de mi sobrina, dijo que era especial, su mejor amiga”, contó.

Luego le tocó el turno a una sobrina que se llama llama Viviana, quien recitó el poema, ‘No he muerto, solo me fui antes’.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando habló el papá, don Marcos Meléndez, quien dijo que Silvia siempre será su princesa, se le quebró la voz y soltó en llanto.

Otros familiares hablaron y dedicaron oraciones a la muchacha. También sonaban canciones que son como himnos de la Iglesia Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a la cual pertenece toda la familia desde hace 55 años.

Don Jorge dijo que la mamá de Silvia Deyanira, Silvia Baldi, les escribió por medio de un WhatsApp de la familia que su mayor consuelo es el silencio y que aún está muy afectada por la tos.

La actividad tardó como una hora.