Por: Franklin Arroyo.   14 enero

Una hamaca, en lo que parece ser un hecho paranormal, se mueve sola como si alguien la estuviera meciendo.

El tenebroso hecho ocurrió el sábado 4 de enero, a las 3:30 de la madrugada en un parque de San Antonio de Coronado, cuando un chofer de Uber que la andaba pulseando a esas horas, fue testigo del movimiento y lo filmó.

Ver más!

El video fue subido a la página de Facebook Tiquicia entre Tumbas, por lo que La Teja contactó a Jorge Hernández, de 30 años, quien grabó el video.

La hamaca se mueve solita, quien la filmó asegura que no había viento. Foto: Captura de video.

Hernández andaba haciendo un servicio con una clienta y cuando pasó por el parque puso las luces altas del carro porque estaba muy oscuro. Ahí inició el terror pues vieron la hamaca moviéndose, sin nadie alrededor.

“La muchacha fue la que me dijo, ‘soy yo, o ¿eso se mueve?’, pero también me di cuenta. Entonces le dije, grabemos eso”, recordó Hernández.

La muchacha no quiso quedarse porque le daba miedo y le pidió al uber que mejor la fuera a dejar a la casa, pero él insistió en quedarse a filmar.

“Ella me dijo ‘¡está loco, déjeme en la casa!’. Y la fui a dejar, vive muy cerca del parque y cuando la dejé me dijo: ‘suerte’”, explicó Jorge.

Cuando regresó al lugar, sacó el celular e hizo una toma de la hamaca que aún estaba en movimiento.

“Hice el cambio de luces y se quedó quieta, pero luego se empezó a mover con mucha fuerza, tenía miedo. Sentía algo raro, sonaban voces, risas. Entonces cerré ventanas y seguí filmando y me dije ‘se lo voy a mandar a mi hermana’, que es a la que le hablo en el video”.

Al día siguiente, Laura, la hermana de Jorge le preguntó: ‘Koki (así le dicen a Jorge), ¿qué es eso que filmaste?, ¡qué miedo!”.

Después de eso, Laura lo subió al feis y después se lo pasó a la gente de Tiquicia entre Tumbas, que lo hizo viral.

“En feis la gente dice lo que le da la gana, que es mentira, que es un mecate, varas que nada que ver. Yo ando bretando para ganarme la platica y pagar la pensión de mi hijo. ¿Usted cree que me voy a poner a jugar con eso?… a dar mi nombre”, dijo el uberiano.

Aclaró que él no creía en fantasmas, brujas ni nada de lo que tenga que ver con lo paranormal, pero luego de esta experiencia cambió de opinión.

Jorge Hernández, quien tomó la foto, dice que bretea duro por su pequeño Isaac Arturo. Foto: Jorge Hernández.

“Lo que pasó es demasiado raro, la gente dice que es el viento, pero es un lugar cerrado. Y había otra hamaca que no se movía”, dijo.

Espíritus
Ver más!

Israel Barrantes, uno de los administradores de la página Tiquicia entre Tumbas, quien lidera un equipo de investigación paranormal, dijo que descartó que fuera el viento o alguien moviendo un mecate luego de que él y una clarividente de su equipo llamada Tatiana Serrano, analizaran el video.

“Es la primera vez que me pasa algo así, ahora creo en estas cosas (paranormales)”, Jorge Hernández, filmó el video

“El viento haría que la hamaca se mueva de forma uniforme y eso no ocurre. Fíjese que las cuerdas (cadenas) están tensas al momento de moverse, nunca se doblan, como si alguien estuviera sentado”, explicó Barrantes.

Además, para Federico Vargas, el otro líder del equipo paranormal y administrador de la página, el hecho de que Jorge y Laura hayan dado su nombre, le da mayor credibilidad al video.

“Si ellos ven que es falso o quieren jugar una broma, no ponen sus nombres. No les importó ser los referentes, eso es es muy importante. Da peso al hecho”, explicó Vargas.

También dijo que Serrano percibió los posibles espíritus de una niña con su madre en el lugar.

Parte del equipo de Tiquicia entre tumbas, que desarrolló el análisis del video. Foto: Cortesía.

“Dice (la clarividente) que la niña está sentada y su madre la impulsa”, añadió Barrantes.

Federicoy el equipo de investigación visitaron el lugar de día y averiguar que el parque está cerrado y con candado durante la noche, para que la gente no haga de la suyas en ese lugar.

“Pensamos ir una noche y hacer una investigación. Vamos a ir pronto”, dijo Federico.