Rocío Sandí.5 mayo

Tener un oxímetro en casa le puede salvar la vida a los pacientes con covid-19, ya que les indica cuándo es necesario pedir ayuda en caso de tener problemas respiratorios.

Ese aparato se coloca en un dedo y mide el nivel de oxígeno que hay en el cuerpo, además del ritmo cardíaco.

Este pequeño aparato puede ser clave para que un paciente derrote al covid-19. Foto: Rafael Pacheco.
Este pequeño aparato puede ser clave para que un paciente derrote al covid-19. Foto: Rafael Pacheco.

El epidemiólogo Juan José Romero, de la Universidad Nacional (UNA), dice que muchas personas que se contagian empiezan a oxigenar mal porque hay una inflamación en los pulmones y ahí es donde se vuelve muy importante el oxímetro.

“La oxigenación debe estar normalmente entre un 95% y un 100%. Lo más probable es que si baja de 95%, la persona empiece a sentir un ahogo; sin embargo, puede darse el caso de personas, como por ejemplo deportistas o pacientes que estén acostumbrados a tener problemas respiratorios, que bajen de ese nivel y no noten que algo está pasando, por eso es importante que se estén revisando al menos tres veces al día la saturación de oxígeno.

“Si en determinado momento baja de 90% es necesario llamar al 911 para pedir una ambulancia, porque ya es grave y se necesita atención médica especializada. Hay personas que pueden pensar que si les falta el aire pueden usar dilatadores bronquiales como el salbutamol, eso puede dar un alivio inmediato, pero es engañoso porque es pasajero, eso lo único que hace es ocultar la inflamación interna que hay en los pulmones y agrava más la situación”, aseguró el experto.

Sin confiarse

Romero dijo que si una persona se confía y piensa que solita puede recuperarse, corre el riesgo de enfermar gravemente, que varios órganos queden muy afectados e incluso puede morir.

Algo así le pasó al profesor de matemáticas guanacasteco Leandro Rodríguez Montero. Su esposa, Yanin Arias, le contó a La Teja que a mediados de marzo, cuando su esposo enfermó de coronavirus, los médicos le dijeron que debía monitorear la oxigenación de la sangre, pero él por miedo a que lo intubaran no fue al médico cuando bajó de 90%, sino que se aguantó hasta que llegó a 71%.

El aparato ayuda a los pacientes a saber cuándo deben pedir ayuda. Foto: Shutterstock.
El aparato ayuda a los pacientes a saber cuándo deben pedir ayuda. Foto: Shutterstock.

Él era hipertenso, además tenía un padecimiento cardíaco y obesidad. Debido a esos factores de riesgo su condición era complicada.

Cuando al fin decidió ir al hospital, ya tenía daños en varios órganos. Estuvo internado en el hospital Calderón Guardia un mes y una semana. Ahí tuvo una leve mejoría, pero luego le entró una bacteria que complicó mucho su situación, hasta tuvieron que hacerle una traqueotomía y lamentablemente el jueves 29 de abril murió.

Un caso muy distinto fue el del exfutbolista y gerente del Club Sport Herediano, Jafet Soto, quien tuvo covid-19 y gracias a un consejo logró pedir ayuda médica a tiempo.

Soto contó en noviembre pasado, en una entrevista a La Teja, que cuando se contagió no tuvo síntomas graves, estuvo con cansancio y le faltaba algo el aire, pero no le dio mucha importancia a eso; sin embargo, agradece mucho que el doctor Rafael Arias, presidente del Santos, le recomendó que comprara un oxímetro y así fue como se dio cuenta que no estaba tan bien como creía y fue al médico.

Él estuvo internado ocho días en un hospital privado y hasta estuvo conectado a un respirador, pero por fortuna su atención fue a tiempo y eso le permitió recuperarse.

Mucho ojo

Si usted quiere comprar un oxímetro lo que tiene que tomar en cuenta es que sea fácil de leer. Los más funcionales para tener en el hogar son los que se ponen en el dedo. Los precios varían bastante, así que no escoja uno de buenas a primeras, sino que analice las opciones que hay en el mercado.

Los hospitales están al tope, por eso urge bajar los contagios de coronavirus. Foto: AFP.
Los hospitales están al tope, por eso urge bajar los contagios de coronavirus. Foto: AFP.

En el país varias farmacias los venden, pero en algunas ahorita están agotados. En la farmacia Sucre, por ejemplo, tienen apenas unos pocos y cuestan ¢58 mil. En Fichel y La Bomba dijeron que por ahora no tienen, pero esperan que lleguen pronto.

La ferretería EPA también está vendiendo, pero tiene pocos. Allí los tienen en ¢19.950.

Otra opción es en los lugares donde venden artículos médicos, como por ejemplo la Compañía Seyla, localizada diagonal a la entrada de emergencias del hospital Blanco Cervantes, ahí los tiene en ¢12 mil.

La empresa AlfaMedical, localizada en Los Yoses, tiene de estos aparatos a ¢24 mil y la empresa Equipo Médico Montes de Oca los ofrece a ¢38 mil.

Ahora mucho relojes inteligentes traen incorporado un oxímetro; sin embargo, los especialistas dicen que estos no son tan exactos como los aparatos que se usa exclusivamente para esa función.