Bella Flor Calderón, Agencia AP.27 julio, 2018
Estudiantes de universidades públicas ticas se apuntaron a apoyar la solicitud de paz en Nicaragua. Foto: Daniela Alpízar-Feuna
Estudiantes de universidades públicas ticas se apuntaron a apoyar la solicitud de paz en Nicaragua. Foto: Daniela Alpízar-Feuna

Un grupo de estudiantes de todas las universidades públicas del país se manifestaron este viernes frente a la embajada de Nicaragua, en barrio La California, para exigir la paz en el país vecino.

La crisis política en el norte ya cumplió 100 días, en los que se contabilizan 448 muertos, 2.830 heridos, 72 personas con lesiones permanentes, 718 secuestrados (123 de ellos sin aparecer) y apenas 472 liberados.

Los representantes de las federaciones estudiantiles de Costa Rica firmarán la exigencia del cese a violencia al Gobierno de Nicaragua, a la vez que pedirán al Gobierno costarricense tomar acciones para colaborar con las personas que buscan refugio en nuestro país.

“Buscamos acuerpar y manifestar la búsqueda de la paz y la solidaridad para que el gobierno haga su parte”, explicó Daniela Alpízar, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional (Feuna).

Médicos despedidos

Mientras los ticos buscan opciones para ayudar, este viernes la agencia de noticias AP informó que los médicos que ayudaron a los heridos están perdiendo su brete en los hospitales públicos de León.

El doctor Javier Pastora Membreño, quien era jefe del Departamento de Cirugía y Endoscopía, dijo que la decisión de la dirección del hospital evidencia el grado de represión que está sufriendo la población nicaragüense por parte del gobierno.

“Somos médicos, no terroristas” , afirmó a la AP el médico con 33 años de experiencia en la sanidad pública.

“Nuestro delito es haber atendido a los heridos en las protestas o haber apoyado de alguna manera las marchas, pedir justicia, libertad y una democracia real”, sumó.

Entre los despedidos están ortopedistas, cirujanos, oncólogos, pediatras y la única infectóloga que hay en todo León.

“No sé si las autoridades del Minsa (Ministerio de Salud) están claras de lo que significa esta decisión a nivel de atención de la población y de formación de médicos” , dijo Pastora, mientras esperaba afuera del hospital junto a otros médicos y centenares de ciudadanos.