Nacional

Vida sexual no se acaba con el cáncer de próstata

Tratamientos actuales permiten rehabilitarla

La llama del amor no tiene por qué morir en las personas diagnosticadas o que superaron el cáncer de próstata.

El 17 de noviembre es el día de la lucha contra este tipo de enfermedad, por lo que conversamos con dos especialistas para saber cómo es la vida sexual de los pacientes.

Entre un 90% y 95% de los pacientes con este tipo de cáncer podrían tener afectación en la cama, sin embargo, ahora hay muchas formas de ayudarles.

“La próstata es la glándula sexual responsable de la lubricación y secreción del semen, pero al afectarse, el paciente puede tener problemas de eyaculación, incluso que esta se vaya por la vejiga y salga por la orina. También, los tratamientos pueden provocar problemas de erección”, explicó la doctora Pilar Robles, asesora médica de oncología de Bayer.

También puede causar dolor o molestia, que le va a ir quitando las ganas de mantener relaciones sexuales, lo que sumado a los problemas de disfunción eréctil y cansancio, afecta psicológicamente al paciente y aunque no tuviera dolor, pensará que no podrá lograrlo.

Los síntomas son temporales en la mayoría de los casos, pero pueden tardar hasta dos años. Dependiendo de la edad y de qué tan avanzado esté el cáncer al momento de la detección, el daño podría ser permanente.

Apoyo importante

La doctora Robles dijo que el apoyo de la pareja es indispensable en este proceso.

“Se espera que haya un acompañamiento por parte de la pareja en todo el proceso para que también entienda lo que está pasando él. Es muy difícil tocar esos temas y puede empezar a generar problemas en la relación que pueden terminar hasta en un divorcio por falta de comunicación”, contó la oncóloga.

Por eso recomienda seguir manteniendo relaciones sexuales, pero con protección, para prevenir un embarazo no deseado.

Aunque es un problema que se da principalmente en pacientes de 50 años o más, hay un grupo pequeño de hombres de 30 años que pueden enfrentarlo y ni siquiera han formado una familia, por lo que si el tratamiento le produce infertilidad (pasa en pocos casos), puede dañar los planes futuros de la pareja.

Además de buscar un buen médico que lo opere, debe hacer ejercicios específicos para fortalecer los músculos que rodean los genitales y tomar un tratamiento para la disfunción eréctil.

El sexólogo Mauro Fernández apuntó un detalle muy importante a tener en cuenta.

“La cirugía puede provocar problemas en la continencia urinaria y hacer que se le salga un poquito de orina. La mayoría de los pacientes están arriba de los 50 o 60 años.

"Antes eso era un plus porque era un paciente con esposa, pero hoy por los cambios que hemos tenido en el estado civil de la población muchos están divorciados, separados o estrenando pareja y no es lo mismo que falle sexualmente o me orine con la pareja de toda la vida que usualmente me da todo el apoyo y comprensión que con alguien que apenas estoy conociendo”, agregó el especialista.

La ventaja es que ahora existen tratamientos muy buenos para el control urinario.

Preferían morir

Fernández explicó que hasta el año 1994, aproximadamente, los pacientes con cáncer de próstata que eran operados tenían serios o totales problemas de erección, lo que representaba el fin de su vida sexual con penetración.

“A todos los médicos de entonces nos tocó ver pacientes que prefirieron no tratarse, morirse por el cáncer que perder la esfera sexual. Imagínese lo doloroso que eso era. En la actualidad tenemos una serie de tratamientos que permiten que todos los que han sido operados recuperen toda o buena parte de la respuesta sexual”, explicó Fernández.

Muchos de los pacientes operados tienen problema de erección y no lo dicen ni buscan ayuda.

“Lo idóneo es empezar el tratamiento antes de la operación, desde el diagnóstico con una evaluación integral, luego de la cirugía, cuando ya cicatrizó, se sigue con la rehabilitación de la función sexual con excelentes pronósticos”, agregó el sexólogo.

El verdadero problema está en el paciente que lo operaron hace ocho años y desde entonces no se trató y puede iniciar la rehabilitación, pero los resultados no son tan contundentes.

Karen Fernández

Karen Fernández

Periodista con una licenciatura en Producción de Medios. Forma parte del equipo de Nuestro Tema y tengo experiencia en la cobertura de noticias de espectáculos, religiosos, salud, deportes y nacionales. Trabajo en Grupo Nacion desde el 2011.