Bella Flor Calderón.9 noviembre
Doña Ivette López es la primera afortunada en pegar una de las motos marca Bajaj. Fotografía, Andrey Palacios Álvarez
Doña Ivette López es la primera afortunada en pegar una de las motos marca Bajaj. Fotografía, Andrey Palacios Álvarez

Este jueves doña Ivette López estaba a punto de abrir la puerta de su casa cuando escuchó sonar el teléfono, por lo que corrió a contestar y descubrió que el ejemplar de La Teja que había comprado tenía el código ganador que le regalaba una motocicleta modelo Boxer, de la marca Bajaj,, las cuales son distribuidas en el país por Grupo UMA.

Doña Ivette es pensionada de la Caja, ya que se desempeñó como asistente de quirófano hasta su retiro hace nueve años. Ella nos contó que desde hace dos años adquirió la buena costumbre de activar el código todos los días desde su casa en Guápiles.

“Al principio cuando me llamaron pensé que me estaban vacilando porque no me había ganado ningún premio y no sabía cómo funcionaba la cosa, pero cuando me dieron el código y hoy (viernes) llegué a las oficinas de La Teja y ahí no me quedó duda, la moto era mía”, contó llena de emoción.

En su casa nadie creía que fuera verdad el premio y por eso su hija, Hellen Molina, la acompañó a reclamar la moto. “Yo le dije a mi esposo, Rodrigo Molina, que me iba a quedar con esta moto desde que leí que se sortearían, por lo que él me decía que estaba soñando, pero para mi buena suerte no fue así”, dijo.

Todos los días la pulsea para quedarse con los premios de La Teja y para no arriesgarse a quedar sin activar ni un solo día deja pago el periódico por semana en el súper El Milenio, que está cerca de la estación de Bomberos de Guápiles.

Una moto como esta se llevará a Guápiles doña Ivette. Foto: Cortesía
Una moto como esta se llevará a Guápiles doña Ivette. Foto: Cortesía

Religiosamente recoge el periódico todas las mañanas y, en las tardes cuando ha terminado todas sus actividades se sienta a leerlo. “Empiezo desde atrás porque me encantan los deportes y me tomo una hora al día para leerlo completo”, comentó.

Para esta afortunada lectora todo es obra de Dios, por lo que cualquier premio es una enorme bendición. A ella se le tomaron todos los datos para el el miércoles 14 de noviembre pueda retirar la moto con todos los papeles en regla.

La señora dice que aunque la han vacilado porque no sabe manejar, ella sabe que en su casa le sacarán el jugo a la bicha, porque según nos contó desde que era novia de su esposo y hasta la fecha utilizan una moto para hacer mandados.

Melissa, su otra hija, también la felicitó, mientras que su esposo se ofreció para a venir a Chepe para llevarse la moto y darse el gusto de estrenarla, aunque sus hijas se oponen a la idea porque les da miedo. No obstante esta hermosa pareja ha vivido muchas aventuras sobre estos vehículos y le saben sacar buen provecho.