Karen Fernández.8 agosto

“En Costa Rica, un 70% (7 de cada 10) de las mujeres fingen el orgasmo o lo han hecho alguna vez”, así de contundente fue Marianela Arias, sexóloga de Durex, con quien conversamos previo al Día Internacional del Orgasmo Femenino que se celebra este 8 de agosto.

La sexóloga Marianela Arias recomienda a las mujeres que se conozcan para poder disfrutar más sus relaciones sexuales. Foto: Shutterstock.com
La sexóloga Marianela Arias recomienda a las mujeres que se conozcan para poder disfrutar más sus relaciones sexuales. Foto: Shutterstock.com

Este poco conocido festejo nació en el 2006 en Esperantina, Brasil, cuando un concejal de ese país impulsó una ley para defender el placer sexual de las mujeres, estudiarlo y abordarlo como un tema de salud pública.

“La celebración del orgasmo femenino nace como un intento de concientizar en temas de autocuidado, autoestima, amor, educación sexual, conexión con el cuerpo, estética y de cómo se debería ver al cuerpo femenino”, dijo Arias.

Y bueno, con semejantes cifras sobre la cantidad de mujeres que lo fingen, definitivamente vemos por qué fue necesario crearlo.

Según la especialista, acá en Tiquicia no estamos tan mal, pues la cifra en el resto de Centroamérica es mucho más alta. En Estados Unidos sí es menor porque hay mucho más acceso a la información.

“Hay una idea equivocada de que las mujeres alcanzan el orgasmo mediante la penetración y no es cierto. Solo entre un 20 y 30% de esta población lo hace. La mayoría llega al orgasmo mediante la estimulación del punto G o el clítoris, y para ello se requiere de un alto conocimiento para poder tener una relación sexual satisfactoria”, añadió Arias.

Tiene su toque

La pareja debe saber cómo colocarse, qué debe rozar para alcanzar una estimulación en las partes íntimas y, si no se sabe cómo, es donde se complica la cosa y de ahí que sean tantas las mujeres que no lo logran.

“Por eso es importante concientizar sobre este tema, que se conozcan a ellas mismas y se amen primero. Hay muchos prejuicios que nos dicen a las mujeres desde niñas, los cuales dan inseguridad de autoexplorarse. Las atacan ideas como: qué van a pensar de mí o que van a preguntarme de dónde lo aprendí. También otro montón de tabúes que son muy dañinos y por eso muchas ni le cuentan a sus parejas qué es lo que les gusta, porque ni siquiera ellas mismas lo saben”, agregó la sexóloga.

El conocerse, les permitirá a las mujeres derribar mitos mentales y poder conversar sobre el tema en pareja como cualquier otro asunto, sin vergüenzas, miedos o nervios, de manera natural.

Escoja un momento adecuado para conversar con su pareja sobre ese tema, no en medio del acto sexual, una discusión o con otras personas presentes, porque se volverá incómodo y no lograra el objetivo deseado, pero tampoco es que tenga que preparar mucho el terreno para hablarlo, no debe verse como algo del otro mundo.

Si nunca ha intentado juguetear consigo misma, la especialista le recomienda empezar por conocer sus partes íntimas, tocarlas y apoyarse en algún estímulo erótico como un libro, un video o una fantasía para poder conectar y disfrutar lo que siente su cuerpo.

“Pensemos en los hombres: Cuántas veces hemos escuchado a un hombre decir: ‘Uy no, qué pena, yo no me voy a tocar porque eso es muy raro. Jamás vamos a oírlo, porque ellos tienen esa relación natural con su cuerpo y la sociedad no se los anula. Además, por su anatomía, el miembro tiene más fácil acceso”, explicó Arias.

Si ve que, a pesar de los esfuerzos, le cuesta lograr el orgasmo, puede buscar a un profesional en sexología para romper los mitos.

Además, solo usted podrá saber qué tan abierta es su pareja para proponerle usar un juguete sexual en su relación íntima, pero eso tampoco debe frenar a la mujer que lo quiera utilizar.

“Es difícil manejar cómo se va a sentir la otra persona, muchas veces por machismo o ignorancia, se puede sentir desplazado, mal o incómodo, pero hay que entender que la sexualidad es algo que hacemos por nosotras y no por la otra persona. Si quiere comprarse un vibrador, hágalo, no tiene por qué comunicarle a su pareja todo lo que va a hacer”, añadió la sexóloga.

Educación sexual

Como parte de su aporte a mejorar la sexualidad femenina, Arias brinda charlas en colegios, aunque este año por la pandemia están suspendidas. En esas actividades ha notado que en las zonas rurales y en las más vulnerables del Área Metropolitana, el tema se ve con mucho morbo o con tabú.

Solo 2 de cada 10 mujeres alcanzan el orgasmo mediante la penetración. Foto: Shuterstock.com
Solo 2 de cada 10 mujeres alcanzan el orgasmo mediante la penetración. Foto: Shuterstock.com

“Es importante darles educación sexual orientada al placer femenino, a los derechos de la mujer y que cuestione los parámetros de género que hacen tanto daño. Además de temas de violencia doméstica, porque muchas veces están en relaciones abusivas donde se les prohíbe autoexplorarse o anteponen muchas cosas a cambio del placer de su pareja”, contó la doctora Arias.

¿Cómo es un orgasmo?

“Se puede definir como contracciones involuntarias muy placenteras, hay tensión - distensión, se entrecorta la respiración, signos más fisiológicos, pero yo apuntaría más a que ellas mismas analicen si están disfrutando, con orgasmo o sin él”, explicó la sexóloga.

Para finalizar, la especialista dijo que lo importante es que las mujeres encuentren una relación donde se sientan felices, respetadas, que puedan explorarse, comunicarse y sentir, y a partir de ahí crear la plataforma para alcanzar el orgasmo. Si no hay conocimiento y amor propio, no se está cumpliendo la sexualidad integral.

“Si tienen dudas, probablemente es porque no han tenido un orgasmo. Es difícil no saber que se tuvo uno”, Marianela Arias, sexóloga.