Shirley Sandí.16 marzo

Nuestro querido Chepito, José Uriel Delgado, el tico con 119 años allá en Japón se dio taco a taco con la nipona Kane Tanaca, reconocida por los Récord Guinnes como la persona con más viejita del mundo a pesar de que ella “solo” tiene 116 años. Es decir, es tres años más “joven” que Chepito.

El canal Fuji televisión del país asiático transmitió este jueves una nota, con imágenes facilitadas por La Teja, en las que contó la historia de estos dos robles que se llevan ese pique de años.

“Japón tiene el récord Guinness de la persona de más edad con 116 años, pero quisimos hacer una nota que muestre que Chepito puede ser ahora el hombre vivo con más edad en el mundo”, comentó a La Teja Magdalene Castro, periodista de Fuji TV.

Chepito apagó las velitas de su queque de cumpleaños 119 el pasado domingo.
Chepito apagó las velitas de su queque de cumpleaños 119 el pasado domingo.

Y es que en Japón causaron sorpresa las imágenes de Chepito soplando las candelitas que anunciaban su cumple número 119.

Kane Tanaka fue confirmada oficialmente como la persona viva más longeva del mundo el pasado 9 de marzo, con 116 años y 66 días.

La centenaria nació prematura el 2 de enero de 1903. A pesar de tener varias operaciones, incluyendo una para tratar una catarata y otra contra el cáncer de colon, Kane vive una vida tranquila en un hogar de descanso en Fukuoka.

Chepito fue noticia en Japón, junto con la ganadora del Récord Guinness Kane Tanaca.
Chepito fue noticia en Japón, junto con la ganadora del Récord Guinness Kane Tanaca.

Normalmente Kane se despierta a las 6 a.m. y por la tarde le gusta estudiar matemáticas. Uno de sus pasatiempos favoritos es el juego de mesa Othello, tanto así que se ha convertido en una experta venciendo a todo el que juega con ella.

Tiene buen pique

Pero precisamente un día después del reconocimiento de Kane, el 10 de marzo nuestro querido Chepito cumplió 119 años en el hogar de ancianos de Piedades de Santa Ana, donde le hicieron una fiesta con queque, mascarada y cimarrona.

Ese día Chepito bailó, sopló la candelita y comió queque. Dadiany Dinatteo, administradora del hogar, nos comentó que Chepito está puras tejas de salud, que incluso escucha más que antes, porque responde a ciertas preguntas como ¿qué quiere comer?. Casi siempre dice “pollo” porque es su favorito.

Don José Uriel lleva todos los días su rutina de trabajo manual, de 9 a. m. a 11 a. m. hace patitos de plasticina y cuando le tocan los ejercicios se monta en la caminadora unos 20 minutos una vez a la semana, levanta poleas de bajo peso o hace bicicleta, además camina por el hogar.

Y es que precisamente a Chepito siempre le gustó caminar y quizá por eso tiene buena condición física. Hace cinco años, cuando tenía 114, una de las hermanas contó a La Teja que Chepito se brincó los portones del hogar para salir a caminar por las calles de Piedades. Dichosamente no se hizo daño al saltar, pero tampoco hubo una cámara que grabara semejante hazaña.

Chepito no ve, pero le gusta estar en la sala con sus compañeros del hogar escuchando la tele y siempre muestra buena actitud, es tranquilo, positivo, alegre y agradecido.

En 25 años que lleva en el hogar de ancianos, solo se ha internado en el hospital una vez, el pasado 3 de octubre, cuando fue operado para sacarle una hernia.

“Se recuperó increíblemente, al día siguiente ya estaba en el hogar feliz, con una gran sonrisa. Los primeros ocho días estuvo en reposo y en 15 días ya volvió a sus actividades normales”, explicó Dinatteo.

Procesos detenidos

Dinatteo explicó que las hermanas del hogar han aportado la documentación necesaria las dos veces que se han abierto los trámites en récord Guinness para pulsear el premio a la persona de más edad en el mundo, no obstante, el problema radica en que José Uriel fue indigente por muchos años, y no existen registros que comprueben qué pasó en esa etapa de su vida.

Explicó que no existe registro de cédulas porque vivió en la calle todos esos años y tampoco hay registros hospitalarios seguramente porque su salud es impresionante. Estos dos documentos fueron solicitados por la organización Guinness Récord para continuar con los procesos, por esa razón se han estancado.

Dinatteo explicó que ese proceso había quedado en manos del Consejo Nacional del Adulto Mayor, sin embargo, al cierre de la edición no obtuvimos respuesta de esta institución de cómo ha avanzado.

A Chepito le encanta comer queque y pollo. Tiene muy buen apetito.
A Chepito le encanta comer queque y pollo. Tiene muy buen apetito.
Los más viejitos
Jeanne Louise Calment tiene el récord a la persona con más edad. Nacida el 21 de febrero de 1875, Jeanne murió en un asilo de ancianos en Arles, en el sur de Francia, el 4 de agosto de 1197 a los 122 años.
En Costa Rica, luego de Chepito, las personas con más edad son: Rolando Coto Mora, con 109 años; Celina Hidalgo Arias, con 108 y Marita Camacho Quirós, con 107.