Franklin Arroyo.18 junio

El oficial de Tránsito Fernando Martínez venció dos veces a la muerte

Esta historia trata de un milagro.

El popular extráfico Fernando Martínez, conocido como “Puerto”, estuvo grave en cuidados intensivos pero desde el sábado mostró tal mejoría que la familia quedó asombrada.

“Puerto” aún debe dedicarle tiempo a la recuperación para estar del todo bien, pero como está hoy nada tiene que ver con dos meses atrás.

"Puerto" está muy agradecido con todos los que han orado por él. Foto: Cortesía.

La esposa de don Fernando, Floricel Jiménez, contó a La Teja que su marido “murió” dos veces durante una operación que le hicieron el 22 de abril.

Don Fernando, de 66 años, había entrado dos días antes al hospital Calderón Guardia muy complicado por un cáncer de vesícula y de hígado. La familia temía lo peor.

Incluso este miércoles amaneció en la UCI, pero el doctor les dijo a los parientes que no está en salón porque no hay camas. Se trata de un asunto de espacio, no de su condición.

Floricel afirma que el doctor les comentó que a Fernando lo debieron revivir dos veces mientras fue operado.

“Fue el comentario que nos dijo, que se quedó en neutro y le debieron aplicar la terapia de resucitación, regresarlo”, detalló.

Por eso la recuperación sorprende más.

58 días, contando hoy, ha estado en Cuidados Intensivos el exoficial de Tránsito Fernando Martínez

Pero eso no fue todo. Luego de la operación, don Fernando se complicó porque colapsaron órganos como los pulmones y los riñones debido a bacterias, según contó su esposa.

“Puerto” acaba de pensionarse después de toda una vida de entrega en la Policía de Tránsito, en la cual destacó por ser responsable, solidario, trabajador y puntual.

Durante muchos años le tocó poner orden en la parada de buses de Caribeños en San José, pero antes de llegar allí iba a cuidar estudiantes de escuelas y colegios de Tibás.

El periodista Rodolfo Martín, quien trabajó en La Nación y en Al Día y quien lo conoce, recuerda que el 16 de marzo del 2006 “Puerto” fue noticia porque un chofer no le quiso hacer caso, le tiró el carro encima y lo paseó en la tapa del vehículo como 300 metros.

En coma

Doña Floricel comentó que su marido estuvo muy mal en el hospital y que la recuperación tiene a la familia supercontenta.

“Las complicaciones eran propias de una ciruguía compleja y se complicó más de lo que se había previsto. Incluso dos días después de haber sido operado fue inducido al coma y estuvo dormido mes y medio. El coma inducido es para ayudarlo a recuperarse y se hace cuando están muy complicados”, dijo.

La señora añadió que el sábado 13 su condición de salud empezó a cambiar porque le quitaron el montón de tubos a los cuales se mantenía conectado.

Fernando se puede poner de pie, pero no caminar. Foto: Cortesía
Fernando se puede poner de pie, pero no caminar. Foto: Cortesía

“Eso no le permitía hablar, pero cuando se los quitaron se puso a conversar, como que arrancó con eso y desde entonces vemos que va para adelante”, expresó.

Su estado de salud era tan bueno ese sábado que le pidió a su hija Gidget que le hiciera un video para su familia y para as perlsonas que han orado por él. También pidió fotos para que las subieran al Facebook y mostrar su mejoría.

Floricel y Gidget son quienes están asistiendo a don Fernando y visitándolo en el hospital.

Fernando Martínez muy colaborador en su tiempo de trabajo. Foto: Archivo.
Fernando Martínez muy colaborador en su tiempo de trabajo. Foto: Archivo.

“Fui la primera en llegar y lo vi tan cambiado que me sorprendió. Estaba conmocionado, confundido, le dieron morfina, analgésicos y medicamentos que lo desorientaron y tenía la mente muy volada.

“Pero cuando volvió decía cosas como ‘siento que volví a la vida, que volví a nacer” y manifestó que estaba agradecido con Dios y con la gente que oró por él. La gente ha mostrado gran preocupación por él”, dijo la esposa.

Le preguntamos a doña Floricel cómo se sentía ella después de la gran batalla que dio su marido y de verlo tan cambiado.

“Le comentaba a la hija de él (Gidget) que es curioso sentir como uno puede llegar a amar. Tengo veinte años casada y vi la situación crítica, pero también vi su deseo de virir. Vi cómo superó todo y me siento admirada por su fortaleza para enfrentar estas situaciones siempre con una sonrisa. Esoty contenta por él, admiro esta lucha que ha librado”.

Un milagro

Para Gidget la recuperación de su papá solo cabe en una definición: milagrosa.

“Después de verlo tan fatal, hasta le hizo falta el oxígeno en el cerebro y que lo hayan vuelto a la vida, para mí es un milagro de Dios”, dijo.

“Quiere vivir, luchar, seguir y disfrurar más. Tengo dos bebés y él es el único abuelito y está muy pendiente de ellos. Viera que bonito que es eso”, expresó.

La familia tiene algo más que celebrar ahora que está cerca el Día del Padre.