Karen Fernández.18 julio, 2020

Monseñor Manuel Salazar, obispo de Tilarán y Liberia, fue claro y directo con los habitantes de Costa Rica e hizo un llamado de atención para acatar las medidas sanitarias que mandan las autoridades de Salud.

Monseñor Manuel Salazar, obispo de Tilarán y Upala hace un llamado a la población de Costa RIca. Foto Cortesía de la Diócesis de Tilarán
Monseñor Manuel Salazar, obispo de Tilarán y Upala hace un llamado a la población de Costa RIca. Foto Cortesía de la Diócesis de Tilarán

Un vídeo que publicó el viernes el Noticiero Tilarán Guanacaste en su página de Facebook corrió como pólvora debido al fuerte llamado de atención del obispo.

“Si usted quiere morirse, muérase, está en su libertad... pero usted no tiene derecho a matar a los demás”, dice en un momento.

La Teja conversó con el obispo para ampliar el tema:

-¿Por qué sintió la necesidad de hablarle así a la población? ¿Cree que es la única forma de que algunos entiendan?

-Estamos al abismo de una crisis mundial económica y de salud por la pandemia. Ya el lobo llegó.

Estamos al borde de la recesión y como pastor me preocupa la pobreza, los desempleados, los sin estudio. Hay gente que ya la está pasando muy mal en este país.

Mi mensaje lo que busca es, como dijo el presidente de la República, el martillo, o sea, un llamado a la consciencia de los ciudadanos y que realmente nos pongamos las pilas y cumplamos al pie de la letra las disposiciones sanitarias. A la mayoría no nos gusta, pero hay que hacerlo por el bien del país.

Aquí no se trata de que está en juego mi salud como individuo, sino la salud de todos. Toda esa problemática de fiestas, reuniones familiares, de romper burbujas sociales nos está llevando al colapso de los sistemas de salud.

Tal vez me faltó agregar que pagamos justos por pecadores, muchos estamos tratando de cuidarnos, pero por la irresponsabilidad de unos, no sé si pocos o muchos, las estadísticas se disparan.

Mensaje del Obispo Manuel Salazar

"Si usted quiere morirse muerase, yo no quiero que usted se muera, todos los que le queremos no queremos que usted se muera, pero usted no tiene derecho a llevarse a la tumba a los demás". Palabras contundentes del obispo de la diocesis Tilarán-Liberia @Monseñor Manuel Eugenio Salazar Mora haciendo referencia a que algunas personas no respetan la medidas de higiene del Ministerio de Salud.

Posted by Noticiero Tilarán Guanacaste on Thursday, July 16, 2020

-¿Cómo han tomado su mensaje?

-Muchos me han felicitado en las redes sociales y otros me han criticado tal vez por una mala interpretación de mi mensaje. Tal vez me faltó agregar que pagamos justos por pecadores.

Los que me han atacado dicen que la frase que usé puede fomentar el suicidio en este tiempo de pandemia. Mi intención nunca ha sido ni ofender ni maltratar a nadie.

Puede ser que la frase que yo usé, ‘si usted quiere morirse, muérase’, tal vez no es la más feliz, tal vez otra expresión hubiese sido mejor, públicamente pido perdón y disculpas si alguien se ha sentido ofendido con esa frase, que sacada de contexto sí podría verse así, pero en el contexto en el que la di, no.

-¿Es comparable con un pecado andar sin mascarilla en estos momentos por la calle?

-Sí, moralmente hablando. La vida humana es sagrada. Toda persona es digna por ser imagen de Dios. Atentar contra la vida humana de una u otra manera es pecado. El no cuidarse y no seguir las reglas de higiene pone en peligro la vida de los demás y por eso es pecado.

Si usted anda por la calle sin una medida sanitaria es como andar con una pistola disparando y asesinando a personas.

-¿Qué le preocupa en estos momentos?

Me preocupan muchísimo las aglomeraciones en los buses. Hay gente que si no sale a trabajar no come y no tiene carro. Los molotes en los comercios, y uno ve a grupos de señores hablando en las esquinas y sin mascarillas.

También me preocupa la gente pobre que no tiene para comprar una mascarilla. Los que viven en tugurios y casitas como sardinas y viven en un infierno y un puro pleito y deben quedarse en casa. Así como tantas jefas de hogar que no tienen qué darles de comer a sus hijos.

El obispo de Tilarán ofreció disculpas a quienes se sintieron ofendidos con su mensaje. Foto Cortesía de la Diócesis de Tilarán
El obispo de Tilarán ofreció disculpas a quienes se sintieron ofendidos con su mensaje. Foto Cortesía de la Diócesis de Tilarán

Yo mismo estoy cansado de esta cuarentena, pero es un sacrificio y un esfuerzo nacional. Hay un mensaje que me impactó, decía que a nuestros padres y abuelos les pidieron ir a la guerra (1948) y a nosotros solo nos piden quedarnos en casa.