Eduardo Vega.3 octubre, 2018
Fabio Chaves, sindicalista pensionado de Asdeice, amenazó a fotógrafo de La Nación con echarle encima a los huelguistas si no se iba, como aquel que le tira a su enemigo sus perros de pelea. Foto Marcela Bertozzi.
Fabio Chaves, sindicalista pensionado de Asdeice, amenazó a fotógrafo de La Nación con echarle encima a los huelguistas si no se iba, como aquel que le tira a su enemigo sus perros de pelea. Foto Marcela Bertozzi.

El sindicalista pensionado Fabio Chaves amenazó al fotógrafo de La Nación, Albert Marín, con decirles a sus compañeros huelguistas para qué medio trabaja él y que a partir de ahí no la iba a pasar muy bien, dejándole muy claro que una o varias agresiones físicas eran lo que seguía para él y que por eso debía jalar del lugar donde estaba.

El fotógrafo estaba en el cruce de La República, sobre la Ruta 32, cuando Chaves se le acercó y le dijo que andaba una cámara muy buena e inmediatamente le preguntó: “¿para qué medio trabajás?”, a lo que Albert le respondió: “como si no supieras, para el mismo de siempre”.

Marín tiene 23 años de ser fotógrafo en Costa Rica, ha cubierto más de 15 huelgas en todo ese tiempo e innumerables conferencias de prensa del sector sindical y Fabio Chaves, lo conoce a la perfección, por eso a Marín le extrañó que le hiciera la pregunta.

Lo que siguió por parte del sindicalista fue una demostración idéntica a un dueño de perros de pelea que sabe que con solo una medio seña sus canes atacarán a quien él ordene.

“La Nación. Entonces mejor te vas”, le advirtió Chaves. “¿Cómo? ¿me voy?!” le preguntó Marín. “Sí, mejor te vas, porque voy a decir en voceo (usando el micrófono que estaba conectado a una tumbacocos que tenían a todo volumen) que un equipo de La Nación está aquí y no la vas a pasar nada bien”, amenazó Chaves.

De inmediato, Fabio levantó la mano y un mamulón vestido de amarillo se le acercó y le dijo que acompañara al fotógrafo fuera de la manifestación. Exactamente igual a las prácticas de la mafia que andan matones para que lo protejan o para que ataquen a la más mínima señal.

Pasándose por el arco del triunfo todo tratado de libertad de prensa, esta señora sindicalista viola el derecho de información y retira a empujones al periodista de La Nación Yeryis Salas. Foto Albert Marín.
Pasándose por el arco del triunfo todo tratado de libertad de prensa, esta señora sindicalista viola el derecho de información y retira a empujones al periodista de La Nación Yeryis Salas. Foto Albert Marín.

Yeryis Salas, un joven periodista de 22 años que tiene tres meses de trabajar en La Nación, también fue amenazado por otros sindicalistas en esa misma Ruta 32.

Incluso, algo que dejó completamente sorprendido a Salas fue lo que le dijo un oficial de la Fuerza Pública mientras los huelguistas lo amenazaban. “Mejor váyase, no ve que ellos (los sindicalistas) no nos respetan ni a nosotros que andamos uniforme y pistola”.

Y no fue paja, una señora agarró a Yeryis del brazo y lo sacó de la concentración, violando todo derecho del periodista a comunicar.

“Yo le pregunté a un policía si era legal que siendo periodista me sacaran de la manifestación y el policía me dijo que no se trataba de si era legal o no porque ellos (los sindicatos) no respetan ni uniformes”, contó Salas.

La huelga de las agresiones a la prensa

El medio digital CRHoy reportó que la mañana de este miércoles 3 de octubre su periodista María Jesús Rodríguez, mientras grababa el bloqueo sindicales a las calles que dan al servicio de emergencias del hospital Calderón Guardia, un huelguista le tapaba con su mano el lente, además, a los periodistas que tenían en avenida segunda, cerca de donde amenazaron al presidente otro grupo de manifestantes, también fue amedrentado.

Desde el pasado 10 de setiembre, día que arrancó la huelga, golpes, amenazas, insultos y obstaculizaciones son parte de las agresiones sufridas que han sufrido los equipos periodísticos que cubren las manifestaciones contra el plan fiscal.

Mientras el periodista de Canal 7, Duddly Lynch, grababa una de las marchas de la huelga que comenzó el 10 de setiembre, desde el Melico Salazar, los sindicalistas hasta de muerte lo amenazaron. Cortesía.
Mientras el periodista de Canal 7, Duddly Lynch, grababa una de las marchas de la huelga que comenzó el 10 de setiembre, desde el Melico Salazar, los sindicalistas hasta de muerte lo amenazaron. Cortesía.

Así lo han contado comunicadores de Noticias Repretel, Telenoticias y CRHoy, los cuales han cubierto las manifestaciones en vía pública contra la reforma fiscal. A su vez, un periodista del Semanario Universidad fue agredido por la Policía.

El periodista Roy Solano y el camarógrafo Carlos Cruz, de Repretel, recibieron agresiones por parte de estudiante de la UCR.

“Sabíamos que no era sensato meternos en la marcha, entonces, lo que hicimos fue acercarnos al grupo cuando avanzaba. No habíamos terminado de entrevistar a una persona, cuando se nos tiraron a gritarnos improperios. Nos rodearon varios y nos taparon con una manta porque no querían que grabáramos”, contó Solano el pasado 13 de setiembre.

Dudly Lynch, periodista de Canal 7, también sufrió insultos y amenazas mientras captaba imágenes panorámicas de dicha protesta (el miércoles 13 de setiembre), un equipo de Telenoticias subió a uno de los balcones del Teatro Melico Salazar, sobre avenida Segunda.

Al verlo, desde la calle, los marchistas empezaron a insultarlo, recordó el comunicador. “Te voy a matar, Lynch; sos un tal por cual, me decían", recordó el reportero.