Nacional

Vicepresidenta de la Unión Médica: “Se debe convencer, no obligar a aplicarse la vacuna”

Sindicato de enfermería también pide a funcionarios vacunarse por el bien común

escuchar audio Escuchar este artículo

La polémica de si se debe obligar o no a los funcionarios de salud a vacunarse contra la covid-19 debido a que ante un posible contagio exponen a los pacientes y hasta a sus mismos compañeros, cada vez agarra más fuerza.

Por eso La Teja consultó a los representantes de la Unión Médica Nacional y el Sindicato Nacional de Enfermería y Afines (Sinae) para conocer la posición de ambos grupos en este tema que se desató luego de conocer que hasta finales de enero 300 funcionarios de salud se habían negado a recibir la vacuna contra el coronavirus.

Según la vicepresidenta de la Unión Médica Nacional, la doctora Janice Sandí, lo ideal es que todo el personal de salud esté vacunado, pero reconoció el derecho que tienen a decidir si se vacunan o no. Es una decisión libre, pero espera que estén bien informados.

“Lo que tenemos que hacer es un proceso de convencimiento en los compañeros de los beneficios que genera estar vacunado, por lo que la Unión Médica ha sostenido una campaña, en la que hacemos un llamado no solamente a los compañeros de la Caja, sino a la población en general porque habrá un grupo de personas que no quieran vacunarse, y eso es respetable”, explicó Sandí.

La doctora agregó que el respeto de los derechos humanos no los pueden atropellar.

“Nos meteríamos en un berenjenal legal al cual no le veo mucho futuro, ya que es una decisión personal. Se debe convencer, no obligar a aplicarse la vacuna”, dijo la representante de los médicos.

Sandí agregó que ya hay millones de personas en el mundo vacunadas y en este momento ya tenemos conocimiento más amplio de los efectos inmediatos y a mediano plazo de la vacuna.

Responsabilidad

Por su parte, Lenín Hernández, secretario general de Sinae, mencionó que es normal que las experiencias nuevas causen temor.

“En el marco de una pandemia y sabiendo que en este momento las vacunas están dando un soporte extra a la inmunización, consideramos que sí es conveniente que el trabajador se vacune, pensando no solo en él, sino en su núcleo familiar y en la responsabilidad que tenemos con los pacientes, que son nuestra razón de ser”, dijo Hernández.

Añadió que más que un tema legal es un tema ético y moral que llama a reflexionar pensando en el bien común, pero que la Caja no podrá obligar a ningún trabajador a vacunarse.

Este último criterio coincide con el del doctor Alejandro Marín, especialista en bioética, quien afirma que está clara la obligación de vacunarse contra la covid-19 y otros agentes infecciosos, acorde con el código deontológico (de ética).

“Obligar a alguien a vacunarse cuando está protegiendo su propia salud es más discutible éticamente que cuando se pretente proteger a los más vulnerables. Cuanto menos grave sea hacer algo que prevenga el daño a otros y cuanto mayor sea el daño prevenido, más fuerte será la razón ética para imponerlo”, dijo Marín.

Para el especialista en Bioderecho el riesgo es demasiado alto para convertirlo en una cuestión de libertades o deseos personales en momentos cuando las libertades y vidas ajenas se encuentran en grave peligro.

La Caja espera respuesta a una consulta que hicieron al departamento legal de la institución para ver si pueden obligar a los trabajadores de la salud a vacunarse.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.